La OEA discute hoy la situación de Nicaragua: el gobierno denuncia injerencia y no envía a su representante

518

OEA discutirá situación de Nicaragua, pero el régimen no asistirá en «protesta». ¿Qué se puede esperar?

Hoy, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos tiene como segundo punto de agenda la «situación de Nicaragua». La cancillería nicaragüense envió una «nota de protesta» por considerar que se abordarán «aspectos que corresponden única y exclusivamente a la decisión de los ciudadanos y ciudadanas nicaragüenses» y anunció que el representante de Nicaragua no participará en la sesión.

El 15 de junio de este año, 26 países aprobaron una resolución sobre «La situación en Nicaragua”, que «condena el arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas a los posibles candidatos presidenciales, a los partidos políticos y a los medios de comunicación independientes». La Resolución pide «la inmediata liberación de los posibles candidatos y de todos los presos políticos».

Además, se hizo un enérgico llamado al Gobierno de Nicaragua a que, «sin demora, implemente medidas legislativas y de otro tipo que sean acordes con las normas internacionales aplicables a fin de promover unas elecciones libres y justas en noviembre, incluido el buen recibimiento de observadores electorales fidedignos de la OEA y de otros países».

El proyecto de Orden del Día de la sesión ordinaria que se realizará en la modalidad virtual este miércoles 20 de octubre, ha colocado el tema de Nicaragua como segundo punto de agenda, bajo el título «La situación de Nicaragua», el cual se incluyó a propuesta de las representaciones de Canadá y Chile. La sesión está programada para iniciar a las 8:00 a.m. hora de Nicaragua.

Para el sociólogo y analista político, Oscar René Vargas, «van a abordar la situación de Nicaragua, el tema de los presos políticos y que las elecciones no son transparentes, lo que puede salir ahí es una Resolución consensuada pidiendo la liberación de los presos políticos y las libertades democráticas».

Vargas considera que podría surgir una resolución similar a la de octubre de 2020, «van a hacer referencia diciendo que no han cumplido» y a su juicio «es por eso que Nicaragua no asistirá, porque no puede decir nada, lo que prefieren es no asistir, ante la situación de quedarse callado que es engorroso».

La presidencia del Consejo Permanente está a cargo del embajador Josué Fiallo, representante permanente de República Dominicana y por Nicaragua la representación está a cargo del embajador Luis Alvarado Ramírez, representante interino.

Las razones para hablar de «la situación de Nicaragua»

En junio la reunión se realizó tras la solicitud que hizo el 9 de junio el secretario general de este organismo, Luis Almagro, quien afirmó que «debería considerarse la activación de los mecanismos necesarios para la aplicación a Nicaragua del artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana», en respuesta a la cacería que emprendió el régimen de Daniel Ortega en contra de precandidatos presidenciales y opositores.

El 23 de junio se realizó la última sesión del Consejo Permanente de la OEA en la que se abordó la situación de Nicaragua. En ella la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expuso un informe sobre las violaciones a los derechos humanos.

La reunión de este 20 de octubre y la «protesta» de Nicaragua
La solicitud para que en la reunión de mañana se abordara el tema de la situación de Nicaragua fue hecha por los representantes de los gobiernos de Canadá y Chile.

El gobierno nicaragüense, tras la convocatoria, envió una «nota de protesta» en la que señala que el encuentro es: «Para conocer, entre otros puntos, aspectos que corresponden única y exclusivamente a la decisión de los ciudadanos y ciudadanas nicaragüenses».

Y expresó categóricamente que no acepta «discutir ni juzgar, los actos de soberanía que el pueblo nicaragüense, en ejercicio de sus derechos fundamentales realiza para vivir, conforme nuestras leyes y normas sociales».

«Autoaislamiento»

En la nota el Gobierno argumenta además que es «inadmisible» que otro u otros Estados, en abierta violación al principio de autodeterminación de los pueblos y de no intervención en los asuntos internos de otras naciones, juzguen a otro pueblo libre, por ello, «rechazamos esta reunión ilegítima desde su nacimiento, y no participamos de ella, puesto que nuestro respeto por los derechos de los demás pueblos de Nuestra América, empieza por hacer valer los derechos fundamentales de Nicaragua y los nicaragüenses».

Un especialista en diplomacia y relaciones internacionales indicó, bajo condición de anonimato, que «los procedimientos del Consejo Permanente requieren asistencia de una mayoría simple de representantes de los Estados Miembros. La situación de Nicaragua está incluida como punto de agenda, y planteada como oportunidad de diálogo entre los participantes. Al contemplarse también otros temas más ejecutivos, será una pena que Nicaragua no esté presente».

«Es una forma de autoaislamiento», valoró.

Asimismo indicó que «hasta ayer no había proyecto de resolución, pero parece que algunas delegaciones están proponiendo uno. La ausencia voluntaria de los representantes de Nicaragua no impide ni diálogo ni consideración de cualquier resolución que pueda proponerse, si se diera el caso», explicó.

Proyecto de Resolución

Este martes, la misión permanente de Canadá, en representación de las misiones permanentes de Antigua y Barbuda, Chile, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Paraguay y Uruguay presentaron un proyecto de Resolución «para que sea considerado en la sesión del Consejo Permanente».

Entre los puntos planteados están: reiterar el llamado para la liberación inmediata de los precandidatos presidenciales y los presos políticos; expresar su «grave preocupación» porque los llamados del Consejo Permanente de comprometer al Gobierno de Nicaragua a la celebración de elecciones libres y justas han sido ignorados.

Además de «tomar nota con alarma del deterioro de la situación de los derechos políticos y derechos humanos en Nicaragua y del empeño del Gobierno de Nicaragua de minar el proceso electoral».

