Crisis migratoria: México registra récord de personas que buscan asilo

1.637

Reflejo de la crisis migratoria: Solicitudes de asilo en México rompen récord

Estados Unidos no es el único país donde las cifras de migración baten récords, ya que México recibió muchas más solicitudes de asilo que nunca, una señal de que las detenciones en la frontera norte no captan por completo la magnitud del flujo de personas de toda la región que se dirige al norte.

En los últimos 10 meses, 108 mil 195 extranjeros solicitaron refugio en México, explicó Andrés Ramírez, coordinador general de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

La cifra representa un incremento de 73 por ciento con respecto al mismo período de 2019, el récord anterior, y es 81 por ciento más que todas las solicitudes de asilo presentadas durante el Gobierno de Peña Nieto, entre 2013 y 2018.

El informe surge tras un récord de 1.7 millones de encuentros de funcionarios estadounidenses con migrantes que cruzaron la frontera con México durante el año fiscal 2021. Se produce en medio de un creciente éxodo de personas que se dirigen a EU, muchas de las cuales no provienen de México ni de Centroamérica, sino que de otros lugares, como América Latina y el Caribe, que han sufrido una devastadora pandemia de coronavirus, desastres naturales y agitación política.

El número de solicitantes de asilo haitianos y hondureños en México superó con creces a los solicitantes de otros países, seguidos por cubanos, salvadoreños y venezolanos, según muestran los datos de asilo de México.

El aumento de las solicitudes de asilo en México se debe en parte a la negativa del Gobierno de EU a abrir su sistema de asilo, apuntó Rodolfo Cruz Piñeiro, director del departamento de estudios de población del Colegio de la Frontera Norte en Tijuana. Agregó que el Gobierno de México se ve obligado a abrir más su sistema de refugiados. Sin embargo, el presupuesto asignado para estos migrantes es escaso.

Ramírez, de la oficina de refugiados del país, subrayó que muchos de los recientes solicitantes de asilo brasileños y chilenos en el sur de México eran hijos de haitianos que habían estado en esos países antes de llegar a México.

El Financiero


Caravana migrante avanza con notable cansancio

La caravana de miles de migrantes conformada por centroamericanos y haitianos avanzó en México, a pesar del visible cansancio de sus integrantes, a través del estado de Chiapas, para continuar su camino a Ciudad de México, donde pretenden conseguir la estadía legal en el país.

Este éxodo masivo dejó la comunidad de Hermenegildo Galeana y se dirigió hacia la carretera federal con el objetivo de avanzar lo más rápido posible.

Esta caravana cumplió 11 días de caminar por nueve municipios de Chiapas a paso lento y con enfermedades en niños, adolescentes y mujeres que van con la idea de buscar un futuro mejor para sus hijos.

Además, el lunes murió un migrante cubano en el rural municipio de Pijijiapan, en Chiapas, a causa de un disparo de la Guardia Nacional (GN), que abrió fuego contra un vehículo en el que viajaban varios migrantes. Otros cuatro resultaron heridos.

Varias organizaciones como Human Rights Watch (HRW) o la ONU-DH criticaron dicho acontecimiento y exigieron que se lleven a cabo todas las investigaciones pertinentes.

Los migrantes empezaron a subirse a camiones en grupos de entre 10 y 20 personas para avanzar los tramos sin agotarse y así evitar lastimarse los pies al caminar por la carretera y bajo el calor.

La hondureña Dayana Martínez caminó más de 120 kilómetros desde Tapachula al municipio de Pijijiapan, relató, acompañada de su esposo y su hijo de cuatro meses.

Hasta el momento, han enfrentado fuertes lluvias, sol y enfermedades, por lo que ha pensado en regresar y desistir de la esta caravana que busca llegar a la capital.

“Mi hijo anda enfermo, tiene diarrea, vómito y flema en los pulmones. Lo he llevado al doctor, pero no nos dan solución de nada y tengo que llevarlo a un hospital de especialidades”.

Los primeros grupos de migrantes empezaron a llegar a Pijijiapan después de caminar unos 20 kilómetros durante siete horas bajo el sol y altas temperaturas.

Algunos vehículos trasladaron a niños, mujeres y adultos mayores en algunos tramos para ayudarlos a llegar al municipio donde ya los esperaba las autoridades de tránsito estatal quien los guió a la Unidad de Protección Civil de ese lugar. Allí se les ofreció agua, alimento y lugar de descanso.

La cubana Marlene Arteaga, destacó en entrevista que es una travesía difícil y “la ausencia de ayuda” dificulta todavía más de el avance de los caminantes.

La mujer solicitó al Gobierno de México que les ayude a poder avanzar libremente sin detenerlos.

Las autoridades de la Guardia Nacional, de la Secretaría de Marina y del Instituto Nacional de Migración (INM) mantienen operativos en tramos carreteros cercanos a la caravana en las últimas horas.

