Honduras | La Pastilla Anticonceptiva de Emergencia como punta de lanza de los derechos de las mujeres – Por Melina Sotelo

1.485

Por Melina Sotelo, de la redacción de NODAL

El 28 de noviembre se realizaron las elecciones generales en Honduras. El pueblo eligió como nueva presidenta a Xiomara Castro, del partido Libertad y Refundación (Libre) . La izquierda vuelve al poder y con ella las esperanzas de una Honduras que se deconstruye y lucha por los derechos de las mujeres. Xiomara Castro es la primera mujer presidenta electa, y fue la única candidata que propuso despenalizar el aborto en sus tres causales, así como la píldora anticonceptiva (PAE). Es importante señalar que en 2013 Xiomara se opuso a despenalizar el aborto y legalizar la PAE en su primera candidatura; pero, a lo largo de estos años se fue deconstruyendo y cambió mucho su manera de pensar. Las organizaciones defensoras de derechos de las mujeres están a la expectativa de lo que Xiomara pueda lograr en un país fuertemente machista y conservador, teniendo en cuenta sus promesas en campaña.

Hay que recordar que el 15 de mayo de 2009 se vetó el decreto No 54-2009 que impulsaba la promoción, compra, venta y cualquier política que avale el uso de píldoras de emergencia (PAE) o comúnmente conocida como pastillas del día después. Honduras es el único país de América Latina que prohíbe la PAE al igual que el aborto, que también es ilegal en todas sus formas. Según la OMS, “el término anticoncepción de emergencia, o anticoncepción poscoital se refiere a métodos anticonceptivos que se pueden utilizar para prevenir embarazos en los días inmediatamente posteriores a la relación sexual. Se estableció para situaciones creadas por una relación sexual sin protección, el fallo o el uso incorrecto de otros anticonceptivos (como la omisión de una píldora anticonceptiva o la rotura o deslizamiento del preservativo) y para casos de violación o relaciones sexuales forzadas sin protección.”. El decreto ministerial se aprobó sin consultar al pueblo, y sin tener en cuenta la promoción y protección de los derechos de las mujeres.

El argumento dado para el decreto que prohíbe la PAE está relacionado con el aborto dado que, en Honduras la pastilla anticonceptiva de emergencia se considera abortiva y va en contra de la ley que establece el derecho a la vida a toda persona desde el momento de gestación. El argumento para prohibir la PAE es que la vida se establece desde el momento del acto sexual, a pesar de que la OMS considera a la PAE no abortiva, segura y válida para prevenir embarazos no deseados. Para la OMS, “los derechos de las mujeres y las niñas son derechos humanos que abarcan todos los aspectos de la vida: la salud, la educación, la participación política, el bienestar económico, el no ser objeto de violencia, así como muchos más. La Carta de las Naciones Unidas garantiza la igualdad de derechos de mujeres y hombres.”.

Considerando los derechos humanos y teniendo en cuenta los derechos sexuales y reproductivos de la mujer, la prohibición de la PAE va en contra de la igualdad de condiciones y el derecho a decidir sobre su cuerpo y bienestar. Si bien hay diversas organizaciones que se han manifestado en defensa de los derechos de las mujeres, realizando protestas, campañas e incluso acordando con funcionarios del gobierno para derogar el decreto, Honduras es un país que carece de centros de atención, planificación familiar y educación sexual integral y reproductiva. Hace varios días, de la mano del Grupo Estratégico PAE, que forma parte del Centro de Derechos de Mujeres en Honduras (CDM), una mujer (Rocío Walkiria Reyes) realizó un video a modo de protesta para concientizar a la comunidad internacional sobre las pocas y limitadas opciones para la salud sexual disponibles en Honduras.

La ausencia de la PAE hizo que las mujeres hondureñas corran riesgos de mortalidad materna ya que, se buscan lugares clandestinos para interrumpir un embarazo no deseado los cuales son riesgosos, perjudican su salud e incluso pueden provocar la muerte. A su vez, desde el 2009 hasta la fecha creció la tasa de embarazo adolescente y más de 400 mil menores fueron madres tras embarazos forzados.

Según cifras del informe de violencia sexual de 2017 del Centro de Derecho de Mujeres, en Honduras el aborto inseguro representó el 12% de las muertes maternas en el país. También hay que aclarar que la población que emigra de Honduras está compuesta por un porcentaje alto de mujeres que buscan obtener, satisfacer y gozar de sus derechos básicos en otro país ya que el machismo se involucra en las decisiones legales en torno a los derechos de la mujer, posicionándolas de manera inferior, teniendo dificultades y siendo una población vulnerable con desigualdad de derechos.
Con Xiomara Castro se abre una nueva etapa. Habrá que ver si puede responder a las demandas de las mujeres, y, en particular, si puede avanzar con la legalización de la PAE.

Más notas sobre el tema