La OPS alerta sobre el alza de contagios de Covid-19 en la región

744

OPS: Contagios récord de COVID-19 en las Américas, pero no se disparan muertes

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo el martes que prevé que ómicron se convierta en las próximas semanas en la variable predominante de COVID-19 en las Américas, donde los casos de coronavirus han registrado en los últimos días niveles récord.

La OPS añadió que aunque los sistemas sanitarios enfrentan desafíos con un aumento de las hospitalizaciones, la vacunación ha ayudado a que las muertes por coronavirus no hayan aumentado al mismo ritmo que los contagios.

“Si bien delta aún está causando nuevas infecciones en las Américas, según nuestras tendencias actuales, ómicron está en camino a convertirse en la variante dominante de nuestra región”, expresó en conferencia de prensa virtual la directora de la OPS, Carissa Etienne.

A la fecha la cifra mundial de enfermos llegó a 300 millones desde que empezó la pandemia en marzo de 2020, poco más de un tercio de ellos en las Américas. La región ha registrado casi la mutad de los 5,4 millones de muertos de todo el mundo.

En las Américas, las infecciones casi se duplicaron en la última semana: de 3,4 millones el 1 de enero a 6,1 millones el 8 de enero, de acuerdo con la OPS. En comparación con el mismo período del año anterior, cuando se registraron 2,4 millones de casos, el aumento fue del 250%.

En la primera semana de 2022 las muertes en las Américas incrementaron 31% con respecto a la semana anterior, de acuerdo con el organismo.

La variante ómicron, que se expande más fácilmente, ha sido detectada ya en 42 de los 56 países y territorios de las Américas.

Ómicron puede infectar a las personas vacunadas y a aquellos que ya han enfermado del virus, pero algunos estudios muestran que es menos probable que cause infecciones más severas que delta, y que la inmunización y las dosis de refuerzo ofrecen una fuerte protección contra una enfermedad grave, hospitalización y muerte.

Estados Unidos está reportando la mayor cantidad de casos, mientras que también Canadá registra un repunte. En el Caribe, Puerto Rico y República Dominicana tienen los mayores aumentos, y en Centroamérica lo hacen Belice y Panamá.

En Sudamérica, en tanto, Bolivia, Ecuador, Perú y Brasil también registran incrementos de enfermos, y en Brasil hay un aumento de las hospitalizaciones. En Argentina y Paraguay, por ejemplo, las infecciones de coronavirus han aumentado un 300% en la última semana, según la OPS.

Etienne dijo que al menos 17 países y territorios han registrado un aumento de más del 2% en las admisiones hospitalarias, incluyendo en unidades de terapia intensiva, en comparación con la semana anterior. El Caribe y Centroamérica han sido escenario del mayor ascenso.

“También nos preocupa el hecho de que varios de los países y territorios que experimentan estos incrementos más grandes en las hospitalizaciones diarias son los que tienen menos cobertura (de vacunación) entre la población elegible”, expresó la directora de la organización de salud pública regional.

Aunque ómicron puede provocar enfermedades más leves, la OPS alertó que también puede ser letal entre los no vacunados y las personas inmunocomprometidas. Por eso instó a los países a que continúen con sus campañas de vacunación y medidas sanitarias, incluyendo el uso de mascarillas, distanciamiento, ventilación de ambientes cerrados y lavado frecuente de manos, entre otras.

Hasta ahora casi el 60% de la población de América Latina y El Caribe está completamente vacunada, pero unos diez países de la región —especialmente en el Caribe— no llegaron a la meta del 40% fijada por la Organización Mundial de la Salud para finales de 2021. Esa meta es del 70% para mediados de este año.

VDA


Mientras los casos de COVID-19 casi se duplican en las Américas, los trabajadores de la salud deben ser protegidos, afirma la OPS

Ante la aceleración de las infecciones por COVID-19 en las Américas y la detección de la variante ómicron en al menos 42 países y territorios de la región, la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, pidió a los países que se aseguren de que los trabajadores de la salud tengan acceso a equipos de protección y a dosis adicionales de la vacuna contra COVID-19 cuando estén disponibles.

Mientras los casos se triplican en algunos países, la capacidad de la región para responder a la actual ola depende del personal de salud que mantiene en funcionamiento los centros de atención primaria, las clínicas y los hospitales.

“Debemos asegurarnos de que están protegidos de las peores consecuencias de este virus”, afirmó Etienne hoy en una rueda de prensa.

En la última semana, los países de las Américas notificaron 6,1 millones de nuevos casos de COVID-19, lo que significa un aumento del 250% con respecto al mismo periodo del año pasado.

Gracias al aumento de la vacunación en la región, la tasa de mortalidad por COVID-19 se mantiene estable, pero el incremento de las visitas a las salas de emergencia y las hospitalizaciones ha hecho que muchos sistemas de salud tengan dificultades para hacer frente a la situación.

La directora de la OPS destacó que una dosis adicional de vacuna “ayudará a reforzar la capacidad de los trabajadores de la salud para resistir la exposición al virus”, sobre todo teniendo en cuenta el aumento de las infecciones.

Mientras que Delta sigue causando nuevos casos de COVID-19 en las Américas, ómicron va camino de convertirse en la variante dominante, ya que se propaga más rápidamente que otras variantes detectadas, especialmente en espacios cerrados. Hasta el momento, ómicron ha sido reportada en 42 países y territorios de la región, y en varios de ellos se está produciendo una transmisión comunitaria generalizada.

Aunque los informes sugieren que puede causar síntomas menos graves, la doctora Etienne advirtió que “esta nueva ola de infecciones no será ‘leve’ para nuestros sistemas de salud, porque la variante ómicron ya está desafiando a nuestro personal sanitario y limitando la atención de otras enfermedades”.

“En los estados insulares más pequeños, algunos hospitales ya estaban sobrecargados por los casos de la variante delta, y ahora más hospitales se enfrentan a la perspectiva de verse desbordados por los casos”, añadió.

La directora de la OPS también destacó el aumento de las reinfecciones. “Las infecciones por ómicron pueden ser letales, especialmente para los inmunodeprimidos y los que no están vacunados”, sostuvo, haciendo un llamamiento a las personas para que se mantengan a salvo siguiendo las medidas de salud pública, como el uso de mascarillas y el distanciamiento físico, vacunándose y haciéndose pruebas cuando experimenten síntomas.

La cobertura de vacunación en América Latina y el Caribe es actualmente de casi el 60% y muchos países, como Chile, Cuba y Argentina, cuentan con algunas de las tasas de cobertura más altas del mundo. Sin embargo, es vital que la cobertura equitativa siga siendo una prioridad, remarcó Etienne.

“Tanto si luchamos por la equidad de las vacunas, como si apoyamos a nuestros trabajadores de salud o ponemos de nuestra parte para reducir el riesgo de transmisión, la solidaridad nos allanará el camino para salir de la pandemia”, consideró.

En la última semana, la mayor parte de los nuevos casos de COVID-19 se han notificado en Estados Unidos, y los casos están aumentando en las provincias del este de Canadá.

En el Caribe, Puerto Rico y la República Dominicana han experimentado un aumento de nuevas infecciones, y también se observan incrementos en Jamaica, Aruba, Curazao y Martinica.

En América Central, Belice y Panamá son los países que notifican la mayor incidencia de COVID-19, y en América del Sur, los aumentos son especialmente pronunciados en Bolivia, Ecuador, Perú y Brasil, así como en Argentina y Paraguay, donde los nuevos casos han aumentado en un 300%.

OPS

Más notas sobre el tema