Agrega la propuesta «urgir con vehemencia al Gobierno de Nicaragua a poner en práctica y sin demora los principios de la Carta Democrática Interamericana, así como todos los estándares internacionales reconocidos, incluidas reformas electorales acordadas, con vistas a celebrar elecciones libres, justas y transparentes tan pronto sean posible, bajo observación de la OEA y otra observación internacional creíble».

Concluye planteando «adoptar si es necesario, otras acciones de conformidad con la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana, incluida una valoración de las elecciones del 7 de noviembre durante la 51 Asamblea General».

La 51 Asamblea General está prevista a realizarse de manera virtual en el mes de noviembre, teniendo como sede de transmisión a Guatemala.

Para Eddy Acevedo, exasesor en la política exterior de la excongresista Ileana Ros-Lehtinen y asesor de USAID, «la votación en el Consejo Permanente es un gran primer paso, pero la reunión de la Asamblea General, programada para el 10 de noviembre, le dará a la OEA la oportunidad de respaldar su retórica con acciones firmes que deberían ser suspender a Nicaragua del organismo».

Acevedo, actual Jefe de Staff y asesor senior del Woodrow Wilson Center, recordó que la OEA en junio reciente, con apoyo de 26 países, se unieron para condenar «fuertemente las acciones del régimen de Ortega, la votación de este miércoles, demostrará una vez más que la preocupación por el fraude electoral, la detención injusta de presos políticos y las innumerables violaciones de derechos humanos, son una amenaza regional para la mayoría de los países del Hemisferio Occidental, no solo de los Estados Unidos».

Obligación de cumplir con la OEA

Por otro lado, Oscar René Vargas consideró que aludir el tema de la soberanía «es el discurso que se ha mantenido en los últimos años para justificar que ellos pueden hacer lo que quieran al exterior de Nicaragua, el problema es que Nicaragua está sometida a un acuerdo que Nicaragua firmó en la Constitución de la OEA en 1948 y en la Carta Democrática que se firmó en 2001».

Señaló además que Nicaragua tiene obligación que cumplir con la OEA «por voluntad propia porque el Estado de Nicaragua se comprometió a eso» y agregó que «decir que son temas de soberanía es para justificar el no cumplimiento y la no asistencia a esa reunión».

Vargas estimó «que las resoluciones de la OEA no han logrado que Ortega cambie de lógica, pero sí que está más aislado internacionalmente» y agregó que con la experiencia de las resoluciones anteriores «es muy limitado que Ortega cambie de políticas».

Apuntó que si este miércoles «la OEA llama a este proceso de elecciones como una farsa electoral, difícil para Ortega no tomar en consideración esta Resolución porque coincidiría con lo que está manteniendo tanto el Gobierno de Estados Unidos como los gobiernos de la Unión Europea, por lo tanto la ilegitimidad del régimen estaría expuesta y eso los hace débiles».

¿Qué es el Consejo Permanente?

El Consejo Permanente de la OEA «depende directamente de la Asamblea General y tiene la competencia que le asignan la Carta y otros instrumentos interamericanos, así como las funciones que le encomiende la Asamblea General y la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores», indica el sitio oficial del organismo.

Además «vela por el mantenimiento de las relaciones de amistad entre los Estados Miembros y con tal fin ayuda de una manera efectiva en la solución pacífica de sus controversias. Ejecuta aquellas decisiones de la Asamblea General o de la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores cuyo cumplimiento no hayan sido encomendados a ninguna otra entidad».

La Prensa


Nota Protesta de Nicaragua a los Estados en la OEA

Nota de Protesta, de nuestro MINREX a los Estados en la OEA y a los Medios y Público en general.

La Soberanía de un Pueblo no se discute, se defiende…

A.C. Sandino

MINISTERIO DE
RELACIONES EXTERIORES
Managua, Nicaragua

HONORABLE PRESIDENTE
DEL CONSEJO PERMANENTE DE LA OEA

HONORABLES DELEGADOS DE ESTADOS Y GOBIERNOS DE NUESTRA AMÉRICA

El 20 de Octubre 2021, se ha convocado al Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, OEA, para conocer, entre otros puntos, aspectos que corresponden única y exclusivamente a la decisión de los Ciudadanos y Ciudadanas nicaragüenses. Nuestro País, expresa categóricamente que No aceptamos discutir ni juzgar, los actos de soberanía que el Pueblo nicaragüense, en ejercicio de sus derechos fundamentales realiza para vivir, conforme nuestras leyes y normas sociales.

Para nuestra ciudadanía, es inadmisible que otro u otros Estados, en abierta violación al Principio de autodeterminación de los Pueblos y de no Intervención en los asuntos internos de otras Naciones, Juzguen a otro pueblo libre, por ello, rechazamos esta reunión ilegítima desde su nacimiento, y no participamos de ella, puesto que nuestro respeto por los derechos de los demás pueblos de Nuestra América, empieza por hacer valer los derechos fundamentales de Nicaragua y los nicaragüenses.

Cumplimos nuestra Norma Suprema, la Constitución Política de los nicaragüenses, que dispone:

“La independencia, la soberanía y la autodeterminación nacional, son derechos irrenunciables del pueblo y fundamentos de la nación nicaragüense. Toda injerencia extranjera en los asuntos internos de Nicaragua o cualquier intento de menoscabar esos derechos, atenta contra la vida del pueblo. Es deber de todos los nicaragüenses preservar y defender estos derechos.”

Desde Nicaragua, Tierra Bendita y siempre Libre. Managua, 18 de Octubre, 2021

MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES
GOBIERNO DE RECONCILIACIÓN Y UNIDAD NACIONAL REPÚBLICA DE NICARAGUA

minrex

minrex

Más notas sobre el tema