Macri presentó un escrito y pidió ser sobreseído en la causa por espionaje ilegal a familiares del ARA San Juan

590

Macri presentó un escrito y pidió ser sobreseído

El expresidente Mauricio Macri presentó este miércoles un escrito en su declaración indagatoria por supuesto espionaje ilegal a familiares de víctimas del hundimiento del submarino ARA San Juan y pidió ser sobreseído, en la audiencia ante el juez federal interino de Dolores Martín Bava, informaron fuentes judiciales.

En una breve audiencia en el juzgado federal de Dolores, Macri y su abogado Pablo Lanusse presentaron el escrito, en tanto que el exmandatario se negó a responder preguntas.

“Enfatizamos una vez más que el expresidente Mauricio Macri ni espió ni ordenó espiar. Hemos ofrecido pruebas para demostrar la fantasiosa, antojadiza y arbitraria pseudoconstrucción de inexistentes hechos con los que lo quieren procesar”, dijo a la prensa el abogado Lanusse, en la puerta del juzgado.

Macri llegó en auto a las 11.50 al edificio de la Municipalidad de Dolores, donde desde más temprano se habían congregado algunos dirigentes del PRO, como Cristian Ritondo, Hernán Lombardi, Gabriela Michetti y Martín Yeza, para brindarle su apoyo al exmandatario.

Al arribar a la sede de la Municipalidad, el expresidente agredió al canal de noticias C5N, al tomar y tirar el micrófono del cronista que se encontraba cubriendo el hecho.

Minutos más tarde, acompañado por un reducido grupo de militantes, Macri se dirigió a pie hacia el juzgado federal de Dolores -ubicado a dos cuadras de la sede comunal-, al que fue convocado por cuarta vez luego de que el jueves pasado la indagatoria se suspendiera sobre la marcha, por el planteo de su defensa que sostuvo que para poder declarar el expresidente necesitaba ser relevado del deber de confidencialidad.

Este hecho derivó en una segunda recusación presentada por el abogado del exmandatario, Pablo Lanusse, que el propio magistrado rechazó el lunes “in limine” tras señalar que no había ningún motivo para que prosperara su apartamiento del expediente.

El incidente de recusación ya se encuentra en manos de la Cámara Federal de Mar del Plata que, a diferencia de lo que hizo en el primer intento de la defensa de Macri, convocó a una audiencia para el 12 de noviembre y recién después decidirá si confirma o aparta al magistrado.

Si bien la decisión adoptada por el tribunal de apelaciones no suspende la indagatoria prevista para hoy, en el ámbito judicial especulan con que la defensa de Macri podría intentar una nueva postergación bajo el pretexto de que la Cámara Federal de Mar del Plata no volvió a ratificar a Bava al frente del expediente.

La abogada Valeria Carreras, representante legal de una de las querellas, consideró que la decisión adoptada por “la Cámara en esta oportunidad es una clara señal contra el juez Bava” y lamentó que implicara una “nueva pérdida de credibilidad de la Justicia”.

“Al hacer lugar al pedido de prueba del imputado Macri, la cual incluye sea remitido el video de la audiencia de indagatoria del día 28/10/21, está poniendo en duda los dichos del juez volcados en el acta de indagatoria de ese día que fuera firmada tanto por Macri como por su defensor particular Lanusse”, sostuvo la abogada en diálogo con Télam.

La misma querella había denunciado este martes que el expresidente está actuando en el expediente con “mala fe” procesal al señalar que desde que fue llamado a indagatoria el 1 de octubre pasado recurrió a distintas “chicanas” para evitar tener que rendir cuentas ante la Justicia.

La última de esas argucias enumeradas por la querella fue el pedido que hizo la defensa del exmandatario para que se lo autorice a viajar el 15 de noviembre a Arabia Saudita ante una supuesta invitación que le cursara el príncipe de ese país y que no fue adjuntada en el pedido de autorización, según pudo saber Télam.

El mismo día que lo citó a indagatoria por primea vez, el juez Bava le impuso a Macri la restricción de salir del país y su situación procesal no cambió desde ese entonces (de hecho, aún no se cumplió de forma completa con la indagatoria), por lo que la querella que encabeza Carreras se manifestó en contra de que se le conceda el permiso solicitado.

