Brasil | Casi medio millón de afectados por inundaciones y Argentina ofrece ayuda

947

Graves inundaciones en Brasil: muertos y casi medio millón de afectados

El número de muertos por las peores inundaciones en más de treinta años en el estado brasileño de Bahía ascendió este lunes a 20, con el hallazgo de dos cadáveres bajo las aguas, en medio de una situación de catástrofe en 72 municipios que obligó a la evacuación de 16.000 personas mientras que otras 430.000 están afectadas por el avance de las aguas, informó la Defensa Civil.

En medio de la tragedia con escenas dramáticas de rescate, casas bajo el agua, autopistas que desaparecieron bajo el lodo producto del rompimiento de dos diques, el presidente Jair Bolsonaro mantuvo su programación de vacaciones de fin de año y viajó hacia Sao Francisco do Sul, estado de Santa Catarina.

El gobierno nacional envió equipamientos de rescate mediante el Ministerio de la Ciudadanía para ayudar a las fuerzas locales al rescate de la población en la zona sur y oeste del estado de Bahía.

El temporal afectó también a regiones de Ilheus, uno de los puntos turísticos más importantes del verano del estado de Bahía, con resorts y barrios privados evacuados.

Según informó Defensa Civil y la policía, el número de fallecidos ascendió con el hallazgo de dos personas que estaban desaparecidas en el municipio de Itabuna, uno de los más afectados.

La situación es de alerta máxima en Salvador, primera capital de Brasil y uno de los polos económicos y turísticos más importantes del país, ya que durante diciembre se están registrando las peores lluvias de los últimos 32 años;

Especialistas consultados por la prensa local evitaron vincular esta tragedia con lluvias fuera de época y de toda previsión con los efectos del cambio climático, según informó la cadena Bandeirantes.

“Es el mayor desastre climático ocurrido en Bahía”, dijo el gobernador Rui Costa, del opositor Partido de los Trabajadores.

El líder del PT y favorito a las elecciones el próximo año, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, pidió hoy por las redes sociales que las Fuerzas Armadas deben ser enviadas por el gobierno nacional a participar de las tareas de rescate y reconstrucción de los municipios golpeados.

Es en ese marco varios analistas comenzaron a criticar la decisión de Bolsonaro de mantener sus vacaciones de Año Nuevo en Santa Catarina, luego de haber estado una semana en Guarujá, estado de San Pablo, donde se lo vio pasear en moto de agua, yates y caminar con decenas de seguidores por las playas y calles.

Varios estados enviaron equipamientos como helicópteros y personal de bomberos para ayudar en los rescates.

La situación climática adversa continuará hasta el miércoles, según el servicio meteorológico, mientras en más de veinte municipios se detuvo el suministro eléctrico y de agua potable.

Ámbito Financiero


Argentina ofreció a Brasil la ayuda de Cascos Blancos para colaborar en las inundaciones de Bahía

A pedido del canciller Santiago Cafiero, el Embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, envió una nota dirigida a la Agencia Brasileña de Cooperación, al Ministerio de Relaciones Exteriores y al Centro Nacional de Gerenciamiento de Riesgos y Desastres, en la que ofreció la ayuda de la Comisión Cascos Blancos para prestar la asistencia humanitaria necesaria ante la catástrofe vivida en el norte de Brasil tras las intensas lluvias en Bahía.

En igual sentido, el Consulado argentino en Salvador de Bahía transmitió el mismo ofrecimiento al Gobernador del Estado afectado, Rui Costa dos Santos Mororo, para disponer la colaboración de Cascos Blancos, que conduce Sabina Frederic.

En ambas notas, las autoridades nacionales pusieron a disposición al voluntariado argentino, que posee una vasta experiencia en la gestión de este tipo de eventos.

En principio, este ofrecimiento inmediato está compuesto por diez profesionales especializados en materia de agua y saneamiento (incluyendo los insumos necesarios para la potabilización de agua, desinfectantes, elementos sanitizantes y el asesoramiento para su uso responsable).

En logística (para el montaje y desmontaje de casas y abrigos ACNUR que sirven para desplegar lugares de permanencia para quienes han quedado sin viviendas o han debido abandonarlas); en recepción, clasificación y almacenamiento de donaciones (para evitar la superposición de recursos y garantizar la distribución de los mismos de manera correcta); y en contención psicosocial en los campamentos y lugares dispuestos para las víctimas, así como en acciones socio-sanitarias.

