Bolivia | Arce reivindica la “reconstrucción del país” tras el golpe de Estado en su primer año de gobierno

594

Arce alude una y otra vez al ‘gobierno de facto’ y reivindica la ‘reconstrucción del país’

En su informe ante la Asamblea Legislativa, en ocasión de su primer año de gestión, el presidente Luis Arce aludió de manera sistemática al “gobierno de facto” de Jeanine Áñez y revindicó la “reconstrucción de la patria”.

En medio de un bochornoso auditorio, en el que los legisladores oficialistas arengaban “los golpistas no pasarán” y los de oposición rechiflaban el discurso incluso con el uso de silbatos, el mandatario presentó su informe con que el quiso diferenciarse de su antecesora.

“Hace un año iniciamos junto al pueblo la reconstrucción de nuestra patria, retomamos la construcción del Estado Plurinacional y del modelo económico social comunitario productivo, para el ‘vivir bien’”, dijo Arce en referencia a lo que llama como la “recuperación de la democracia”.

Hace un año en el poder, luego de ganar las elecciones del 18 de octubre de 2020 con el 55,1%, el mandatario revindicó la “recuperación de la democracia” y fustigó los intentos del régimen de Áñez de postergar sucesivamente los comicios una vez que asumió la sucesión tras la renuncia, en 2019, del presidente Evo Morales.

“Hoy sabemos que el proyecto político de quienes usurparon el poder era dilatar de forma indefinida su estancia en el gobierno, restituir la república colonial y el modelo neoliberal para saquear nuestro Estado”, dijo Arce en alusión a Áñez.

Afirmó que su victoria resultó un compromiso con el país. El pueblo “nos otorgó una enorme legitimidad para gobernar”, arengó.

“Desde fines de 2019 y hasta fines de 2020 vivimos tiempos de incertidumbre extendida, de inestabilidad en todos los ámbitos de nuestras vidas, de espanto y sobresalto en nuestra sociedad, de mucho dolor en las familias bolivianas”, insistió el mandatario.

Arce reivindicó su gestión y quiso marcar diferencia respecto de Áñez en todos los ámbitos: lucha contra el COVID-19, reactivación económica, retorno a clases, especialmente.

“En Bolivia, la COVID -19 llegó en marzo de 2020, trayendo luto e impotencia frente a una clara incapacidad de manejar la crisis sanitaria del gobierno de facto”, dijo el mandatario, que destacó la aplicación de pruebas de detección de contagios, dotación de insumos médicos, adquisición de vacunas, campañas masivas de vacunación y la reducción de la letalidad de la enfermedad.

En relación a la educación, Arce arengó los logros de su gestión sobre la “recuperación” de la responsabilidad en la materia. “El gobierno de facto anunció la clausura de la gestión educativa 2020, coartándose el derecho a la educación de millones de niños, niñas y jóvenes”, dijo.

Anunció el pago del Bono Juancito Pinto a partir del 11 de noviembre, para los estudiantes de las tres modalidades: presencial, semipresencial y a distancia, como incentivo “al acceso, permanencia y conclusión de estudios”.

Hizo énfasis en la crisis económica derivada de la situación de la pandemia y la “incapacidad” del gobierno de Áñez. “El quiebre del orden constitucional trajo de la mano de la política neoliberal un quiebre estructural en la economía, y se cierra la gestión 2020 con una contracción del PIB de -8,8%, la más fuerte desde hace 67 años”.

Arce recordó que “la contracción histórica del PIB, no vista desde 1953, inició el cuarto trimestre de 2019”, en coincidencia con la llegada al poder de Áñez.

Destacó el crecimiento de la economía gracias al incremente de la inversión públicas y las exportaciones, la creación de fondos de fideicomiso para los productores, el pago del Bono contra el Hambre de Bs 1.000, la devolución de los aportes de las AFP, el impuestos a las grandes fortunas y la decisión de cero aranceles a las importaciones de bienes capital, entre otras acciones.

“En un contexto adverso debido a la crisis económica generada por el gobierno de facto y la escandalosa gestión de la pandemia, actuamos de forma inmediata planteando medidas de reconstrucción económica a través de la inversión pública, reactivando los 5.832 proyectos”, dijo.

“Este escenario fue revertido a partir del mes de noviembre de la gestión 2020 a través de la adopción de medidas de política económica orientadas a la reconstrucción de la economía”, insistió.

Arce habló dos horas y 20 minutos, discurso que había comenzado e las 11.00. Admitió que tuvo errores y que los va a enmendar. “Convoco a nuestro pueblo a ratificar su confianza en nuestro Proceso de Cambio, rectificando lo que deba ser rectificado, profundizando lo que se hizo bien y encarando los nuevos desafíos”, afirmó.

Aseguró que su gobierno cumplió con sus compromisos electorales y de inicio de gestión”. “generar estabilidad, volver a la senda del crecimiento económico con justicia social y avanzar en la industrialización con sustitución de importaciones”.

Gran parte del discurso presidencial se desarrolló en medio de arengas de legisladores del oficialismo a favor de Arce y rechifla de la oposición, que llevó a la sesión silbatos. el 6 de agosto, en ocasión de otro mensaje del mandatario, parte de la oposición se puso de espaldas mientras aquel leía su discurso.

La Razón

Más notas sobre el tema