La región afronta un flujo migratorio récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) ha “encontrado” más de 1,5 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ha desplegado más de 28 mil 600 efectivos de las en las fronteras norte y sur, que han detenido a cerca de 33 mil 700 migrantes en el último mes.

México ha detectado más de 190 mil migrantes indocumentados de enero a septiembre, cerca del triple de 2020, además de haber deportado a casi 74 mil 300, de acuerdo con la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Las cifras de arrestos en la frontera de Estados Unidos con México alcanzaron en el pasado año fiscal niveles nunca vistos hasta ahora, con más de 1.7 millones de inmigrantes detectados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Esta nueva caravana se puso en marcha después de que en los primeros días de septiembre las autoridades mexicanas frustraron el avance de cuatro caravanas de migrantes que partieron precisamente desde Tapachula, municipio de Chiapas fronterizo con Guatemala.

Entonces, varias agencias de la ONU y ONG criticaron el uso de la fuerza en los operativos para desintegrar dichas caravanas.

Lopez Doriga


La ONU lamenta la muerte de un migrante en México y pide una investigación

La Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos y la Organización Internacional para las Migraciones en México lamentaron la muerte de un migrante por disparos de la Guardia Nacional, que también hirieron a otras personas, en la madrugada del 31 de octubre en el municipio de Pijijiapan, Chiapas.

Las agencias de la ONU consideran que es “esencial” que haya “una investigación pronta y efectiva” que “establezca la responsabilidad e impida la impunidad” por estas acciones “reñidas con la ley”.

Según informaciones de prensa, la Guardia Nacional informó este lunes de que agentes dispararon contra un vehículo en el que viajaban migrantes, lo que dejó varios heridos y un muerto. Organizaciones de la sociedad civil que acompañan a la caravana migrante que cruza estos días el país, compuesta por unas 5000 personas, aseguraron que el fallecido, un hombre cubano, formaba parte de ese grupo, aunque este punto no ha sido confirmado por las autoridades.

ONU Derechos Humanos y la Organización Internacional para las Migraciones recuerdan que la actuación de la policía debe estar siempre alineada con los “estándares internacionales de absoluta necesidad y precaución/prevención en el uso de la fuerza y armas de fuego”.

“La Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración deberían implementar acciones inmediatas para prevenir este tipo de hechos, como transparentar los informes de uso de la fuerza y órdenes operativas a los elementos policiales”, dijeron en el comunicado. Este caso, añaden, “reafirma la importancia de garantizar que los derechos humanos se encuentren en el centro de toda gestión gubernamental de la migración” y piden que se garantice a las víctimas y sus familiares “sus derechos a la verdad, justicia, reparación y no repetición”.

Según informa la prensa local, la caravana migrante intenta cruzar México para llegar hasta la frontera norte con Estados Unidos.

Los migrantes que esperan en México

En otro comunicado, la Organización Internacional para las Migraciones considera que la decisión del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos de poner fin a los Protocolos de Protección de los Migrantes, que obligan a los solicitantes de asilo a permanecer en México, es “un paso en la dirección correcta”.

La política de los protocolos “pone en riesgo a las personas que se encuentran en la frontera y buscan ingresar a los Estados Unidos para solicitar asilo”, dijo Michele Klein Solomon, directora regional de la agencia de la ONU para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe. “La OIM apoya el anuncio del Departamento de Seguridad Nacional de perseguir el cese definitivo de esa política”.

Los Protocolos de Protección al Migrante se iniciaron en enero de 2019 bajo la anterior administración estadounidense presidida por Donald Trump y obligaron a más de 70.000 solicitantes de asilo, la mayoría de ellos de origen centroamericano, a permanecer en México hasta que los tribunales de inmigración de Estados Unidos pudieran resolver sus casos.

Las personas sujetas a esos Protocolos, entre las que se encontraban muchos niños y adolescentes, esperaron durante meses en albergues y campamentos improvisados en México sin acceso a condiciones adecuadas de alojamiento, higiene y alimentación, ni a servicios apropiados de salud o educación. Algunos se enfrentaron a abusos, explotación e incluso secuestros.

“Esta situación no debe repetirse”, subrayó la directora regional.  Según la Organización, que ha proporcionado asistencia a los que esperaban en la frontera, esta política ha puesto en peligro a miles de personas.

A raíz de una orden ejecutiva del 2 de febrero de 2021 emitida por el presidente Biden, la OIM y otras agencias de las Naciones Unidas trabajaron con los gobiernos involucrados para facilitar el acceso a los Estados Unidos de las personas con casos abiertos ante los tribunales de ese país. Esta acción coordinada permitió a 13.256 personas entrar en Estados Unidos de forma segura para esperar la resolución de sus casos de asilo. Sin embargo, las impugnaciones legales a la orden ejecutiva detuvieron otras solicitudes de asilo pendientes.

News

Más notas sobre el tema