Durante la tarde de ayer, y tras varios días de intensas lluvias que desbordaron la capacidad de contención de las aguas de los ríos locales, más de 430 mil personas fueron afectadas por las inundaciones, lo que llevó –según los informes de la Superintendencia de Protección y Defensa Civil de Bahía (SUDEC)- al desplazamiento de más de 16.000 personas y la pérdida de viviendas de otras 19 mil.

El desastre

Un total de 116 ciudades en el estado de Bahía, en el noreste de Brasil, estaban bajo estado de emergencia el martes debido a las inundaciones causadas por fuertes lluvias que han golpeado la región desde finales de noviembre.

Ciudades en al menos cinco otros estados en el norte y sureste de Brasil también han sufrido inundaciones en días recientes.

En Bahía, las inundaciones han afectado a más de 400.000 personas. En al menos 50 ciudades, el agua entró a hogares y negocios, y las personas se vieron obligadas a abandonar sus pertenencias. Se han quedado sin hogar 31.500 personas y otras 31.000 han sido desplazadas, según datos oficiales del gobierno estatal.

En total, 20 personas han muerto y 358 han resultado lesionadas desde principios de mes.

Bahía no había tenido precipitaciones tan fuertes en los últimos 32 años, según el sitio web del Centro Nacional para el Monitoreo y Alertas de Desastres Naturales, una agencia gubernamental. En el sur de Bahía, llovió más de cinco veces más que la cantidad usual para esta época del año.

En una entrevista del martes con estaciones de radio locales, el gobernador de Bahía, Rui Costa, comparó la situación con un “bombardeo” y agregó que vacunas contra el COVID-19 se perdieron en algunas ciudades debido a las inundaciones.

“Algunas oficinas de salud municipales y almacenes de medicamentos quedaron completamente sumergidos bajo el agua”, agregó.

El martes, las autoridades aconsejaron a los residentes de al menos cuatro municipios en Bahía dejar sus hogares debido al cauce crecido del río Pardo ya que abrieron las compuertas de la represa Machado Minero en el estado aledaño Minas Gerais, según el departamento asesor del gobierno.

El superintendente de Defensa Civil de Bahía, coronel Miguel Filho, le dijo a The Associated Press que todavía hay ciudades inundadas y aisladas, y las lluvias continúan.

“Nuestra primera respuesta es ayudar, luego dar albergue para atender a la población en los albergues con asistencia humanitaria, con sábanas, cobijas, alimentos”, dijo.

Clarín


Inundações na Bahia provocam 21 mortos

Subiu para 21 o número de mortes resultantes das fortes chuvas que atingem a região centro-sul da Bahia. O balanço foi atualizado na tarde de ontem (28) pelo governo no Estado. Muitas comunidades estão isoladas e a reconstrução das estradas, segundo representantes da Bancada da Bahia no Congresso, deve custar mais do que R$ 2 bilhões. Os congressistas pedem ainda a rápida liberação dos valores já anunciados para auxiliar as vítimas das inundações.

A morte mais recente foi a de um rapaz de 19 anos, que tentou atravessar uma enxurrada em Ilhéus, na noite de segunda-feira (27), mas acabou se afogando. O número de feridos permaneceu em 358. Um total de 136 municípios do estado decretaram situação de emergência. O número de pessoas desabrigadas é de 34.163, enquanto o de desalojados soma 42.929.

Pela manhã, quatro ministros do governo federal sobrevoaram as regiões atingidas por chuvas na Bahia e se reuniram com o governador do estado, Rui Costa. Eles também anunciaram medidas para auxiliar o esforço de atendimento à população desabrigada e prometeram recursos futuros para a reconstrução da infraestrutura e de moradias.

A Bahia está enfrentando a pior chuva para o mês de dezembro desde 1989, segundo o governo estadual.

Reconstrução

O coordenador da bancada da Bahia no Congresso, deputado Marcelo Nilo (PSB-BA), afirmou que serão necessários no mínimo R$ 2 bilhões para reconstruir as cidades atingidas pelas chuvas no Estado. Em reunião com o presidente da Câmara, Arthur Lira (PP-AL), ontem, parlamentares do Estado cobraram medidas emergenciais do governo federal.

O presidente da República, Jair Bolsonaro, assinou uma medida provisória destinando R$ 200 milhões para reconstrução de estradas, mas os recursos não são destinados apenas à Bahia. (Da Redação com Agência Brasil e Estadão Conteúdo).

Cruzeiro do Sul

Más notas sobre el tema