La Cepal advierte que la pandemia agudizó las “inaceptables desigualdades” en la región

558

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) advirtió que la pandemia del covid-19 mostró en toda su diversidad e intensidad las inaceptables desigualdades de la región y también magnificó sus graves brechas estructurales; para revertir esta situación, instó a desarrollar sectores clave, como el de las energías renovables y recuperar el sector turístico.

La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, recordó que el progreso económico y social ya mostraba señales claras de estancamiento cuando empezó la pandemia, pues en el sexenio 2014-2019, el producto interno bruto (PIB) de América Latina y el Caribe había crecido tan sólo 0.3 por ciento por año y el porcentaje de la pobreza extrema había aumentado de 7.8 a 11.3 por ciento de la población y la pobreza transitó de 27.8 a 30.5 por ciento.

Durante su participación en la XVIII Reunión del Consejo Regional de Planificación, señaló que a finales de 2020, el total de personas pobres ascendió a 209 millones, 22 millones más que el año anterior; y a 78 millones de personas en situación de pobreza extrema, 8 millones más que en 2019 .

“La pandemia agudizó las inaceptables desigualdades, particularmente, la desigualdad de género impactó las condiciones laborales de las mujeres, generando un retroceso de más de una década en los avances logrados en materia de participación laboral”, indicó la alta funcionaria de Naciones Unidas.

“Estas proyecciones, sin duda, han debilitado la confianza de los ciudadanos en las instituciones democráticas que son percibidas como que no están preparadas para responder a los crecientes complejos desafíos del desarrollo y que nos alejan, además, del logro de la agenda 2030 y sus objetivos”, agregó.

Ante esta situación, la titular de la Cepal indicó que si bien los países se encuentran en medio de la pandemia con esquemas de vacunación que progresan de forma muy asimétrica, necesitan sobreponerse a la coyuntura y construir de manera participativa escenarios de futuro que contemplen un estilo de desarrollo con mayor igualdad y sostenibilidad, así como crecimiento que genere empleo y que tenga como condición habilitante la reconstrucción de confianza en las instituciones.

Sectores clave

En este contexto, apuntó que los sectores clave a desarrollar en América Latina y el Caribe son los relacionados con energías renovables no convencionales, movilidad sostenible en espacios urbanos, revolución digital, inclusión digital y la industria manufacturera de la salud para potenciar las capacidades de la propia región en la producción de medicamentos y vacunas.

Además, abundó Alicia Bárcena, es necesaria la recuperación del sector turístico, que fue uno de los más afectados en la pandemia, así como el desarrollo de la economía del cuidado, porque no pueden seguir siendo las mujeres las que sigan llevando adelante el cuidado de los niños y de los adultos mayores.

Milenio

Más notas sobre el tema