El gobierno denunció a Repsol ante la OEA por el derrame de petróleo

941

El Perú denunció, ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), el impacto ambiental y económico causado ante el derrame de petróleo ocasionado por la empresa Repsol en el mar de Ventanilla.

El encargado de realizar esta denuncia fue el representante permanente del Perú ante la OEA, Harold Forsyth, quien indicó que nuestro país “se encuentra frente a un escenario sin precedentes en su historia”.

Asimismo, resaltó que el gobierno del presidente de la República, Pedro Castillo, evalúa una drástica sanción y viene realizando sus mayores esfuerzos para la recuperación de los ecosistemas dañados.

Además, en la reunión solicitó la inclusión del presente tema en la agenda de la próxima sesión ordinaria del Consejo Permanente de la OEA.

Derrame de petróleo

El pasado 15 de enero se reportó un derrame de crudo en el mar de Ventanilla, que la empresa alude se produjo tras el fuerte oleaje registrado en la costa peruana, por la erupción de un volcán submarino en Tonga, Oceanía.

A la fecha, lo vertido al mar se calcula en más de 10,000 barriles de petróleo.

La mancha de petróleo se extiende por el litoral de Ventanilla y ha llegado a localidades como Ancón y Chancay, donde se registra un impacto negativo en la flora y fauna marina.

Esta semana, la Marina confirmó un segundo derrame, detectado en el terminal multiboyas 2 de La Pampilla, operada por Repsol. Según la empresa, se trató de un “afloramiento controlado de remanentes” del derrame anterior.

Andina

Más notas sobre el tema