Informe advierte que el extractivismo en América Latina provoca mayor deforestación y contribuye a la crisis climática

626

Un nuevo informe aborda la crisis climática desde una perspectiva regional, y aporta datos sobre cómo se manifiesta la crisis en los países de América Latina y los aportes de la región al calentamiento global.

El documento elaborado por Leticia Ovelar, de BASE Investigaciones Sociales, sostiene que en la región son las actividades extractivistas las que provocan deforestación y modifican los usos de suelo para ampliar áreas de cultivo o ganadería.

Añade que la expresión “crisis climática” refleja con mayor firmeza, los efectos del aumento de la temperatura global y los riesgos que representan tanto para la biodiversidad como para la vida de las personas.

“En varias regiones del mundo, incluido el Paraguay, la deforestación va acompañada del uso del fuego para la eliminación de rastrojos y la preparación del suelo para la agricultura o ganadería” indica Ovelar.

“No solo se destruyen los bosques, sino que se liberan a la atmosfera toneladas de CO2 que contribuyen a los efectos del cambio climático”, menciona Ovelar.

La degradación de los bosques implica cambios en la estructura y composición de los mismos, que afectan los procesos que ocurren dentro del ecosistema.

“Según estimaciones de las emisiones de CO2, el total de las mismas a nivel mundial proviene en un 12 a 20% de la deforestación y degradación de los bosques” afirma la autora del documento.

n los datos comparativos sobre los países de América Latina se distingue que países como Bolivia, Brasil, Colombia, Paraguay y Perú comparten, como mayor sector contribuyente de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) al sector Agricultura y el sector AFOLU (Agricultura, Silvicultura y otros usos de suelo).

En estos mismos países la deforestación es la principal causa de emisiones GEI y se ve impulsada por actividades asociadas a la producción de materias primas, que corresponden principalmente a la ganadería y agricultura.

En cuanto al índice de vulnerabilidad y categorías de riesgo, en la región latinoamericana existen amenazas hidrometeorológicas, circunstancias económicas, sociales y de gobernanza propios de cada país.

En el caso de Brasil y Chile considerados prósperos económicamente, que presentan riesgo medio y bajo respectivamente, se ven localizados al lado de países como Paraguay y Bolivia, los cuales se encuentran en el rango de riesgo extremo, por las dificultades que presentan sus sistemas ante los serios desafíos de desarrollo.

Servindi

Más notas sobre el tema