Conflicto minero en Guatemala | Denuncian en la ONU el estado de sitio y “el uso excesivo de la fuerza” contra indígenas

385

Jackson Shaa denuncia en Naciones Unidas uso excesivo de la fuerza en El Estor, Izabal

El secretario del Grupo de Desarrollo Comunitario de Narasha, Jackson Shaa, denunció en la Organización de las Naciones Unidas el estado de sitio que impuso el Estado de Guatemala en contra de los pueblos Q’eqchi’, así como el uso excesivo de la fuerza en la región de El Estor, Izabal, en contra de quienes defienden sus derechos frente al proyecto minero de la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN), subsidiaria de la compañía suiza Soway Investment Group, con capital ruso.

Sha, experto en derechos de los pueblos indígenas, dijo en su alocución: “nuestras hermanas y hermanos en una comunidad maya de Guatemala están enfrentando violencia y amenazas de daño; sus habitantes han luchado por años contra la compañía de níquel”; ahora, con la imposición de un estado de sitio se da un incremento de la volencia, indicó.

Jackson Shaa hizo la denuncia ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a raíz de que El Estor, ubicado a 329 kilómetros al nororiente de la ciudad de Guatemala, permanece militarizado, la población no tiene garantías y las autoridades ancestrales del pueblo maya Q’eqchi’, así como periodistas, están siendo acosados por el Estado.

El pasado domingo 24 de octubre, el municipio de El Estor amaneció con un estado de sitio decretado por el organismo Ejecutivo de Guatemala y ratificado el lunes 25, por el Congreso de la República.

En el lugar se mantuvo una resistencia pacífica por parte de las autoriades del consejo maya Q’eqchi’ de ese municipio, con representación de 94 comunidades, quienes demandaban ser tomados en cuenta en una preconsulta dirigida por el Ministerio de Energía y Minas, como parte de la sentencia de la Corte de Constitucionalidad, de 2019, en la que también declaró que las operaciones de la mina eran ilegales.

La resistencia pacífica, en la que siempre hubo presencia de mujeres y adultos mayores, nunca bloqueo el paso a los vehículos particulares; solo impedía que transitaran por el lugar los camiones de la empresa minera conocidos como “góndolas”, debido a que sus operaciones son ilegales.

En su intervención en Naciones Unidas, Jackson Shaa también se refiere al acoso que sufren periodistas en El Estor, con la restricción de sus derechos y acoso, a partir de la imposición del estado de excepción.

Prensa Comunitaria ha dado cobertura periodística a todo el proceso de resistencia del pueblo Q’eqchi’ en El Estor, desde la instalación del campamento permanente, el 4 de octubre pasado, por lo que sus publicaciones también crearon malestar en diferentes sectores proclives a la mineria, incluso dentro del mismo Estado.

Prensa Comunitaria

Más notas sobre el tema