Así actúan las principales bandas en las cárceles del país – Por El Telégrafo

367

Este año fue el más violento en la historia carcelaria ecuatoriana reciente y la masacre del 12 y 13 de noviembre, ocurrida en la Penitenciaría del Litoral, elevó a 316 las muertes en las cárceles del país en lo que va del 2021, las cuales fueron provocadas por enfrentamientos entre reos y decesos atribuidos a suicidios.

Las autoridades fiscales insisten en que hay una pugna de poder para liderar las prisiones, sin embargo, algunos expertos e incluso el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI), institución encargada de las cárceles, coinciden en que hay una “guerra narco” en el país. Las megabandas estarían detrás de los actos atroces que se viven en las prisiones.

Una de las razones para que se den este tipo de incidentes apunta a que esto inició desde el asesinato del líder del grupo Los Choneros, Jorge Luis Zambrano, alias Rasquiña. Los mandos delincuenciales buscan ascender, con violencia, en la estructura de poder del negocio del narcotráfico.

De ahí que su guerra interna repercute en las calles del país, donde la pugna se centra en acaparar los territorios para la venta de sustancias ilícitas. Aunque el Informe de la Estrategia Internacional de Control de Estupefacientes elaborado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos indica que la persecución es por las rutas millonarias del narcotráfico, que llevan alrededor del 70% de las sustancias ilícitas provenientes de Colombia y Perú desde los puertos de Guayaquil hacia Estados Unidos y Europa.

Las organizaciones funcionan, según los procesos judiciales, con estructura de empresas, con un jefe, personal que deposita el dinero en cuentas y crea compañías para legalizar las ganancias. También tienen personal que hace el trabajo sucio, los sicarios o gatilleros, y también los llamados “comemuertos”, aquellos reclusos que por dinero se atribuyen asesinatos que no han cometido, pues las nuevas sentencias que les pueden imponer no aumentan su pena.

Estas bandas se manejan en medio del hacinamiento de más de 38.000 internos en 63 centros carcelarios del país, cuando la capacidad total del sistema es de 30.000 internos. A esto se suma la escasez de recursos, mayormente percibido en el cuestionado servicio de alimentación; la falta de tecnología y la corrupción interna que permite el fortalecimiento de las agrupaciones delictivas.

Los Choneros

Una de las bandas con mayor poder en el sistema penitenciario del Ecuador es la de Los Choneros, una de las pandillas más antiguas del Ecuador, que actúa desde los 90, y tiene 12.000 miembros. Sus integrantes están en las cárceles de las provincias Cotopaxi, Santo Domingo, Manabí y Guayas.

Según de Insight Crime, en un inicio, las autoridades asociaron a Los Choneros como “brazo armado de un cartel narco colombiano, con control sobre las rutas de tráfico marítimas por el Pacífico hacia México y Estados Unidos”. Sin embargo, desde 2011, cuando las principales cabezas de la banda fueron detenidos, Los Choneros mutaron.

“Este cambio de dinámica también reorientó el interés del grupo del narcotráfico internacional al microtráfico, el sicariato, la extorsión y el contrabando”, explica el portal especializado en seguridad Código Vidrio. Es así que Los Choneros se convirtieron en una de las bandas carcelarias más violentas del país.

No obstante, según recoge Insight Crime, cuatro antiguas subestructuras de Los Choneros: Los Chone Killers, Los Lobos, Los Pipos y Los Tiguerones, coordinaron los ataques en contra de los cabecillas de Los Choneros. Esto porque la banda se fragmentó luego del asesinato de su líder Jorge Luis Zambrano, alias Rasquiña, y ahora los mandos delincuenciales buscan ascender, con violencia, en la estructura de poder del negocio del narcotráfico.

Las investigaciones recientes asocian a la banda de Los Choneros con el cartel de Sinaloa de México. De ahí que la pugna de esta pandilla se da contra los miembros del grupo criminal Nueva Generación, que responde al cartel de Jalisco Nueva Generación.

Los Lobos

Los Lobos son la segunda megabanda más grande del Ecuador. Se estima que 8.000 prisioneros son parte de la pandilla.

Los Lobos (8.000) con Los Pipos, Los Chone Killers (900 miembros) y Los Tiguerones (1.200 miembros), se agruparon bajo el nombre de Nueva Generación. Ellos disputan con Los Choneros el control de las rutas por donde el narcotráfico envía droga, especialmente cocaína, a Estados Unidos y países de Europa.

Los miembros de Los Lobos están en las cárceles de las provincias de Cotopaxi, Tungurahua, Santo Domingo, Guayas, Chimborazo, Azuay y El Oro.

El Télegrafo

Más notas sobre el tema