El Directorio del FMI aprobó desembolso de 800 millones de dólares para Ecuador

497

El Directorio del FMI aprobó el acuerdo de Ecuador, según el BCE

El Directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó el miércoles el programa económico con el país. Así lo confirmó Guillermo Avellán, gerente general del Banco Central del Ecuador (BCE) este jueves 30 de septiembre del 2021.

Una vez aprobado el programa, el desembolso de USD 800 millones llegará en estos días. Además, llegarán otros USD 700 millones hasta diciembre próximo.

Por otro lado dijo que la economía ecuatoriana creció 8,4% en el segundo trimestre del 2021 respecto del mismo trimestre del año pasado.

Avellán resaltó que el segundo trimestre del año pasado fue el más crítico para la economía, pero dijo que también se evidencia una recuperación en el consumo de los hogares.

Pero un bajo desempeño de la inversión pública y privada ha generado que la economía no alcance los niveles prepandemia.

Las industrias que reportaron mejor desempeño fueron refinación de petróleo, petróleo y minería, transporte.
Los sectores de peor desempeño fueron servicios domésticos y construcción.

En cambio, el PIB creció en 2,1% en el segundo trimestre de este año comparado con el primer trimestre de este año.

Unos factores que explican el crecimiento de la economía son la recuperación de las exportaciones y una mayor confianza de las empresas gracias al plan de vacunación contra el covid-19 del Gobierno.

El Comercio


El Directorio Ejecutivo del FMI concluye la segunda y tercera revisión del Servicio Ampliado del FMI para Ecuador y la Consulta del Artículo IV correspondiente a 2021

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó ayer la segunda y tercera revisión combinada del acuerdo en el marco del Servicio Ampliado del FMI (SAF) para Ecuador. La decisión del Directorio hace posible un desembolso inmediato de DEG 568 millones (aproximadamente USD 800 millones), lo cual sitúa el total de desembolsos en el marco del acuerdo en alrededor de USD 4.800 millones. Las autoridades ecuatorianas tienen previsto destinar los recursos para apoyo presupuestario.

El SAF de 27 meses de Ecuador fue aprobado por el Directorio Ejecutivo el 30 de septiembre de 2020 (véase el Comunicado de Prensa No. 20/302) por DEG 4.615 millones (alrededor de USD 6.500 millones, o aproximadamente 661% de la cuota de Ecuador). El programa tiene por objeto respaldar las políticas de Ecuador para la recuperación económica tras la pandemia, restablecer la sostenibilidad fiscal con equidad, reduciendo la deuda pública y ampliando las redes de protección social, y generar un crecimiento sostenible y respetuoso con el medio ambiente, con empleos de alta calidad que beneficien a todos los ecuatorianos.

El Directorio Ejecutivo concedió una dispensa por la inobservancia del criterio de ejecución cuantitativo sobre los depósitos del sector público no financiero, en vista del carácter leve de la inobservancia y las medidas correctivas adoptadas por las autoridades

Tras las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre Ecuador, la Subdirectora Gerente y Presidenta Interina, Antoinette Sayeh, realizó la siguiente declaración:

Los shocks de la COVID-19 y el precio del petróleo asestaron un duro golpe a la economía ecuatoriana en 2020. La recuperación ha sido lenta, pero el ritmo acelerado de la vacunación, la mejora de la economía mundial y el financiamiento del FMI y otras instituciones financieras internacionales están apoyando la recuperación de Ecuador.

Las autoridades han ampliado sustancialmente los programas de asistencia social. Desde julio de 2020, más de 440.000 familias de bajos ingresos han sido incorporadas en las redes de protección social. La continua expansión de estas redes, a fin de incluir a familias en los grupos de ingresos más bajos y en localidades que en general no reciben atención adecuada, será crucial para mitigar el impacto de la pandemia en los más vulnerables.

La persistencia de la pandemia y la recuperación económica gradual hacen necesario que se siga apoyando la economía este año. En adelante, las autoridades están comprometidas a lograr la sostenibilidad fiscal a mediano plazo, reducir la deuda pública y acumular márgenes de reserva mediante una estrategia de consolidación basada en el gasto que a la vez proteja a los más vulnerables, complementada por una reforma tributaria progresiva. Para alcanzar las metas de gasto serán críticas la coordinación dentro del sector público no financiero, el cumplimiento de los cronogramas de presentación de datos y el establecimiento de topes presupuestarios en categorías clave de gasto a corto y mediano plazo. También será esencial avanzar con las reformas estructurales para reforzar la gestión de las finanzas públicas.

Las autoridades han ejecutado reformas estructurales fundamentales para apuntalar el marco de lucha contra la corrupción y las bases de la dolarización, para lo cual promulgaron una nueva ley anticorrupción y un código orgánico monetario y financiero.

