Honduras | Nombran dos presidentes del Congreso en sesiones paralelas a días de la asunción de Xiomara Castro

872

Designan a diputados Luis Redondo y Jorge Cálix como jefes del Congreso de Honduras

Por EAguilera

El Congreso de Honduras nombró este domingo en dos sesiones paralelas a los diputados Luis Redondo y Jorge Cálix al frente de su Junta Directiva para el periodo 2022-2026.

En el edificio del Legislativo, que amaneció sin servicio eléctrico y que este domingo seguía custodiado por seguidores del Partido Libertad y Refundación (Libre) tras la vigilia popular de la madrugada en defensa de la democracia, 48 diputados eligieron a Luis Redondo, quien era la propuesta de los partidos Libre, Salvador de Honduras y Democracia Cristiana, reseña Telesur.

De manera simultánea, en sesión ante 82 legisladores que se reunieron en el club campestre Bosques de Zambrano, a las afueras de Tegucigalpa (capital), fue juramentado el diputado Jorge Cálix, quiencuenta con el apoyo de las bancadas del Partido Nacional, el Liberal y el Anticorrupción, además de los diputados expulsados de Libre, acusados de traición e incumplimiento al acuerdo suscrito con Salvador Nasralla.

Días atrás, la Presidenta electa declaró que el próximo 27 de enero juramentaría su cargo ante un juez y no ante el Congreso en caso de que su Junta Directiva fuera presidida por Cálix, quien junto a otros 17 diputados fueron expulsados de Libre tras dar la espalda al mencionado pacto.

Luego de esta traición, Cálix consiguió apoyo de la bancada oficialista para presidir el Congreso en lugar de Redondo.

Antes de este hecho, la bancada legislativa de Libre la integraban 50 diputados (de los 128 que conforman el Congreso). Ahora está representada solo por 32, lo cual los deja en minoría para apoyar la agenda legislativa de Xiomara Castro, enfocada en promover cambios profundos en el país.

Este sábado, ante centenares de seguidores congregados en una vigilia en las afueras del Congreso Nacional, Xiomara Castro reiteró que esa movilización de masas se realizaba para evitar que el Congreso fuera secuestrado por los intereses de los partidos tradicionales (Liberal y Nacional, este último del presidente saliente, Juan Orlando Hernández).

La Radio del Sur


Cronología: Elección de Cálix, capítulo de una compleja historia

La elección de Jorge Cálix, diputado del Partido Libertad y Refundación (LIBRE), como titular del Congreso Nacional es solo un capítulo de una cadena de acontecimientos que, presentados en una cronología, permiten entender mejor esta compleja historia.

El antecedente más lejano a este hecho se remonta al 13 de octubre de 2021. Ese día Salvador Nasralla y Xiomara Castro firmaron un acuerdo político en el cual Nasralla deponía su candidatura. Se unió como primer designado presidencial en la fórmula de Castro.

Parte del acuerdo firmado era que, teniendo LIBRE el Ejecutivo, sería Nasralla quien propondría al presidente del Congreso.

En esas condiciones, los aliados fueron a las elecciones generales que se celebraron el 28 de noviembre del año pasado. Xiomara Castro de Zelaya ganó arrolladoramente los comicios.

Contundencia de los resultados

Los resultados para el Congreso Nacional no fueron tan contundentes para LIBRE ni para el Partido Salvador de Honduras (PSH). El primero obtuvo 50 escaños y el segundo 10. Juntos no alcanzaban la mayoría simple que les permitiera nombrar al titular del Legislativo.

El nueve de diciembre, el Partido Liberal, que había obtenido 22 curules en el Congreso, fijó su postura respecto a la elección que se avecinaba. “Apoyaremos a un diputado de LIBRE para que presida el Congreso Nacional”, escribieron en un comunicado.

El 23 de diciembre de 2021, el diputado electo por el PSH, Luis Redondo, publicó que era él el ungido para el Legislativo. A nivel de redes sociales, la presidenta electa confirmó la aceptación de la nominación.