El abogado Luis Tagliapietra, padre de uno de los tripulantes del Ara San Juan, también manifestó su oposición al pedido de autorización formulado por la defensa de Macri para que lo autorice a salir del país y reiteró el pedido de que se le dicte prisión preventiva porque considera que su actitud representa un riesgo para el expediente.

Tagliapietra enumeró que Macri buscó de distintas formas eludir su indagatoria, que quiere irse a Arabia Saudita –”país con el que no hay acuerdo de extradición”- e hizo pública su intención de irse a dar clases a una universidad de los Estados Unidos

Sobre la polémica vinculada con el supuesto deber de confidencialidad de Macri, el juez Bava resaltó el lunes que lo citó a indagatoria sin antes solicitar que le levantaran el deber de confidencialidad porque, a su criterio, no era necesario.

En la causa se investigan supuestos delitos de inteligencia “prohibidos por la ley” y no “actividades que hagan a la seguridad interior y/o defensa nacional” ante lo cual “no resultaba necesario el relevamiento en cuestión”, sostuvo.

Pese a ello, luego de suspendida la indagatoria el juez envió un oficio al presidente Alberto Fernández para pedir que se releve a Macri de ese deber, algo que se concretó al día siguiente.

Macri deberá presentarse en Dolores para ejercer su derecho a defensa en torno a seis acusaciones concretas de hechos de espionaje ilegal a familiares de los 44 fallecidos en el hundimiento del submarino en 2017.

El expresidente está imputado por maniobras de espionaje porque, como presidente, era el responsable de fijar los lineamientos estratégicos y objetivos generales de la política de Inteligencia Nacional, según la ley de inteligencia, se sostuvo al convocarlo a indagatoria, en una resolución que firmó Bava el 1 de octubre pasado.

Además, la Justicia sospecha que el exmandatario se nutrió de informes elaborados por la AFI para poder conocer de antemano los reclamos que le harían los familiares de las víctimas y que algún organismo del Estado pudo haber utilizado la información para saber con quienes se vinculaban.

En la causa abierta a raíz de una denuncia de la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia Cristina Caamaño están acusados además los exresponsables de la AFI en el macrismo Gustavo Arribas y Silvia Majdalani,

Macri fue citado por primera vez para el 7 de octubre, pero no se presentó porque estaba fuera del país y luego faltó a la segunda convocatoria, fijada para el 20 de octubre, oportunidad en la que su abogado presentó por vía remota la primera recusación contra el juez.

La tercera convocatoria fue la del jueves pasado que se suspendió por el pedido de la defensa de Macri, acompañado por el fiscal Juan Pablo Curi.

En esa audiencia del jueves pasado el expresidente llegó a escuchar la lectura de los cargos en su contra, antes de que su defensa pidiera la suspensión por no haberse hecho el pedido de relevarlo del deber de confidencialidad en base a la Ley de Inteligencia 25520.

Télam


La trastienda de la indagatoria de Mauricio Macri en Dolores: cómo fue su diálogo con Bava y qué dice el escrito que presentó

La presencia de Mauricio Macri en Dolores ante el juez Martín Bava fue breve. En menos de una hora, el expresidente acusó al magistrado de estar apurado en procesarlo antes de las elecciones del 14 de noviembre y entregó un escrito en el que niega haber ordenado el espionaje sobre los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan y haber utilizado esa información en su favor. El líder de Juntos por el Cambio, además, acusó al juez de haberlo “metido por la ventana”, de no tener independencia y de querer procesarlo antes de las elecciones.

“Se nota que usted está muy apurado por resolver antes de las elecciones. No le hago perder más tiempo. Voy a presentar un escrito”, dijo el expresidente al juez Bava. Cuando el magistrado le consultó si iba a contestar las preguntas del fiscal, Macri respondió: “Ya le dije que no le voy a hacer perder tiempo”. Tanto el expresidente como su defensa sostienen que el juez va a procesarlo antes de las elecciones del 14 de noviembre.

