Bolivia | Sectores de la oposición condicionan el diálogo con el Gobierno a la abrogación de la Ley de Ganancias Ilícitas

585

Gremiales y cívicos condicionan diálogo con el Gobierno a la abrogación de la Ley 1386

La Confederación Nacional de Gremiales de Bolivia determinó esta noche no asistir al diálogo con el Gobierno mañana, sábado, y exige la abrogación de la Ley 1386 como condición para acudir a cualquier encuentro. El Comité pro Santa Cruz también va en esa línea.

Luego de acercamientos gestados desde el miércoles, para este sábado estaba previsto que el Gobierno instale una mesa de diálogo con los gremiales en la ciudad de Cochabamba.

Según Francisco Figueroa, dirigente de la Confederación de Gremiales, “estaba todo preparado” para enfrentar a su sector con pobladores del Chapare, lo que les llevó a desistir de la invitación del Gobierno.

“Eso hace que tomemos una decisión hoy día. Para ir a cualquier diálogo con el Gobierno estamos resolviendo que abrogue la Ley 1386”, dijo Figueroa.

Asimismo, se determinó continuar con el paro indefinido movilizado.

Como tercer punto, los gremiales exigen la libertad de detenidos en Oruro, Santa Cruz y de 36 dirigentes intermedios de Cochabamba.

Cívicos también condicionan

En el inicio del sexto día del paro multisectorial en Santa Cruz de la Sierra, el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, remarcó que la abrogación de la Ley de Estrategia Nacional de Lucha Contra las Ganancias Ilícitas está antes del diálogo con el Gobierno nacional y remarcó el debate en el que se encontraban más temprano los sectores gremial, transporte y salud en Cochabamba.

“Gracias a la fe de cada uno de ustedes, el valor y la fortaleza que se han visto en las calles, hemos podido conseguir que toda Bolivia se una en una sola voz, de que aquí no se negocia nada si no hay abrogación. No voy a aceptar ninguna invitación del Gobierno si no abroga la Ley”, dijo Calvo en una concentración en el Cristo Redentor.

Calvo adelantó que este sábado estarán en Montero y Portachuelo, municipios donde le “demostrarán al Gobierno el poder del agro del norte cruceño”. Allí se realizará “un gran tractorazo” que respaldarán como cívicos.

El domingo convocó nuevamente a la población al Cristo Redentor para hacer una evaluación de “los avances” del paro.

Correo del Sur


El Gobierno califica de ‘intransigencia’ la decisión de condicionar el diálogo por la Ley 1386

Por Edwin Condori

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Nelson Cox, consideró que es una “intransigencia” la determinación, asumida por los gremiales y transportistas en paro indefinido, de no ir al diálogo con el Gobierno sin la previa abrogación de la Ley 1386.

“Ahora resulta que están condicionando en que primero se abrogue (la cuestionada norma), ésa es una intransigencia, una intransigencia que no corresponde; el escenario de la democracia permite que, en el criterio plural, todos participen y (por eso) el Gobierno invitó a que todos los dirigentes a nivel nacional participen de un diálogo”, dijo.

El diálogo con una parte del sector movilizado (gremiales) fue convocado por el Gobierno para este sábado en Cochabamba, sin embargo, el viernes una reunión denominada “multisectorial”, liderada por dirigentes gremiales y transportistas, decidió que primero se anule la normativa cuestionada para ir al encuentro con el Órgano Ejecutivo, mientras las medidas de presión se mantendrán.

Sin embargo, la autoridad gubernamental afirmó que “fácilmente” se están usando las redes sociales para generar información difusa y falsa sobre Ley 1386, de Estrategia Nacional de Lucha Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y Financiamiento del Terrorismo, provocando “mucho miedo entre los hermanos”.

“A raíz de eso están observando como una ley maldita (a esa norma). De verdad, yo lo lamento mucho la forma que se está manejando la desinformación sobre una ley de solo siete artículos que no causa daño a nadie y eso tenemos que dialogar, por eso se ha abierto la puerta del diálogo”, insistió Cox en un contacto con Red Uno.

Un sector de los gremiales, liderados por el dirigente Francisco Figueroa, que luego sumó el apoyo de los cívicos y también algunos grupos de transportistas, declaró paro indefinido en el país.

La medida se cumple de manera parcial desde el lunes en algunas regiones del país en medio de hechos de violencia generados por la movilización de policías y también grupos de civiles que están en contra del paro indefinido.

El Gobierno, a través de distintas autoridades, aseguró que el pedido de la anulación de la Ley 1386, que además ahora ya suma otras demandas más, solo es una excusa o pretexto para desestabilizar el país.

La Razón

Más notas sobre el tema