Hasta entonces, sonaba extraoficialmente que en LIBRE no había satisfacción para que ese partido cediera el Legislativo. Pero no fue hasta el 10 de enero que alguien quiso ser la cara visible de esta inconformidad.

Beatriz Valle, una de las más populares políticas de LIBRE, cuestionó a la coordinación de su partido públicamente, por la decisión. La congresista electa dijo que ni ella ni sus compañeros eran “borregos”.

Posibles candidatos

Para este tiempo, se conocía que los posibles candidatos a presidentes, que ya no solo se reducían a Luis Redondo, cabildeaban votos. Jorge Cálix y también el economista Hugo Noé Pino, sonaban como aspirantes.

Del lado de Redondo, algunos voceros de PSH y otros de LIBRE salían al paso de los rumores. Decían que el ungido por Nasralla y aceptado por Castro, tenía el número mágico para alzarse con el cargo: 65 o más.

En una entrevista en televisión, para estas fechas, Beatriz Valle aseguró que nunca, ni ella ni sus compañeros conocieron el acuerdo entre PSH y LIBRE. Dijo que sí sabían del pacto, pero que documento sobre el mismo, jamás lo habían visto.

Esta afirmación hizo que Valle fuera muy criticada. La congresista no paró y mantuvo su plan de impulsar la idea de que un diputado de LIBRE presidiera el primer poder del Estado.

Cuando se pensaba que los disidentes del pacto PSH-LIBRE eran solo dos, un diputado más, Marco Eliud Girón, soltó una noticia sorprendente. El legislador electo confirmó que 20 diputados de LIBRE también lo rechazaban y apoyaban a Jorge Cálix.

Ante estos hechos, en sus comunicaciones por Twitter, el coordinador de LIBRE, José Manuel Zelaya, insistía en que cumplirían el pacto. No hubo llamados, ni alusiones a los disidentes. Tampoco fueron llamados a armonizar.

Acusaciones con dinero de por medio

Sí hubo acusaciones sobre dinero para comprar votos. Las aseveraciones vinieron de resentidos liberales como Luis Zelaya, Eduardo Martell y Enrique Ortez Sequeira.

Cuando se acercaba el momento de la verdad y cuando ya era visible la ruptura en LIBRE, el presidente Zelaya convocó a una reunión. El 20 de enero, a un día de la primera sesión del Congreso, citó a los diputados de LIBRE, 20 legisladores no asistieron.

Esa misma noche, la presidenta electa, que había llegado a la reunión, leyó un comunicado para expulsar a los que llamó “traidores”. Esa misma noche, los aludidos rechazaron el adjetivo, pero hicieron lo propio, cabildearon votos.

Así, la mañana del 21 de enero, se celebró la sesión preparatoria para escoger la directiva del nuevo Congreso. El ministro de Gobernación, Leonel Ayala, que por Ley debía presidirla, dio la palabra a un diputado de LIBRE para hacer una propuesta.

Jorge Cálix presidente del CN

Fue la legisladora, Beatriz Valle quien propuso que fuera Jorge Cálix el presidente de la directiva provisional, Yahvé Sabillón vicepresidente y ella secretaria. Valle agregó a su propuesta un listado de 84 legisladores de LIBRE, Partido Liberal y Partido Nacional.

La directiva fue apoyada por mayoría, en medio de una sesión en la que hubo golpes y empujones. La presidenta electa desconoció la decisión y dijo reconocer a Redondo como titular, luego de que simbólicamente fuera juramentado por el diputado Rasel Tomé.

Durante las siguientes 48 horas, hubo diputados que habían apoyado a Cálix que decidieron retirarle su apoyo. Respaldaron a Redondo, pero para infortunio del diputado de PSH, no era suficiente para el número de 65 que necesitaba.

Cálix, presidente en funciones, convocó la noche del sábado 22 de enero a la sesión para escoger la junta directiva en propiedad. Esa misma noche, la presidenta electa convocó a un plantón en el Congreso Nacional.

Respaldo a Redondo

Los manifestantes afines a la presidenta y que respaldaban a Redondo, se quedaron en los bajos del Congreso toda la noche. En esas circunstancias, Cálix convocó la mañana de domingo 23 de enero a una sesión en un club campestre fuera de la ciudad.

