Rectores latinoamericanos rechazan intervención de bancos y organismos internacionales en la educación superior

1.447

En rechazo a la intervención de bancos y organismos internacionales en la educación superior

Los rectores de las universidades nacionales, junto a las autoridades académicas y los docentes de numerosas casas de estudios latinoamericanas, reafirmaron que la educación es un bien público y rechazaron la injerencia de bancos privados y organismos financieros internacionales en la definición de políticas educativas. El posicionamiento se planteó en desacuerdo con la postura del Instituto Internacional de la Unesco para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (Iesalc-Unesco) de asociarse con bancos y entidades iberoamericanas para que definan el temario de las problemáticas regionales que atraviesa la educación superior en el continente, de cara a la III Conferencia Mundial de Educación Superior que se realizará el próximo año.

En un carta dirigida a la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (Udual) expresaron su desacuerdo con que el Iesalc-Unesco defina la agenda de problemas de las universidades con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Santander, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y la Secretaría General Iberoamericana (Segib), sin tomar en cuenta la voz de las casas de estudios latinoamericanas.

“El CIN y la Udual deseamos expresar nuestro desacuerdo que vía los 10 webinars anunciados, se pretenda decir que esa es la voz de las universidades, redes universitarias, Consejos de Rectores y otras asociaciones de la región”, declararon en el comunicado. El texto lleva las firmas del presidente del CIN, Rodolfo Tecchi, y del secretario general de UDUAL, Roberto Escalante.

El Iesalc-Unesco informó hace pocos días que convocará al BID, al Banco Santander, a la OEI y al Segib al debate de los acuerdos sobre los 10 temas que la Unesco ha propuesto para la III Conferencia Mundial de Educación Superior, que se llevará en mayo de 2022, en Barcelona.

“Hay bastante desagrado con el Iesalc-Unesco, que dice que la posición latinoamericana para llevar a la Conferencia Mundial de Educación Superior la va a construir con el BID, el Banco Santander. Para nosotros el BID y la educación superior en América Latina, son el agua y el aceite”, dijo a Página/12 el presidente del CIN, Rodolfo Tecchi.

“Desde el IESALC nadie nos comunicó nada. Nos enteramos de esta decisión a través de su página web. El director del Iesalc, Fransesc Pedró, decidió convocar a los bancos y no a los universitarios. Es decir, van por un camino que no es el nuestro”, destacó Tecchi.

Además, en el comunicado, el CIN y la UDUAL recordaron la declaración regional de junio de 2018, realizada en la Universidad Nacional de Córdoba, en la que ratificaron que “la educación superior es un bien público social y un deber de los Estados”.

“Rechazamos de manera muy firme que la educación superior sea un bien que hay que mercantilizar, por ejemplo, con la intervención de bancos, y a pesar de que sostenemos muy cordiales relaciones con la OEI y la Segib, las instituciones universitarias de la región tenemos nuestra propia identidad que es diferente a la que podría adoptar una de carácter iberoamericano”, sostuvieron. “Lamentamos que el Iesalc, que se supone su relación fundamental es con América Latina y el Caribe, se asocie principalmente con bancos y organismos iberoamericanos. Expresamos nuestro pesar y desacuerdo”, concluyeron.

En la misma línea se expresó la Federación de Sindicatos de Docentes Universitarios de América del Sur (Fesiduas): “La educación superior es un bien público social y rechazamos categóricamente que la educación superior sea un bien de mercado con la intervención de bancos. También lamentamos y rechazamos esta decisión que quiere olvidar un camino común de entendimiento y trabajo conjunto, para realizar alianzas con organismos financieros, a los que nada les preocupa la educación superior, ni la producción de conocimiento en América Latina y el Caribe”.

Página 12


La UNESCO no quiere debatir la educación superior regional con las universidades latinoamericanas

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO) desestimó que las universidades latinoamericanas definan el temario de las problemáticas regionales que atraviesa la educación superior en el continente, en la III Conferencia Mundial de Educación Superior.

En su lugar, el organismo discutirá la compleja agenda de problemas con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), El Banco Santander Universidades, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB).

