Dictaron detención judicial contra el candidato presidencial Santos Orellana

207

El juzgado de letra con competencia nacional en materia penal dictó este viernes la medida de detención judicial contra el candidato presidencial, capitán en condición de retiro, Santos Orellana, su esposa Jennifer Lizzeth Bonilla y su suegra Reina Lizeth Bonilla.

Los tres, acusados por del delito de lavado de activos, habían sido presentados en la audiencia de declaración de imputado en el Cuartel General del Ejército, Fuerte General Cabañas en Tegucigalpa.

El juez estableció que la audiencia inicial será el próximo martes a las 9:30 am.

”Se ha presentado la parte procesales, la lectura de correspondiente de los plasmado en este requerimiento fiscal y que incluye las investigaciones realizadas por los 238 millones de lempiras que se indican a ese requerimiento fiscal por el tema de lavado de activos”, explicó Carlos Silva, portavoz de la Corte Suprema de Justicia.

Acusación de “lavado de activos

Santos Orellana, candidato del Movimiento Independiente Dignidad y Esperanza (Mide). fue capturado ayer jueves en el aeropuerto de Toncontín en Tegucigalpa bajo la acusación del delito de “lavado de activos”, informó el Ministerio Público.

El Ministerio Público indicó que a Orellana Rodríguez “se le ha presentado requerimiento fiscal por el delito de lavado de activos en perjuicio de la economía del Estado de Honduras, junto a Jennifer Lizzeth Bonilla (esposa) y Reina Lizeth Bonilla (suegra)”.

Su detención ocurre a menos de un mes de los comicios presidenciales.

Investigación contra Orellana

Según la versión oficial, “de acuerdo a las investigaciones iniciadas años atrás, un testigo protegido originario de Brus Laguna, Gracias a Dios (en el Caribe de Honduras), manifestó que el excapitán realizaba operativos en la zona y al encontrar dinero o droga no la declaraba en su totalidad quedándose con parte de lo incautado y las armas decomisadas eran llevadas a un grupo delictivo de La Ceiba (en el Caribe) denominado ZIPE”.

La denuncia añade que el acusado participó en el decomiso de vehículos donde se transportaban millonarias cantidades de dólares.

”Y según testigos, también está involucrado en la muerte de muchas personas incluido un informante de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA)”, añade el comunicado.

También señala que Rodríguez Orellana, según “escuchas telefónicas, negociaba entrega de drogas luego que ésta era robada a otras organizaciones criminales en el sector de la Mosquitia”.

La Prensa

Más notas sobre el tema