Dos de cada diez candidatos tienen entre 18 y 30 años – Por Haydi Carrasco

657

Por Haydi Carrasco

La política en Honduras, en teoría, es un espacio abierto donde solo basta tener 18 años o más para aspirar a algunos cargos de elección popular.

Aún así, son pocos los jóvenes que participan en los comicios, al menos al hablar de alcaldías y diputaciones porque para aspirar a la presidencia de Honduras entre los principales requisitos está ser mayor de 30 años. Para las elecciones generales del próximo 28 de noviembre unas 4,953 personas intentarán ganar uno de estos puestos de elección popular (no se incluyen vicealcaldías, regidurías, diputados suplentes ni del Parlamento Centroamericano), pero para nuestro análisis solo tomamos en cuenta 4,895 aspirantes, ya que el resto no tenía nombre ni apellido en la planilla o al sacar la edad probable aparecían con menos de 18 años.

El resultado fue que en dos de los tres niveles electivos (diputados y alcaldes) apenas 84 personas de entre 18 y 20 aspiraban a un cargo. La mayoría de casos (69) están en las comunas, donde jóvenes nacidos en 2001, 2002 y 2003 forman parte de la enorme lista de candidatos, según un análisis realizado por la Unidad de Datos de EL HERALDO Plus.

A falta de información facilitada por el Consejo Nacional Electoral (CNE), los datos fueron recopilados por EL HERALDO a través del año que aparece en el Documento Nacional de Identidad (DNI) de cada aspirante, es decir, la edad probable de los candidatos puede tener un margen de error mínimo, lo que no afectaría en el análisis.

Al sacar los datos por rango de edad, los números señalan que de cada diez candidatos solo dos tienen entre 18 y 30 años, contrario al 68% de las aspiraciones que son ocupadas por adultos (de 31 a 60 años). En los análisis este rotativo también contabilizó 464 casos de adultos mayores, incluyendo la aspiración de Indalecio López Morazán, que a sus 91 años (nació el 21 de mayo de 1930) busca ganar la alcaldía en Morocelí, El Paraíso, por el partido Vamos.

Patrón

Las edades de la mayoría de aspirantes están estrechamente relacionadas con los votantes, pues entre los electores el número más importante de personas aptas para ejercer el sufragio también está entre los 21 y 60 años.

El Registro Nacional de las Personas (RNP) afirmó que 5.5 millones de compatriotas pueden votar el próximo 28 de noviembre, de los cuales 1.9 millones son jóvenes y jóvenes adultos (de 18 a 30 años).

El sociólogo y analista político Julio Navarro consideró que estos votantes son importantes para los partidos políticos, ya que los jóvenes no forman parte de los sufragistas por costumbre familiar (pertenecen a un partido por práctica de familia) y su voto está más ligado a su entorno.

“Ya no hay garantía de que la familia transmita la simpatía partidaria… Los jóvenes son más propensos a moverse por lo que dicen las redes sociales, lo que dice el internet y sus entornos”, afirmó, al decir que no son inciertos para votar, sino que tienen un voto oculto.

Presidenciables

Para aspirar a una curul en el Congreso Nacional o una alcaldía la edad mínima es de 18 años, mientras para una candidatura en el nivel presidencial no puede inscribirse a este cargo si tiene menos de 30 años.

De los 13 aspirantes, apenas dos tienen menos de 40 años: Kelin Ninoska Pérez Gómez (Frente Amplio) y José Alfonso Díaz Narváez (Unificación Democrática). Del resto de candidatos, tres tenían entre 41 y 50 años y ocho entre 51 y 70 años. El candidato de mayor edad va por el Partido Liberación Democrática de Honduras (Liderh), Lempira Cuauhtémoc Viana Mora, quien cumplió 66 años.

Diputaciones

Al hablar de los diputados, la diferencia no es mucha, ya que el 21% de los candidatos tienen entre 18 y 30 años, en contraste con los 1,188 casos (siete de cada diez) que su edad oscilaba entre los 31 y 60 años.

Esto significa que la mayoría de aspirantes a una curul en el Congreso son adultos y una mínima parte jóvenes.

El patrón varía de acuerdo con los partidos políticos, pues en los mayoritarios (Liberal, Nacional y Libre) gran parte tiene entre 40 y 60 años, mientras que en los pequeños los aspirantes son más jóvenes.

Por ejemplo, en el partido Vamos tres de cada diez candidatos al Congreso tienen entre 21 y 30 años, contrario a los únicos dos aspirantes que están entre los 18 y 20 años.

De todos los partidos, el que lleva más candidatos menores de 20 años al Congreso (tres diputaciones) es Unificación Democrática (UD). Según el sociólogo Julio Navarro, este patrón se repite más en los partidos pequeños porque le apuestan a la juventud más que a los adultos y, especialmente, a los adultos mayores.

Alcaldías

En las alcaldías la situación se mantiene, excepto porque hay 69 aspirantes que tienen entre 18 y 20 años. Aunque la cifra es mínima, muestra que los jóvenes se abren más brecha en sus comunidades, especialmente en partidos pequeños.

De los 69 casos, 20 (diez en cada partido) corresponden a candidatos de Nueva Ruta y Liderh, mientras que 16 (ocho en cada partido) aspiran a una curul del Congreso por el Frente Amplio y Partido Anticorrupción. Para el sociólogo Julio Navarro esto solo tiene una explicación: los jóvenes ven las alcaldías como un empleo que les generará buenos ingresos, aludiendo que en las comunas la persona que menos gana recibe 10,500 lempiras, según constató EL HERALDO Plus.

El experto afirmó que ganar la candidatura -si se dedica a ser “buen alcalde”- puede significar una reelección de tres, cuatro o más periodos, como ya se registran casos en San Pedro Sula, Cortés; Choluteca, Choluteca; Gualala, Santa Bárbara: y Comayagua, Comayagua.

El Heraldo

Más notas sobre el tema