Lanzan campaña internacional por el periodista argentino Sebastián Moro, asesinado durante el golpe en Bolivia

777

Con la adhesión de más de 100 organismos de derechos humanos, la familia de Sebastián Moro lanzó una campaña internacional para pedir justicia por el periodista argentino presuntamente asesinado en Bolivia durante el golpe de Estado contra Evo Morales y exigir que la causa se caratule como “delito de lesa humanidad”.

A través de una conferencia de prensa realizada en dos modalidades en simultáneo, combinando un acto presencial en la Casa Argentina en Bolivia con una instancia virtual, los familiares de Moro -junto a representantes de organismos de derechos humanos y los abogados de la causa- lanzaron la campaña internacional, nucleada en las redes sociales con el hashtag #JusticiaPorSebaMoro.

El encuentro presencial fue abierto por el embajador de Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro, quien expresó el “acompañamiento” del gobierno de Alberto Fernández en “el reclamo por los derechos humanos y la democracia en Bolivia y el esclarecimiento de los asesinatos que se dieron en esa trágica semana del 10 de noviembre en adelante y que dejó un saldo muy alto de vidas humanas, como el caso de Sebastián”.

A su vez, moderó la instancia virtual Agustín Cetrángolo, referente de H.I.J.O.S Capital, quien enumeró a las organizaciones adheridas y cedió paso a Raquel Rocchietti, madre de Sebastián Moro, para dar inicio a la lectura del documento.

Por medio del comunicado se refirió a su hijo como “un ejemplo del compromiso del periodismo con los derechos humanos en América Latina” y dejó constancia de que Sebastián “informó sobre los continuos enfrentamientos y paralización del país y denunció el modus operandi de estos grupos de choques radicalizados”.

En la misma línea afirmó que “Sebastián es el primer periodista en el mundo de anunciar y denunciar el golpe de estado y a su vez es su primera víctima fatal” y sostuvo que “dedicó su vida por la lucha de derechos humanos, la democracia, la memoria, la verdad y la justicia”.

En el documento también se detallaron de forma cronológica los sucesos desde que Sebastián se radicó en Bolivia hasta su fallecimiento en una clínica el 16 de noviembre de 2019, siete días después de haber aparecido en su cama “semi inconsciente, con marcas de golpe y una silla tirada en el piso”.

También se denuncia que “los médicos del sanatorio desalentaron a la familia Moro de reclamar la autopsia” y, en la misma línea, que “las autoridades diplomáticas argentinas negaron la posibilidad de que un avión sanitario pudieran repatriar el cuerpo”, por lo que las familiares “se vieron obligadas a aceptar la cremación y traer las cenizas de Sebastián”.

“La familia Moro presentó denuncias en la Justicia Federal en la Argentina para que la causa de Sebastián Moro sea declarada como posible delito de lesa humanidad”, subraya el documento.Al finalizar la lectura todos los presentes recitaron al unísono: “Es tiempo de Justicia por Sebastián Moro”.

Acto seguido, tomó la palabra Penélope Moro Rocchietti, hermana de Sebastián, quien agradeció a los organismos presentes y resaltó la importancia de “mostrar la unidad y fortalecer la lucha”, a la vez que llamó a “hacer de Sebastián un acercamiento a nuestros hermanos y hermanas bolivianas”.

“Sebastián lo dio todo y no podía quedar separado de los bolivianos asesinados en las masacres de Senkata y Sacaba”, PENÉLOPE, HERMANA DE SEBASTIÁN.

En este sentido cedió el micrófono a Gloria Quispe, representante de los familiares fallecidos en Senkata. La hermana de Antonio Quispe Ticona, asesinado en manos de las fuerzas represivas bolivianas durante la masacre del día 15 de noviembre, aseguró que “han destrozado a muchas de las familias al haber vulnerado nuestro derecho a la vida” y sentenció que “no vamos a descansar en busca de la justicia para que nuestros seres queridos puedan descansar en paz”.

Hicieron también uso de la palabra desde la plataforma virtual los abogados de la familia de Sebastián Moro, que dieron detalle sobre el estado de las causas radicadas tanto en Argentina como en la fiscalía de La Paz, Bolivia.

“Lo que le ocurrió a Sebastián era un crimen de lesa humanidad en el marco de un golpe de estado ocurrido en Bolivia”, comenzó la doctora Viviana Beigel, y agregó que hay “indicios contundentes” de los golpes recibidos por Sebastián, lo que se traduce en las “pruebas suficientes para considerar que la muerte no ha sido ni accidental ni producto de la salud de Sebastián”.

La abogada explicó que en Argentina “no hay aún posibilidades de investigación” y se espera que el gobierno boliviano “a través de su poder federal avance en la investigación, que sea inteligente y responsable y que finalmente determine quiénes causaron la muerte de Sebastián Moro”.

Sobre esto, la abogada Mary Carrasco, encargada del proceso judicial boliviano, sentenció que, como el hecho ocurrió en La Paz, es esa fiscalía la que “tiene la responsabilidad de investigar cómo ocurrió el hecho y cuál fue la razón del delito sobre Sebastián Moro”.

Entidades que se suman al pedido de justicia

Adhirieron a la convocatoria Madres Línea Fundadora (Argentina), El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Sipreba, ATE Congreso de la Nación (Argentina), el Comité de Solidaridad con los Pueblos Latinoamericanos, la Mesa Provincial de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba (Argentina), La Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos-Desaparecidos (Fedefam), Asamblea de Ciudadanos Argentinos en Francia, H.I.J.O.S. Capital (Argentina), Cispren / Fatpren (Córdoba, Argentina), Red PAR (Periodistas de Argentina de Red por una Comunicación No Sexista, Mendoza, Argentina), entre otros.

Télam


VOLVER

Más notas sobre el tema