Mejorar la transparencia y la gestión de gobierno en la administración de los recursos públicos, incluido el gasto relacionado con la COVID, es crucial para fortalecer la confianza en las instituciones públicas. La implementación completa y rápida de la regulación adoptada el año pasado para recopilar y publicar información sobre los titulares efectivos en los contratos de adquisiciones públicas también es fundamental. Es necesario redoblar esfuerzos para mejorar las declaraciones de activos de personas expuestas en el ámbito político, reformando el marco de lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo (ALD/LFT) y realizar auditorías tributarias.

El sistema bancario parece estar preparado para el retiro de las medidas de respuesta a la crisis al final del año, como lo prevén actualmente las autoridades. Subsanar progresivamente las deficiencias regulatorias en todo el sistema financiero creará condiciones igualitarias y promoverá la resiliencia.

La necesidad de mejorar la competitividad y elevar el crecimiento potencial hace que sea imprescindible emprender reformas estructurales, fundamentadas en un diálogo nacional. En este sentido, los esfuerzos que están desplegando las autoridades para establecer nuevos acuerdos internacionales de comercio y reformar el mercado laboral pueden ayudar a fomentar el crecimiento del sector privado y la inversión extranjera directa.

Evaluación del Directorio Ejecutivo

Los directores ejecutivos estuvieron de acuerdo, en términos generales, con la evaluación del personal técnico. Felicitaron a las autoridades por las medidas adoptadas para mitigar el impacto económico y social de la pandemia y por los avances logrados en la implementación de las reformas. Los directores aplaudieron la decisión de dar continuidad al programa respaldado por el SAF y a sus objetivos de apoyar la recuperación económica tras la pandemia, restablecer la sostenibilidad fiscal y generar un crecimiento verde e inclusivo con empleos de alta de calidad.

Los directores apoyaron una consolidación fiscal más gradual a fin de atender las necesidades urgentes de gasto relacionado con la pandemia este año, ampliar los programas de asistencia social y apoyar la recuperación económica. Acogieron con satisfacción el compromiso de las autoridades con la consolidación fiscal a mediano plazo, y destacaron la necesidad de realizar esfuerzos firmes en materia de ingresos, incluida una reforma tributaria progresiva, para complementar la estrategia de consolidación basada en el gasto. Se recomendó asimismo contar con planes de contingencia en caso de déficits financieros. Los directores recomendaron intensificar los esfuerzos para apuntalar la gestión de las finanzas públicas, a partir del examen previsto del gasto público, la evaluación de la transparencia fiscal y la evaluación de la gestión de la inversión pública.

Los directores subrayaron la necesidad de continuar fortaleciendo la transparencia y la gestión de gobierno en la administración de los recursos públicos para mejorar aún más la confianza en las instituciones públicas. Instaron a que se aplique de forma plena y sin demora la regulación para recopilar y publicar la información sobre los titulares efectivos en los contratos de adquisición pública. Recomendaron asimismo que se sigan realizando esfuerzos para afianzar el marco ALD/LFT y para llevar a cabo auditorías tributarias.

Los directores elogiaron las recientes enmiendas de la ley del banco central destinadas a afianzar su independencia y gobernanza. Felicitaron a las autoridades por el progreso logrado en la mejora del balance del banco central y de los fundamentos del régimen de dolarización.

Los directores acogieron con satisfacción la intención de las autoridades de replegar las medidas de respuesta a la crisis en el sistema bancario a fin de preservar su salud y evitar crear distorsiones. El examen previsto de la calidad de los activos de los bancos públicos por parte de un tercero ayudaría a determinar las necesidades de constitución de provisiones y capitalización. Los directores recomendaron elaborar un plan para subsanar las deficiencias regulatorias, establecer condiciones igualitarias y reforzar el sistema financiero en general.

Los directores destacaron la necesidad de avanzar en las reformas estructurales para mejorar la competitividad, reforzar el entorno empresarial y acelerar el crecimiento respetuoso con el medio ambiente, impulsado por el sector privado. Los directores elogiaron los esfuerzos que están realizando las autoridades para establecer acuerdos comerciales y reformar los mercados de trabajo con el fin de sentar las bases para un crecimiento mayor e inclusivo. Señalaron que una reducción de la dependencia del petróleo ayudaría a preparar a Ecuador para la transición mundial que busca disminuir las emisiones de carbono, promoviendo al mismo tiempo el desarrollo de otros sectores.

Se prevé que la próxima Consulta del Artículo IV con Ecuador se celebrará de conformidad con la decisión del Directorio Ejecutivo sobre los ciclos de consulta de países miembros con programas del FMI.

FMI


VOLVER

Más notas sobre el tema