Falleció Máximo Jiménez, pionero del vallenato protesta en Colombia

677

Máximo Jiménez: Se fue el rebelde juglar vallenato

Máximo Jiménez murió en Montería el 27 de noviembre a los 73 años de edad, tras sufrir varios quebrantos de salud agravados por varios derrames cerebrales. Desde hace días presentaba complicaciones respiratorias que lo llevaron a un episodio cerebrovascular, lo cual ocasiono su muerte en la Clínica Central en la capital del departamento de Córdoba.

Pocos artistas fueron tan comprometidos con las luchas sociales como lo fue el llamado “Indio Sinuano” cuyo nombre se debe a una canción creada por el compositor David Sánchez Juliao, a la cual Jiménez musicalizo. Sus vallenatos y cumbias expresaron su compromiso con las luchas campesinas que buscaban la reforma agraria en los años 1960 y 1970 y su abierto apoyo a la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos –ANUC-, en la costa atlántica de Colombia.

Debido a ese compromiso artístico con el campesinado sufrió persecución contra su familia (uno de sus hermanos fue asesinado y varios familiares fueron desaparecidos) y el mismo Jiménez fue obligado a exiliarse en Europa durante varios años.

Nació en el corregimiento de Santa Isabel en Montería, el 1 de abril de 1949. Participó en el Festival de la Leyenda Vallenata en 1974 y 1977, donde sus canciones causaron polémica, debido a que atacaba a políticos, terratenientes, militares y paramilitares. En varias ocasiones le pidieron que le bajara el tono a sus canciones: el “Indio Sinuano” nunca acepto. En varios festivales dejó de participar debido a que le prohibían tocar sus canciones rebeldes.

Jiménez sufrió amenazas, atentados y encarcelamientos injustos. Todo esto lo obligo a exiliarse en Viena en 1989. Este cantante, compositor y acordeonero hizo populares canciones como el “Indio Sinuano”, “El Burro Leñero”, “La vuelta a Colombia”, “Confesión del Terrateniente”, entre otras muchas canciones. Las cuales grabó de forma independiente, ya que, las disqueras nunca aceptaron sus canciones comprometidas y con alto contenido rebelde.

Tras exiliarse en Viena en 1989 regresó a Colombia tras sufrir un primer derrame cerebral, el cual se repitió en 2017 afectándole el habla y el caminar. Sin embargo, esto no le impidió seguir haciendo música, su último disco “Soy de donde nace la cumbia” fue grabado en 2017. Máximo Jiménez era un continuo asistente a foros y encuentros donde se hablaba de música, paz y justicia social. En la memoria del pueblo colombiano quedará su vallenato rebelde y su compromiso con la transformación social del país a través de la música.

Colombia Informa

Más notas sobre el tema