¿Cuál es la dimensión económica del metaverso? – Por Luis Alberto Peralta

664

Por Luis Alberto Peralta

Mark Zuckerberg no deja de hablar del metaverso. El creador de la red social Facebook, que tras el destape de una serie de documentos internos atraviesa la peor crisis reputacional de su historia, ha decidido incluso cambiarle el nombre a su compañía a Meta, en referencia a este nuevo proyecto. Pero ¿qué será realmente el metaverso? Según palabras de Zuckerberg y de otros especialistas, será una experiencia de “internet inmersivo”, a la cual podremos acceder a través de realidad virtual y realidad aumentada, y que además permitirá integrar el internet de forma más fluida y personalizada en todos los aspectos de nuestras vidas.

“Hemos pasado de texto a las fotos y luego a vídeos. Pero este no es el fin del camino. El próximo medio será aún más inmersivo y encarnará el internet mientras vives experiencias”, ha sentenciado Zuckerberg, quien concibe el metaverso como el siguiente gran paso en la tecnología de las comunicaciones. Las explicaciones del creador de Facebook ilustran el metaverso como una mezcla de plataforma y mundo paralelo digital “sin límites”, donde el internet y la experiencia humana convergerán.

Zuckerberg sabe que pocos entienden lo que está proponiendo. El empresario reconoce que el proyecto “parece ciencia ficción” y que ni él sabe cuánto tomará en consolidarse. Sin embargo, durante la presentación de su nueva marca, ha dejado entrever algunas de las posibilidades del metaverso, como participar de un concierto al otro lado del mundo por medio de realidad virtual, traer objetos del mundo real a internet por medio de NFT, estar presente en una reunión de negocios como un holograma o avatar hiperrealista, escribir mensajes con solo pensarlo, entre otros.

Este nuevo ecosistema también tendrá derivadas económicas de largo alcance. La compañía afirma que están invirtiendo 150 millones de dólares en recursos de enseñanza para ayudar a los creadores y desarrolladores a “construir habilidades, acceder a tecnologías y crear oportunidades en el metaverso”. Por otra parte, buscan también innovar en este campo con Facebook Reality Labs, su rama de investigación.

Vishal Shah, jefe de productos de Meta, afirma que en el metaverso se podrán vender artículos digitales y físicos, que serán autenticados mediante NFT. La empresa ha deslizado que las experiencias en el metaverso también se podrían rentabilizar a través de suscripciones o anuncios. Cabe destacar que la empresa continúa con su proyecto de criptomoneda, que ha cambiado su nombre de libra a diem, del que ahora participan además empresas como Uber y Spotify. Por otra parte, recientemente lanzó su wallet de criptomonedas, llamada Novi.

Zuckerberg asegura que podremos acceder a todas estas experiencias a través de gafas de realidad virtual y smart glasses, unas gafas que nos permitirán añadir “capas” a la realidad para poder interactuar con el internet y las redes sociales. Estas capas funcionarían de manera similar a los filtros de realidad aumentada que ya se encuentran en algunas aplicaciones como Instagram o Pokémon Go, solo que serían más interactivos. En este sentido, estas gafas pasarían a ser tan comunes como lo son ahora los ordenadores y los teléfonos inteligentes y nos permitirían interactuar con las aplicaciones de manera más profunda.

La empresa subsidiará estos dispositivos o los venderá a precio de costo para que más personas puedan acceder al metaverso. Cabe resaltar que Zuckerberg es dueño de Oculus, uno de los líderes mundiales en fabricación de gafas y tecnología de realidad virtual, y que recientemente Facebook hizo una colaboración con la marca de gafas Ray Ban para crear sus primeros smart glasses, que poseen cámara y audio incorporados y que permiten interactuar con las redes sociales del usuario.

Xiaomi, una empresa de teléfonos china, también presentó su primer prototipo de smart classes. Por otra parte, ha destacado que también se permitirá que las personas se conecten a través de los ordenadores o teléfonos.

El País

Más notas sobre el tema