Gobierno panameño advierte que 107 mil migrantes cruzaron la selva de Darién en 2021

522

Se desborda migración por el Darién: 150.000 personas cruzarán la selva en 2021

La situación es grave. Muy grave, pues de acuerdo con cifras del gobierno de Panamá, este año han cruzado la selva del Darién, ubicado en la frontera colombo-panameña, cerca de 107.000 personas, la mayoría de Haití, Cuba y Venezuela, aunque también hay asiáticos y africanos. El dato es impactante, si se tiene en cuenta que esa fue la cifra que se contabilizó durante los últimos seis años. ¿Qué está pasando?

No es el dato más sorprendente: cerca de 19.000 niños han atravesado este año, a pie y algunos solos, por la inhóspita y peligrosa selva, en su ruta hacia Estados Unidos, según datos de Unicef, que hizo saltar las alarmas.

El número de niños que, en lo que va del año, cruzaron la selva del Darién “ha alcanzado su máximo histórico”, pese a ser “uno de los lugares más peligrosos para los migrantes que intentan llegar a Norteamérica”, señaló un informe de esa agencia de la ONU.

“Es un aumento vertiginoso y sin precedentes, nunca habíamos registrado ni visto un número tan alto” de niños migrantes cruzando el Darién, dijo a la AFP Laurent Duvillier, jefe regional de comunicación de Unicef para América Latina y el Caribe.

“Semana tras semana más niños mueren, pierden a sus padres o se separan de sus parientes durante este peligroso viaje. Es espantoso que los grupos criminales se aprovechen de estos niños”, afirma la directora de Unicef para América Latina y el Caribe, Jean Gough.

El llamado Tapón del Darién, zona selvática de 266 km, se ha convertido en corredor para los migrantes irregulares que, desde Suramérica, tratan de cruzar América Central y México rumbo a Estados Unidos. La travesía, donde la espesa vegetación impide a veces ver el sol, está llena de peligros, con animales salvajes -incluso serpientes venenosas-, ríos caudalosos y grupos criminales.

Un flujo migratorio que no cesa. El gobierno panameño estima que para finales de año el acumulado será de 150.000 migrantes por esa peligrosa ruta, donde hay animales salvajes, ríos caudalosos y grupos criminales.

En una entrevista radial, el Gerente de la Frontera de Colombia, Lucas Gómez, aseguró que en este momento, 21.000 migrantes, la mayoría haitianos, se encuentran represados en Necoclí.

De acuerdo con autoridades migratorias colombianas al menos 82.000 inmigrantes haitianos han llegado a Necoclí desde enero de 2021, lugar en el que se vive una grave situación sanitaria y social.

EE. UU. y Colombia hablarán del tema
Frente a la grave situación y acosado por una grave crisis migratoria, Estados Unidos, pidió más control del paso de personas por la selva. El gobierno de Joe Biden está enfrentando una crisis fronteriza por la llegada de miles de haitianos, los cuales han sido enviados de regreso a su país en vuelos especiales.

La semana pasada, el secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Alejandro Mayorkas, afirmó que desde el Departamento de Estado se está trabajando con países suramericanos para conocer cuáles estarían dispuestos a recibir migrantes haitianos. ¿Colombia podría acoger a algunos ya que no llegarán migrantes de Afganistán?

Analistas no ven posible esta opción, pues Colombia ha sido el país de la región que más ha recibido venezolanos y no tendría capacidad para recibir una oleada como la haitiana. De hecho, la semana pasada el presidente Iván Duque aseguró que durante su encuentro con el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, este martes 19 de octubre, le pedirá a ese país minimizar la expectativa de los migrantes haitianos para recibir y desestimular la llegada de los migrantes a pie que buscan cruzar la frontera norte de Colombia para llegar a los Estados Unidos.

Duque aseguró que pedirá a la Casa Blanca aclarar el anuncio del Estatus de Protección Temporal, que no cubre a todos los haitianos, con la esperanza, de que se desestimule el éxodo y el paso por la selva del Darién.

La subsecretaria estadounidense de Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos, Uzra Zeya, aseguró que, “estamos trabajando con socios de toda la región para controlar los flujos migratorios irregulares”.

“Mejorar la seguridad de las fronteras, proteger a las poblaciones vulnerables y combatir a las organizaciones criminales organizadas que se benefician del contrabando y la trata de personas son responsabilidades que compartimos y que requieren un enfoque regional”, agregó la funcionaria, que esta semana también visitó Haití.

Zeya informó que desde 2018, el Departamento de Estado ha proporcionado más de 15 millones de dólares para programas humanitarios y de seguridad fronteriza en Panamá.

“Reconocemos que la solución definitiva para reducir de forma sostenible la migración irregular es trabajar con la sociedad civil, el sector privado, los gobiernos y los socios internacionales para impulsar cambios estructurales” que permitan combatir la corrupción, mejorar la seguridad y promover el crecimiento económico, afirmó Zeya.

Varias agencias de la ONU advirtieron en un comunicado conjunto que la migración por el Darién “ha aumentado en magnitud, nivel de riesgo y precariedad”, por lo que pidieron una mayor cooperación entre los gobiernos para garantizar “una movilidad digna y segura” para los migrantes.

El Espectador

Más notas sobre el tema