Chile | Colectivos feministas protestaron contra el avance del ultraderechista José Antonio Kast

642

«No pasarán»: Feministas convocaron a una manifestación contra campaña de Kast

Una centena de mujeres, feministas y disidencias sexuales, se congregaron en el frontis del Estadio Nacional para manifestarse contra el avance del fascismo en el país.

En una convocatoria que se replicó a lo largo de Chile y contó con la participación de diputadas, constituyentes, candidaturas del pacto Apruebo Dignidad y organizaciones como OTD y MUMS, las participantes intervinieron el espacio público para denunciar “el odio” y el “retroceso” que implica el programa del candidato presidencial, José Antonio Kast.

La cita en Santiago contó con una particular intervención en las puertas del Estadio Nacional. Un triángulo invertido apareció sobre la explanada con la consigna “No Pasarán”, mientras los puños de las asistentes se alzaban pintados con triángulos de color morado y verde, aludiendo al sistema de clasificación de víctimas en los campos de concentración nazis.

Con esto, las participantes buscaron entregar un claro mensaje contra el avance del candidato presidencial José Antonio Kast y su programa, leyendo el Manifiesto contra el Fascismo. “Venimos a alertar que para Kast ‘atreverse a cambiar Chile’ significa derogar la ley de aborto y reivindicar la objeción de conciencia. Su cambio se traduce en eliminar el Ministerio de la Mujer y en condicionar beneficios sociales a parejas heterosexuales casadas. Este ‘atreverse a cambiar Chile’ significa persecución ideológica mediante la creación de una Coordinación Internacional Anti-Radicales de Izquierda. Para nosotres eso no es cambio: es violencia, es censura, persecución y odio”, señaló Matival Cortéz, activista de la Asociación OTD, en la lectura del manifiesto.

En el acto estuvo presente la vocera del Comando de Gabriel Boric, diputada Camila Vallejo, quien manifestó que “cuando la derecha está en el poder viola nuestros derechos humanos, viola nuestros derechos fundamentales y hoy hay una ultraderecha que pretende hacer retroceder aquellos derechos que sangre, sudor y lágrimas nos ha costado conquistar”.

Por su parte, el activista LGBTIQ+ y candidato a diputado por el Distrito 5, Felipe Cárcamo, puntualizó: “Tenemos la esperanza de transformación y cambio junto a Gabriel Boric a la presidencia, pero también tenemos la amenaza de José Antonio Kast que quiere retrotraer derechos ya consagrados por las mujeres, grupo históricamente excluido, y sobre todo de las disidencias y diversidades sexuales. Nosotres desde la Región de Coquimbo decimos que esos avances de fascismo no los queremos tener en Chile sino que queremos avanzar en mejores y mayores derechos sociales».

«Hoy vemos candidaturas que proyectan un país donde las mujeres y disidencias tengan aún menos derechos, pero como Apruebo Dignidad y desde todos los espacios, estamos quienes defendemos la democracia y los proyectos transformadores», indicó la alcaldesa de Ñuñoa, Emilia Ríos.

La intervención que se realizó en Coquimbo, Viña del Mar, Antofagasta y Santiago apuntó también a levantar las propuestas del presidenciable Boric. “Venimos también a reafirmar que nuestro compromiso con el proyecto Apruebo Dignidad es garantizar un Sistema Nacional de Cuidados, que reconozca y remunere las labores de cuidado que realizan principalmente las mujeres y que la integre de manera plena a la vida comunitaria, para que nos garantice también una Educación Sexual Integral y afectiva, que no discrimine, que no establezca más estereotipos de género”, cerró Camila Vallejo.

En la actividad participaron también las constituyentes Constanza Schönhaut, Bárbara Sepulveda, Jennifer Mella junto a una centena de candidatas, mujeres feministas y disidencias del pacto Apruebo Dignidad e independientes.

El Desconcierto


Chile vivió un histórico Día del Orgullo a punto de aprobar el matrimonio igualitario

Con una marcha festiva y llena de banderas multicolores, la comunidad LGTBI de nuestro país celebró este sábado el Día del Orgullo, que coincide con el final de la discusión de un proyecto de ley que legalizaría el matrimonio igualitario, una demanda histórica de la comunidad homosexual en el país.

Miles de personas marcharon desde la Plaza Baquedano hasta el Palacio de la Moneda, para exigir que se apure la discusión parlamentaria de la ley y, al mismo tiempo, celebrar que están más cerca que nunca de poder casarse.

“Hoy nos volvemos a encontrar en un momento clave, la tramitación del matrimonio igualitario está a pasos de transformarse en ley”, celebró Óscar Rementería, portavoz del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

El proyecto, al que solo le hace falta ver luz verde en la Cámara Baja, permitiría llamar “matrimonio” a las uniones entre personas del mismo sexo y también habilitaría la adopción y la filiación, hasta ahora no permitidas para parejas homosexuales.

En caso de aprobarse la iniciativa, algo que previsiblemente sucederá este 2021, Chile se sumaría a Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay, Ecuador, Costa Rica y varios estados mexicanos.

CON EL OJO EN LAS ELECCIONES

Otro de los principales temas fueron las elecciones presidenciales del próximo 21 de noviembre, en las que, según los principales sondeos, llegarían al balotaje el izquierdista Gabriel Boric (Apruebo Dignidad) y José Antonio Kast (Frente Social Cristiano), un ultraconservador que está en contra del matrimonio gay.

“Hay un candidato que es homofóbico. Esa es la verdadera amenaza a la democracia. Vayan a votar para se respeten nuestros derechos”, esgrimió el convencional independiente Gaspar Domínguez.

“Desde entonces, ya no hay vuelta atrás. Chile despertó y nos dimos cuenta de que somos mayoría los que queremos la igualdad, que se nos respete a todos: a los gays, las lesbianas, los indígenas, las trans”, apuntó uno de los manifestantes que participó de la marcha.

La marcha, que se realizó durante la tarde de este sábado sin incidentes y con apenas presencia policial, es el primer gran encuentro LGBTI desde la llegada de la pandemia y se pospuso de junio a noviembre por un fuerte brote de Covid-19.

EL LARGO CAMINO DEL MATRIMONIO IGUALITARIO

El proyecto de matrimonio igualitario, que se presentó en 2017 durante el segundo mandato de la ex Presidenta socialista Michelle Bachelet (2014-2018), permaneció estancando durante más de cuatro años.

En enero de 2020, el Senado decidió aprobar la idea de legislarlo y en un giro sorpresivo de acontecimientos, en julio pasado, el actual Mandatario Sebastián Piñera anunció en su última Cuenta Pública, antes de dejar el cargo (en marzo de 2022), que había “llegado el tiempo” de aprobar este proyecto.

Pese a que este anuncio cayó como un jarro de agua fría entre los partidos más conservadores de la coalición que gobierna, el Jefe de Estado instruyó al Parlamento que lo discutiera con carácter de “urgencia” y desde entonces ha avanzado hasta su último trámite, que se prevé tenga lugar antes de fin de año.

Según un sondeo reciente de Ipsos, el 65 por ciento de los chilenos cree que se debería permitir el matrimonio gay, lo que coloca a Chile como el segundo país latinoamericano con mayor respaldo, solo por detrás de Argentina (73 por ciento).

“El matrimonio igualitario es una demanda transversal que convoca el apoyo de la mayoría y que nos dignifica como país”, señaló a EFE Isabel Amor, directora de la Fundación Iguales, una de las plataformas LGTBI más activas del país.

Cooperativa

Más notas sobre el tema