Antes de irse, el expresidente dejó un escrito de unas catorce páginas en el que niega los hechos. “La imputación que dirige en mi contra no tiene pies ni cabeza, y solo encuentra explicación, tristemente, en el escenario electoral en el que nos encontramos. Lo que no solo lamento inmensamente por los HÉROES víctimas del ARA San Juan y por sus familias, y los demás fallecidos de los otros buques pesqueros y sus familiares, sino también por nuestra República, nuestras instituciones y por la salud de la Administración de Justicia”, dice el escrito de Macri.

Las medidas que Macri le pidió a Bava

El expresidente, además, pidió al juez que provea una serie de medidas, entre las que se destacan varias declaraciones testimoniales. Entre ellas, Macri quiere que declare como testigo la actual interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Cristina Caamaño, que fue quien denunció el espionaje sobre las familias del ARA San Juan. Macri también le pide a Bava que cite a la exministra de Seguridad Patricia Bullrich, al exministro de Defensa Oscar Aguad, al jefe de la custodia presidencial y de la Casa Militar.

El defensor de Macri, Pablo Lanusse, salió por separado del expresidente. “Si el juez no ordena las medidas, quedará en evidencia de que estaba apurado en resolver”, le dijo a este diario mientras se apartaba del juzgado de la calle Buenos Aires de Dolores.

Según pudo reconstruir Página/12, Macri sostuvo que Bava no es competente para intervenir, es carente de independencia y sostiene que lo metió en la causa después de que el oficialismo perdió en las primarias. Lo cierto es que Caamaño lo había denunciado el 23 de septiembre del año pasado.

Macri dice que durante su gobierno no existió espionaje y que mucho menos destinó recursos para ello. Sin embargo, no es sólo esta causa la que da cuenta del accionar ilegal de la AFI durante la era Cambiemos. Solo en Dolores tramitan tres causas: la que orbita alrededor de Marcelo Sebastián D’Alessio y que está por ser elevada a juicio, las de las bases del llamado Proyecto AMBA para hacer espionaje político en provincia de Buenos Aires durante el año electoral de 2017 y la del ARA San Juan. En Comodoro Py, están los dos expedientes que tramitaron en Lomas de Zamora: la de la vigilancia sobre Cristina Fernández de Kirchner en su departamento y en el Instituto Patria y la que involucra las andanzas de los Súper Mario Bros y el espionaje a los presos kirchneristas. Hay otra denuncias por el accionar de la AFI en el marco de las cumbres mundiales de la OMC y del G20, entre otras presentaciones que tramitan en los tribunales de Retiro.

Lo que está acreditado en la causa

Bava tiene acreditado que la AFI siguió a los parientes a partir de diciembre de 2017 y hasta que se halló el submarino. Para el juez, lo que podría haber disparado la vigilancia de los espías fue la primera reunión que Macri mantuvo con las familias en la base naval de Mar del Plata el 20 de noviembre, a cinco días de que

El expresidente quiere que la Cámara Federal de Mar del Plata aparte al magistrado que ya procesó a otros nueve imputados por las tareas ilegales que desde la base Mar del Plata de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) se desplegaron entre diciembre de 2017 y finales de 2018.

Página 12


En su llegada a Dolores, Macri le arrebató el micrófono a un movilero

Tras ser relevado de la obligación de guardar secreto en temas de inteligencia por haber sido Presidente, Mauricio Macri se acercó este miércoles al mediodía al Juzgado de Dolores convocado por el juez federal Martín Bava donde, antes de ingresar y rodeado de la prensa, tuvo una actitud por lo menos fuera de lugar.

Entre el tumulto de periodistas y fuerzas de seguridad en la vereda, cuando Macri -quien hace alardes de sí mismo como una persona respetuosa de las instituciones y la libertad de prensa- entraba a declarar, estiró su mano izquierda y le quitó el micrófono aL movilero del canal C5N (opositor a Macri), Nicolás Munafo, tras lo cual lo arrojó al piso, un guardia de seguridad lo pateó y se rompió.

Por su parte, el periodista Lautaro Maislin, publicó en su cuenta de Twitter una foto con el momento exacto en el que el expresidente tiene la deliberada actitud:

Infonews

Más notas sobre el tema