La decisión recibió el rápido rechazo de las universidades del continente, a través de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) y, en Argentina del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que emitieron un comunicado dirigido a la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay.

Es que el organismo internacional “tercerizó” su participación en la III Conferencia Mundial y decidió llamar a actores con escasa territorialidad y una lectura “privatista” del acceso a la universidad, para discutir la compleja realidad regional de la educación superior.

Así lo definió al decidir integrar al BID, al Banco Santander, a la OEI y al SEGIB en el debate de los acuerdos sobre los 10 temas que la UNESCO ha propuesto para la III Conferencia Mundial de Educación Superior, que se realizara entre el 18 y el 22 de mayo de 2022, en la ciudad de Barcelona.

El Instituto de Educación Superior de América Latina y el Caribe (IESALC) de la UNESCO, confirmó que organizarán 10 webinars junto a las dos entidades financieras y para establecer los acuerdos respecto de los 10 temas que la UNESCO propuso para la III Conferencia Mundial de la Educación Superior, y generó la reacción inmediata de las casas de altos estudios.

El trasfondo político de esta confrontación es el cambio en la gestión de la UNESCO, y el cambio de mirada sobre la educación universitaria, que derivó en que al frente del IESALC al catalán, Fransesc Pedró, proveniente de una universidad (la de Cataluña) que poco tiene que ver con la realidad latinoamericana.

Pero, además, el organismo dejó organizar las reuniones para discutir la agenda de problemáticas regionales de las instituciones de educación superior con las redes de universidades latinoamericanas, como lo venía haciendo hasta la asunción de la nueva gestión.

El desplazamiento de las casas de altos estudios del organismo internacional derivó en que, además, se incluya en esa discusión a entidades con una lectura “privatista” de la educación superior. Cabe recordar que el BID proponía la implementación de “vouchers” (en lugar de presupuesto) para estudiar en las universidades de Argentina y el resto del continente.

El CIN y la UDUAL, en rechazo

El Consejo Interuniversitario Nacional y la Unión de Universidades de América Latina manifestaron su rechazo categórico.

“El Consejo Nacional Interuniversitario de la Argentina y la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL), deseamos expresar nuestro desacuerdo que se pretenda decir que esa es la voz de las universidades, redes universitarias, Consejos de Rectores y otras asociaciones de la región”, declararon las universidades latinoamericanas en el comunicado y rechazaron que la alianza “se haga con bancos y dos organismos iberoamericanos”.

Además defendieron que la educación superior “es un bien público social y un deber de los Estados”, tal como fue definido y ratificado por las casas de altos estudios latinoamericanas en la III Conferencia Regional de Educación Superior, realizada en Córdoba, en 2018.

“Rechazamos de manera muy firme que ésta, la educación superior sea un bien que hay que mercantilizar, por ejemplo, con la intervención de bancos, y a pesar de que sostenemos muy cordiales relaciones con la OEI y la SEGIB, las instituciones universitarias de la región tenemos nuestra propia identidad que es diferente a la que podría adoptar una de carácter iberoamericano”, sostuvieron en el comunicado, y reclamaron al Instituto de Educación Superior de América Latina y el Caribe (IESALC), perteneciente a la UNESCO.

Periferia dialogó con Rodolfo Tecchi, el presidente del CIN, y uno de los firmantes de la carta dirigida a la UNESCO. “Esta gestión

“Nos llama mucho la atención que el IESALC nos diga que eso lo va a coordinar el BID y el Banco Santander que no tienen nada que ver con la problemática de la educación superior latinoamericana”, dijo Tecchi, y agregó que “no podemos tener confianza en lo que concluyan éstas entidades sobre la realidad de las universidades latinoamericanas”.

“Se rompió un clima en la UNESCO”, dijo Tecchi, al referirse al cambio de gestión.

Las casas de altos estudios declararon su “pesar y desacuerdo”, y sentenciaron: “Se supone que su relación fundamental es con América Latina y el Caribe, que se asocie, principalmente, con bancos y organismos iberoamericanos”.

Periferia Ciencia


 

Más notas sobre el tema