La OPS pide acelerar “con urgencia” el acceso a las vacunas ante la variante Ómicron

213

Hay 20 países que aún no han alcanzado la meta establecida por la OMS de lograr 40% de cobertura de la vacunación para fines de este año, y la variante ómicron se ha detectado en seis países de la Región. En este contexto, la Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, afirmó que acelerar el acceso a las vacunas será fundamental para proteger a la población y, en especial, a las personas más vulnerables.

“La aparición de una nueva variante no significa necesariamente un empeoramiento de la situación, pero sí significa que debemos aumentar las precauciones”, dijo en la rueda de prensa de hoy, instando a continuar aplicando las medidas de salud pública y la vacunación.

La semana pasada se notificaron más de 782.655 casos nuevos de COVID-19 y 10.950 muertes conexas en la Región de las Américas, pero solamente 55% de la población de América Latina y el Caribe está completamente vacunada. En algunos países, como Guatemala, Haití, Jamaica y San Vicente y las Granadinas, la cobertura de la vacunación sigue siendo mucho menor.

Si bien la Región está “trabajando contra reloj para proteger a las personas de este virus”, la Directora de la OPS pidió una estrategia a largo plazo que tenga en cuenta cuánto dura la protección brindada por las vacunas, su impacto en diferentes grupos etarios y el comportamiento de las nuevas variantes.

Con la entrega de 1,6 millones de dosis de las vacunas contra la COVID-19 a la Región esta semana, y más dosis en camino, la doctora Etienne afirmó que “los primeros en recibir una vacuna contra la COVID-19 deben ser los grupos de población vulnerables, como los pueblos indígenas, las personas mayores y las personas con afecciones de salud subyacentes que aumentan el riesgo de enfermar gravemente por la COVID-19.”

Sin embargo, en países donde la cobertura general de la vacunación es alta, la cobertura en las personas mayores de 60 años es más baja que en otros grupos. Y en países donde la vacunación está más rezagada, también se está protegiendo antes a las personas sanas.

“Esta falta de priorización es peligrosa porque hace que nuestras personas mayores sigan siendo vulnerables y pone en riesgo nuestros sistemas de salud”, agregó la Directora.

La doctora Etienne también destacó la importancia de garantizar un acceso a las vacunas sostenible a largo plazo, y subrayó el papel fundamental que tiene el Fondo Rotatorio de la OPS, un mecanismo de compra de vacunas que este año ya ha adquirido para la Región vacunas de rutina y de COVID-19 por un valor de 1.000 millones de dólares.

“Al utilizar nuestro Fondo Rotatorio, los países tienen asegurado el acceso a vacunas de calidad garantizada y a precios justos, por medio de un mecanismo transparente”, agregó la Directora.

A medida que el año llega a su fin y los países despliegan más dosis para alcanzar las metas de cobertura de la vacunación establecidas por la OMS, la Directora hizo un llamamiento a la equidad y la preparación.

“Necesitamos un suministro confiable de dosis para que nuestras campañas de vacunación contra la COVID-19 no amplíen las inequidades que han dividido a nuestra Región durante tanto tiempo”, afirmó.

La semana pasada, el número de casos de COVID-19 aumentó en Canadá y algunas zonas de México, así como en algunos países de América del Sur como Bolivia, Perú y Colombia. En el Caribe, el número de casos, hospitalizaciones y muertes sigue aumentando en Trinidad y Tabago. En otras islas más pequeñas, como las Islas Caimán, también está aumentando el número de casos nuevos.

En Centroamérica, el número de casos de COVID-19 está disminuyendo significativamente en todos los países a excepción de Panamá, y también está disminuyendo en Ecuador, Chile y Argentina.

OPS

Más notas sobre el tema