A la sesión llegaron 79 diputados, ninguno del oficialismo de LIBRE, quienes estaban en el hemiciclo legislativo celebrando su propia reunión, con 48 legisladores, uno de los legisladores se había abstenido de participar.

En la sesión de este 23 de enero, el diputado German Altamirano, expulsado de LIBRE, volvió a proponer a Cálix para presidente. La planilla fue votada y aprobada. Todos los cargos de la directiva los ocuparon los legisladores de LIBRE.

En el edificio sede del Congreso, LIBRE, PSH y sus apoyos de otros partidos, ungieron simbólicamente a Redondo como titular del Legislativo. La presidenta electa llegó por la tarde del domingo 23 de enero para saludarlos y reconocerlo. De hecho, dijo que será Redondo quien le tomará juramento el 27 de enero.

Así ha marchado esta serie de acontecimientos que aún no acaba. Ahora, el acta de aprobación aprobada en Zambrano, debe ser publicada en el Diario Oficial La Gaceta. Esto podría ocurrir mañana lunes.

Tiempo


XIOMARA CASTRO “VIENE EL INICIO DE UN PROCESO DIFERENTE EN HONDURAS”

La presidenta electa, Xiomara Castro, respaldó la directiva de Luis Redondo desconociendo automáticamente, como lo había anunciado, la que encabeza en propiedad Jorge Cálix, advirtiendo al mismo tiempo que la crisis del Poder Legislativo “es el inicio de proceso diferente en Honduras”. Luego que Redondo y Cálix fueron juramentados en sesiones paralelas, con la mayoría de diputados a favor el segundo, Castro escribió en su cuenta de twitter “Reconozco la presidencia del Congreso encabezada por el diputado Luis redondo, le invito a mi juramentación, junto al pueblo el 27 de enero, felicitó a diputados que rechazan 12 años de redes de corrupción de “Joh”: Camino a saludarle en el Congreso. Ganamos”. Minutos después, la futura gobernante llegó a los bajos del Congreso Nacional donde se encontraba Redondo con los 49 congresistas que lo respaldan, enmedio de un tumulto de simpatizantes que ella misma había convocado desde la noche anterior para impedir que la directiva de Cálix se instalara en propiedad. Enmedio de los miles de simpatizantes, Castro abrazó a Redondo, en las afueras de la sede del Legislativo, diciéndole que “le complace que el pueblo sepa de que aquí no hay algo oculto, porque para reconstruir Honduras es un trabajo de todos y de todas, no lo podemos hacer ni usted ni yo, necesitamos el concurso de todos y de todas, hay mucho camino por hacer, lograr un diálogo permanente”. La mandataria electa siguió diciendo que “aspiro a que dentro de cuatro años retirarme y decirle al pueblo misión: cumplida como mujer”. Posteriormente, la mandataria dijo a los periodistas que “se debe respetar la voluntad del pueblo emanada del 28 de noviembre, el pueblo ya no quiere más cachurecadas, no quiere más tratos debajo la mesa”. INICIO DE UN PROCESO Consultada sobre qué le depara al país con las dos directivas paralelas de legisladores, Castro respondió “viene el inicio de un proceso diferente en Honduras, yo tengo un compromiso y mi compromiso es con el pueblo y mi compromiso es construir una democracia de verdad, dar los pasos necesarios para que se

Le devuelva al pueblo lo que le han arrebatado, dar los pasos necesarios para que se decente ética, política en nuestro país que nosotros podamos decir no más inmoralidades no más acuerdos debajo de la mesa, hay que hacer los acuerdos transparentes que el pueblo lo sepa, que el pueblo los escuche, que el pueblo lo vea”. “Eso es, siguió diciendo, lo que hoy el pueblo está esperando y ese es el compromiso que esta mujer va a adquirir en 12 años de lucha donde me he ganado la confianza de un pueblo donde me he ganado el compromiso y la esperanza que el pueblo ha sentido en estos últimos meses después de las elecciones esa confianza que el pueblo ha depositado sobre mi persona”.

El País

Más notas sobre el tema