La UNA sobre el 10 de Diciembre: Día Internacional de los Derechos Humanos

479
El Día de los Derechos Humanos se celebra el 10 de diciembre de cada año. Se conmemora la ocasión en que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos y proclamó sus principios como un ideal común para todos los pueblos y naciones. Cada año, este día brinda la oportunidad de reflexionar, de renovar los esfuerzos en la lucha por los derechos y la dignidad y de movilizarse contra viejos y nuevos desafíos ligados a la pobreza, la desigualdad, la violencia, la exclusión y la discriminación.
En 1945, los países fundadores de la ONU acordaron impedir que los horrores cometidos en la Segunda Guerra Mundial (secuestros, torturas, persecuciones y asesinatos masivos) se reprodujeran. El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, documento que se asienta en principios, garantías fundamentales y derechos inalienables de todas las personas que habitan este mundo.

Esta declaración establece una amplia gama de derechos y libertades fundamentales a los que todos y todas tenemos derecho. Garantiza los derechos de todas las personas en cualquier lugar, sin distinción de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, religión, lengua o cualquier otra condición. Proclama que todos los seres humanos “nacen libres e iguales en dignidad y en derechos”, que todos tienen derecho a un nivel de vida “adecuado para la salud y el bienestar” de ellos y de sus familias en lo que respecta a “la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios”, y que es deber de los Estados promover y proteger estos derechos y libertades fundamentales.

Los Derechos Humanos se sostienen sobre dos pilares esenciales: la libertad y la igualdad entre todas las personas. En este sentido, la dignidad humana se posiciona antes que cualquier formulación étnica, cultural, jurídica o política. En el caso de nuestro país, la Declaración Universal de Derechos Humanos está incorporada en nuestra legislación desde 1994, teniendo así igual jerarquía que la propia Constitución.

Sin embargo, la idea fundamental acerca de que todos y todas nacemos “libres e iguales en dignidad y derechos” (artículo 1°) significa, en realidad, un objetivo distante y un desafío tan complejo como necesario.

En estos últimos años, en un planeta atravesado por la pandemia del COVID-19, se han puesto en evidencia, con mayor fuerza, las desigualdades, la exclusión y la discriminación estructurales y arraigadas, pero también la importancia de un Estado que se hiciese presente con políticas públicas dirigida a los sectores más vulnerables.

Precisamente para este año 2021, el lema de la campaña internacional del Día de los Derechos Humanos es Igualdad, en referencia al primer artículo de la Declaración Universal. Igualdad, inclusión y no discriminación están en el centro del discurso de este año, visibilizando a los grupos más vulnerables: niños, mujeres, pueblos indígenas, personas LGBTI, migrantes, personas con discapacidad.

En Argentina, se celebra además el Día de la Restauración de la Democracia en conmemoración del 10 de diciembre de 1983, día en el que asumió un gobierno elegido por el voto popular dando fin a la última dictadura cívico-militar. Asimismo, el proceso de democratización abierto por la movilización social, con una fuerte presencia del movimiento de derechos humanos, fue fundamental para la consecución del Juicio a las Juntas: el 9 de diciembre de 1985, la Cámara Federal condenó a 5 de los 9 integrantes de las 3 juntas militares por crímenes de lesa humanidad, en un fallo histórico que sentó precedentes a nivel continental y que, habiendo instalado la consigna “Nunca más”, sitúa en perspectiva la lucha incansable por Memoria, Verdad y Justicia, y contra la impunidad del terrorismo de Estado.

Los derechos humanos constituyen una referencia ineludible para las luchas sociales y políticas en pos de consolidar lo público y fortalecer la democracia. Su carácter histórico y contingente supone una necesaria disputa simbólica por su interpretación legítima: las libertades cerradas y los derechos individuales no pueden obturar un camino abierto de construcción permanente de formas colectivas de organización y convivencia social basadas en la justicia, la igualdad y la dignidad humanas.

Asimismo, este lunes 6 de diciembre, la Argentina fue elegida para presidir, durante el año 2022, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Federico Villegas, representante de nuestro país, presidirá el organismo cuya función es discutir y pronunciarse sobre las violaciones de derechos humanos cometidas por países de todo el mundo y avanzar en el desarrollo progresivo de las temáticas de derechos humanos a nivel global.

La Secretaría de Igualdad, Derechos y Diversidad sostiene que sólo a través de medidas orientadas a cerrar las brechas sociales, el desarrollo de políticas de erradicación de la violencias y las desigualdades y la promoción de los derechos humanos pueden garantizarse una plena recuperación y una construcción de un mundo mejor, más resiliente, justo y sostenible.

La Universidad Nacional de las Artes reafirma su compromiso en seguir trabajando cotidianamente en la construcción de una universidad más igualitaria y en promover y garantizar el pleno cumplimiento de los Derechos Humanos.

Datos de contacto
Secretaría de Igualdad, Derechos y Diversidad UNA
[email protected]

 

UNA

Más notas sobre el tema