Honduras | Los principales partidos opositores se unen bajo la candidatura de Xiomara Castro

679

Salvador Nasralla cede su candidatura para sumarse a Xiomara Castro

Salvador Nasralla renunció a su candidatura presidencial para sumarse a Xiomara Castro y sellar la denominada Alianza con el Pueblo para las próximas elecciones del 28 de noviembre, comunicaron este miércoles en una conferencia de prensa.

Varios allegados al Partido Salvador de Honduras (PSH) y Libertad y Refundación (Libre) habían confirmado a eso del mediodía a periodistas y en las redes sociales la unión en una misma fórmula a nivel presidencial, tal y como ocurrió en 2017.

“Hace cuatro años decliné de la aspiración (a la presidencia) que como partido teníamos (…) para respaldar tu candidatura; te acompañé y te respaldé (…) hoy podemos decir que este momento es importante”, dijo Castro a los medios de comunicación.

Castro, ex primera dama en el gobierno de su esposo Manuel Zelaya (2006-2009), afirmó, previo a firmar el documento que sella la unión de fuerzas políticas, que “hoy podemos decir que a la dictadura le estamos poniendo punto y final”.

“12 años difíciles que ha vivido el pueblo. Hoy somos el pueblo con más pobreza, con la deuda más grande, 12 años que nuestras jóvenes y nuestra familias hondureñas tienen que migrar de este país”, expresó.

Tal y como lo expuso la candidata, el escenario cambia con respecto a hace cuatro años: esta vez la unión será encabezada por Castro (Libre, de izquierda), en contraste al 2017, cuando Nasralla fue el candidato presidencial.

“Hoy me toca a mí devolver la mano”, expresó Nasralla, en referencia al acuerdo político de ese entonces.

Además, esa coalición de 2017 fue inscrita de forma legal, mientras que esta alianza es de facto, porque ya venció el período para registrarla.

Acuerdos de la alianza

Es de mencionar que el presentador era, a su vez, el candidato de una alianza legal previa entre su instituto Partido Salvador de Honduras (PSH, centrista) y el Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (Pinu, centro-izquierda), bautizada como Unión Nacional Opositora de Honduras (UNOH).

“Esta es una alianza de hecho, no legal, porque el plazo ya venció, la cabeza será Xiomara Castro de Zelaya”, expresó Pedro Barquero, asesor de la campaña del presentador.

En ese sentido, las planillas de candidatos a diputados al Congreso Nacional, tanto de Libre como del Partido Salvador de Honduras y del Pinu, se mantendrán intactas.

“Cada uno de los partidos lleva su propia planilla de diputados y su propia planilla de alcaldes. Le gente votará por los diputados (y alcaldes) de su partido”, subrayó Nasralla.

Como parte de los acuerdos, el presentador de la televisión se incluirá en la fórmula de Castro como primer designado presidencial, el segundo será Renato Florentino y en la tercera plaza figurará Doris Gutiérrez, de parte del Pinu.

Los partidos deberán, dentro de los plazos correspondientes, solicitar al Consejo Nacional Electoral (CNE) este cambio en la planilla presidencial.

Por ser una alianza de hecho, las fuerzas tienen el reto de aclarar muy bien a sus votantes el tema de la papeleta electoral, puesto que, a pesar que la fotografía de Nasralla se pretende incluir en la casilla 7 de Libre, siempre existirá en la posición 8 (justo a la par) el espacio para la UNOH, de la cual Nasralla era cabeza.

“Mi foto va a salir debajo de la bandera del partido Libre, junto a los otros dos designados (…) pero también en la casilla número 8 va a estar la bandera de la UNOH que va a tener su candidato a presidente y sus tres designados”, expresó el líder del Partido Salvador de Honduras.

No aclararon, en esa conferencia, si se sustituirá a Nasralla por otro candidato en la fórmula de la UNOH.

Igualmente, Libre y PSH acordaron que la facción de Nasralla controlará el Congreso Nacional.

Castro y Nasralla se reunieron en la sede del Partido Libertad y Refundación (Libre) en horas más tempranas para concretar la alianza y luego se trasladaron a un hotel capitalino a esod el mediodía para presentarla.

Trascendió que los aspirantes a la presidencia intentaron que el candidato del Partido Liberal, Yani Rosenthal, se uniera a ellos. Sin embargo, este no aceptó sumarse, confirmó a EL HERALDO una persona ligada a su campaña.

Para los dirigentes del oficialista Partido Nacional, la alianza demuestra que las facciones no tenían suficiente apoyo popular, por lo que tuvieron que recurrir a la unión.

“Igual les vamos a ganar”, aseguró en uno de los dos tuits que el secretario de Comunicaciones del Partido Nacional, Kilvett Zadbiel Bertrand, dedicó a la noticia.

Diferencias previas

La alianza es una episodio más de una relación al vaivén de una montaña rusa entre “El señor de la televisión” y los dirigentes de Libertad y Refundación.

Para 2017, sellaron un acuerdo al grado que Nasralla, caracterizado por una postura centrista en la política, hizo suyo algunos postulados de la ideología socialista de Libre.

Sin embargo, tras la derrota de la llamada Alianza de Oposición en las elecciones pasadas, tanto el expresidente Manuel Zelaya, líder de Libre, y Nasralla, candidato de la coalición, sufrieron un distanciamiento que los llevó a tomar caminos diferentes y hasta a lanzarse ofensas en recientes comparecencias públicas.

“A Mel no lo quiere la empresa privada, no lo acepta la embajada de Estados Unidos, Mel tiene un montón de gente en contra que no permitieron que yo llegara a la presidencia… Mel tiene mucha gente que lo adversa que es importante”, expresó en una ocasión Salvador.

Por su parte, Zelaya, dijo de su antiguo socio político: “Yo reconozco el papel que Salvador hizo en la campaña, que atendió todo lo que planificamos juntos, todas las posiciones las atendió, pero una vez que fue presidente electo prácticamente a mí ni me volvió a hablar”.

El dirigente de Libre agregó: “No comparto su estrategia política porque destruye el posicionamiento de la Alianza, divide la Alianza, le da un zarpazo, rompe la Alianza prácticamente y no voy a asumir esa gran carga”.

El Heraldo

Más notas sobre el tema