El gobierno solicitará a Brasil la extradición del exministro de facto de Defensa por el intento de magnicidio de Arce

653

Gobierno solicitará extradición del exministro de Defensa de facto por su vinculación con el intento de magnicidio

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó este miércoles que Bolivia solicitará a la justicia de Brasil la extradición del exministro de Defensa del gobierno de facto, Fernando López Julio, ya que se presentaron los elementos correspondientes sobre su involucramiento en el intento de magnicidio al ahora presidente Luis Arce.

“Ya hemos activado los correspondientes mecanismos que nos otorgan las leyes vigentes y la justicia boliviana, es una denuncia que se ha presentado hace un par de meses, que ha sido ampliada ya con los elementos que hemos presentado hace un par de días (intento de magnicidio). Evidentemente, con este caso más, vamos a pedir la extradición del señor López Julio desde Brasil para que pueda rendir cuentas a la justicia boliviana”, dijo a los periodistas.

Hace unos días, la autoridad de Estado reveló que López Julio contactó a terceras personas para que lleguen al país mercenarios y paramilitares para acabar con la vida del entonces candidato presidencial Luis Arce, el año 2020, y que tenían planificado un complot para que, en caso de ganar las elecciones, no pueda ser posesionado.

El magnicidio planificado en Bolivia guarda relación con lo acontecido en Haití, donde los 21 aprehendidos por el asesinato del presidente centroamericano, Jovenel Moïse, fueron reclutados por Arcángel Pretel Ortiz, quien es enlace de la denominada empresa de seguridad CTU (Counter Terrorist Unit Federal Academy), con sede en Miami (Estados Unidos) y es dirigida por Antonio Emanuel Intriago Valera, personas que llegaron a territorio boliviano para intentar matar al ahora presidente de Bolivia.

Abi


Este viernes, expertos intentarán refutar la auditoría de OEA que señaló “fraude” en 2019

El embajador de Bolivia ante la ONU, Diego Pary, informó que, este viernes, especialistas en temáticas electorales se citarán en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) para demostrar que la auditoría desarrollada por la esa organización en nuestro país “careció de criterio estadístico y que no hubo un fraude en 2019”.

“Se reunirán expertos (para hablar) respecto a temas electorales para demostrar que el trabajo que hizo la OEA estuvo mal, que no tenía ningún sustento ni criterio estadístico”, señaló el embajador, según información del periódico Ahora el Pueblo.

El encuentro tendrá lugar en el salón Las Américas, principal espacio de la OEA, donde interactuarán conocedores del Centro de Investigación en Economía y Política y académicos de otras instituciones, con el fin de indagar en las elecciones de hace dos años.

El Embajador contó que las misiones de México y Argentina fueron las que convocaron a la reunión de este viernes. “Este grupo de expertos analizará y demostrará justamente que el trabajo que hizo la OEA fue fraudulento, un trabajo que solamente tenía intencionalidades políticas”, reafirmó el embajador.

TEMA CONCLUIDO

Mientras que Bolivia intenta demostrar que no hubo irregularidades en los comicios de 2019, la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la Organización de Estados Americanos (OEA) confirmó que en en ese proceso electoral cerró filas y ratificó su posición, con relación a la presunta existencia de incongruencias.

El secretario para el Fortalecimiento de la Democracia, Francisco Guerrero, le habría enviado una misiva al embajador de Bolivia en la OEA, Héctor Arce, mediante la que recalcó su lectura y anticipó que no será parte del encuentro de este viernes.

Opinión


OEA reitera que hubo irregularidades en elecciones de 2019 y da por cerrado el caso

A dos años de las elecciones generales de 2019, la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la Organización de Estados Americanos (OEA) ratificó las irregularidades encontradas en este proceso electoral de Bolivia y recordó al Gobierno nacional que es “un caso cerrado”.

Esta instancia de la OEA, dirigida por Francisco Guerrero, se pronunció este miércoles ante la invitación de la representación de Bolivia al evento “¿Qué pasó con la Elecciones del 2019 en Bolivia y el informe de la OEA?”, que se llevará adelante el viernes, en el salón Las Américas de la OEA, con la participación de especialistas del Centro de Investigación en Economía y Política, y académicos de otras instituciones, además de los representantes de México y Argentina.

“Por razones de fortaleza, solvencia, seguridad y dignidad institucional, no participamos en este tipo de eventos”, señala la carta de respuesta enviada por Guerrero al embajador de Bolivia en la OEA, Héctor Arce Zaconeta.

Guerrero agrega que es “imposible reconstruir” un proceso electoral “que perdió toda integridad” por las irregularidades y manipulaciones.

“Al amparo de los principios de transparencia e idoneidad, reitero que el cúmulo de situaciones, irregularidades y manipulaciones ocurridas, abonaron a un proceso electoral que perdió toda integridad y que es imposible reconstruir. Tomando eso en consideración, para la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA, las elecciones de Bolivia de 2019, como se ha dicho anteriormente, son un caso cerrado”, agrega la nota.

De esta forma, la OEA defiende la auditoría realizada al proceso electoral de 2019 y que encontró “manipulación dolosa” para beneficiar al candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales.

El Gobierno nacional, el partido oficialista y el mismo expresidente desestiman el trabajo de la OEA y promueven el evento de este viernes para desvirtuar los hallazgos de los especialistas del organismo internacional.

Correo del Sur

Más notas sobre el tema