El Salvador: Bukele en su laberinto – Por Igor Iván Villalta Sorto

974

Por Igor Iván Villalta Sorto*

Todo laberinto posee una particularidad, es “fácil” ingresar; pero encontrar la salida no lo es tanto. Como observadores de la realidad nacional consideramos desde un inicio que el rumbo por el que transitaba el país no era el mejor, ya teníamos sufrientes referencias acerca del presidente que nos permitía pronosticar un mal final de esta dolorosa aventura. Debido a que el ahora presidente venia de quebrar con sus empresas, quebró la alcaldía de Nuevo Cuzcatlán y la de San Salvador, y ahora, como era de esperarse, está quebrando al país.

No podemos negar que fue un maestro en ilusionar a las personas, en culpar a los mismos de siempre de todos los problemas del país, si bien los sucesivos gobiernos se han destacado por ofrecer cambios, para que no cambie nada, han conducido a buscar fórmulas mágicas, a populistas que dotados de un gran mesianismo, engañan, mienten, difaman, y maltratan a todo aquel que no cree en que son enviados divinos, y que tienen todas las fórmulas para sacarnos de la pobreza y el subdesarrollo.

Ese discurso, está por lo demás desgastado, y eso lo confirma el desastre económico al cual nos vemos envueltos. Las prioridades del gobierno de Bukele se distancias cada vez más de las prioridades de la población en general, que vemos como la canasta básica aumenta de precio semana a semana, la disculpa es que así está sucediendo en todo el mundo producto de la pandemia, y eso está muy bien, pero la pregunta es: ¿y cuál es tu estrategia para palear la inflación? ¿cuáles serán las medidas a implementar para que esta inflación no golpee a la población más pobre?

Todos los salvadoreños esperamos las respuestas que debe ofrecer el presidente con un claro objetivo, con fines y metas bien establecidas, pero el presidente se encuentra de gira, con amplia comitiva, avión privado y consumiendo caviar, mientras que en estos momentos se estima que 900,000 salvadoreños pasarán a formar parte de pobreza extrema, por tanto, no tendrán asegurada su alimentación.

Ya vamos a casi tres años de gobierno bukelista, y hasta este momento no vemos adonde se encuentra la obra física gestionada por el actual gobierno, se ha dedicado a inaugurar obra que proviene del gobierno anterior, lo único que puedo recordar, que sí es obra gestionada por este gobierno, es el puente de Chichilco, que se deterioró con la primera tormenta.

Este año es clave para que la población pueda observar frutos de su gestión, considero que los tiempos políticos para el presidente están llegando a su fin, y cuando esto sucede ya no son promesas de una inversión social de mil quinientos millones de dólares, cuando se tienen que pagar dos mil millones de dólares a los acreedores nacionales e internacionales, ¿qué le va a decir a las personas cuando no pueda cancelar sus salarios? le va a decir que  esperen hasta el 2023, porque en ese año le va a dar dinero fresco el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Que ya vamos a tener un satélite, que ya va a funcionar el hospital de mascotas que le está construyendo a la población de más altos ingresos, supuestamente con las ganancias del bitcoin, ganancias que de acuerdo con el discurso del presidente se cobrarán dentro de cinco años.

Bukele debería reflexionar, que levantó grandes expectativas e ilusionó a muchos salvadoreños que le dieron el triunfo inobjetable en las elecciones, los salvadoreños no tomaron en cuenta los consejos de los economistas de: “no poner todos los huevos en una misma canasta”.

La familia del presidente ha cumulado tanto poder que ahora no puede lidiar con él, las purgas en su partido no se han hecho esperar acusando a dos miembros de su bancada de traición a la patria, ¿y que la patria es Bukele?, espía a sus mismos funcionarios de  partido y ahora a legalizado el espionaje a todo ciudadano, el partido que lo llevó al poder ha pasado a ser un paria, debido a que en las encuestas no alcanza ni el 1%, por tanto ya no le sirve a sus intereses, razón por la cual hay que desplazarlo de los estamentos de poder y crear otro nuevo para conformar una falsa oposición y de esta manera dar una imagen de democracia al exterior.

Por otro lado, las sanciones de Estados Unidos y las amenazas de la comunidad internacional de que, de seguir conculcando los derechos de los salvadoreños, violando las leyes e irrespetando los derechos humanos de la población salvadoreña tendrán consecuencias internacionales, el temor a las sanciones se observa claramente en muchos diputados que se escusan de no votar en polémicos decretos o leyes que perjudican a la población.

También es claro la disputa del control de la espuria Corte Suprema de Justicia, al desplazar en lo administrativo al presidente Óscar López Jerez, miembro de GANA, los conflictos y las luchas por el poder se agravarán al pasar el tiempo, el desplazamiento de GANA como aliado del presidente abre otro frente debido a que el diputado de este partido político y tercer vice presiente de la Asamblea Legislativa Guillermo Gallegos, no creo que esté feliz  al verse desplazado del poder de la noche a la mañana, debido a que posee un Haz bajo la manga, y ese haz se llama información.

 * Biólogo graduado de la Universidad de El Salvador. Ha impartido conferencias sobre su quehacer académico en diversos organismos y universidades nacionales como internacionales. Forma parte del Comité Editorial de la revista International Journal of Phytocosmetics and Natural Ingredients.

Más notas sobre el tema