A dos semanas del referéndum: tres mensajes clave de las campañas del No y el Sí

887

En un contexto de elevada incertidumbre sobre el resultado del próximo referéndum, en el que se someterá a consideración de la ciudadanía la derogación de 135 artículos de la ley de urgente consideración (LUC), y todavía con un alto porcentaje de indecisos, resumimos a continuación algunos de los principales mensajes vertidos por los referentes de las opciones del No (celeste) y del Sí (rosado) en los últimos debates televisivos.

Mensajes clave del No

1. No se deja gobernar al gobierno y se quiere “volver atrás”
Los defensores del No, y los referentes del gobierno en particular, han insistido con que la LUC es expresión de su programa de gobierno y han acusado a los promotores del referéndum de pretender obstaculizar su labor. En el debate realizado en el canal 5, el intendente de Rocha, el nacionalista Alejo Umpiérrez, comentó que “es muy extraño un referéndum contra un programa de gobierno, para que un presidente o un gobierno no cumpla con su palabra”. Umpiérrez sostuvo que se debe evitar “la peronización de la política uruguaya”, que opera con la “lógica perversa” de “o gobernamos nosotros o no te dejamos gobernar, no terminás tu período, te trancamos permanentemente”.

En tanto, en el debate realizado en Cardinal TV, el senador de Cabildo Abierto Guido Manini Ríos sostuvo que lo que está en juego en el referéndum del 27 de marzo es “continuar con el proceso de reformas que se inició con la LUC o volver al casillero inicial”, “a retroceder en materia de seguridad, educación, relaciones laborales”. En este sentido, los partidarios del No convocan a “defender la libertad” que, a su juicio, encarna la LUC.

Ante esto, los partidarios del Sí responden que no se trata de un referéndum contra el gobierno, sino contra determinados artículos de una ley, y que la LUC no fue explicitada en la campaña electoral.

2. La LUC no le ha hecho daño a nadie

Manini cuestionó que los detractores de la LUC hayan pronosticado “gatillo fácil, desalojo exprés masivo”, y aseguró que “nada de eso ocurrió”. Y Umpiérrez, al cierre del debate en el canal 5, les pidió a los ciudadanos que se comunicaran con sus familiares y amigos para preguntarles “qué daño les ha hecho la LUC”.

Los defensores del Sí apuntan, en este sentido, al aumento del precio de los combustibles y a los casos de abuso policial, entre otras situaciones.

3. La LUC respalda a la Policía y ha contribuido a la baja de delitos

La seguridad es el capítulo más importante de la LUC. Distintos referentes oficialistas han destacado que la nueva norma tuvo efectos positivos en esta materia. Por ejemplo, Umpiérrez destacó que la LUC generó “un conjunto de herramientas para la Policía en su accionar” que acompañan “un cambio de gestión” que incluye “respaldo a la autoridad” dentro de la Policía. Estos cambios, a juicio del jerarca, se tradujeron en una baja “sustancial” de los delitos. Umpiérrez sentenció que el referéndum es “anti Policía” y se preguntó, en línea con lo declarado semanas atrás por el senador Manini, si se pretende volver a una Policía a la que la puedan “escupir” sin consecuencias.

En el debate realizado en Cardinal TV, Manini afirmó que con la LUC la Policía recibió “el respaldo y respeto que se merece”. También dijo que no comparte “que esta ley favorece a los malla oro” y que en materia de seguridad “favorece a los más frágiles”, que no pueden pagar seguridad privada, rejas o alarmas.

Ante esto, los partidarios del Sí han replicado que los delitos bajaron debido a la reducción de la movilidad por la pandemia y que es el oficialismo el que no respalda a la Policía al bajarles los salarios y hacerlos usar “chalecos antibalas vencidos”. También ha denunciado que los procedimientos policiales establecidos en la LUC “quitan garantías” y ha recordado las 86 denuncias que presentaron los defensores de oficio por lesiones cometidas por la Policía en este tiempo.

Mensajes clave del Sí

1. Derogar la LUC es “contestar a una forma de gobernar”
Durante la campaña de recolección de firmas y también en esta segunda etapa, los partidarios del Sí han sostenido que se debe responder a una forma de gobernar; cuestionan particularmente que se haya aprobado mediante un trámite urgente una ley de más de 500 artículos, lo que otorgó mínimas posibilidades de expresión a los involucrados y a los expertos.

En el debate realizado en Cardinal TV, el senador frenteamplista Óscar Andrade sostuvo que se debe “contestar a una forma de gobernar”: “Contestar a una reforma educativa que se realizó sin la comunidad educativa, a una reforma laboral que se hizo sin los trabajadores y a un conjunto de medidas que promueven mayor desigualdad”.

Los partidarios del No, por su parte, sostienen que el gobierno está en su derecho de aprobar una norma que refleje su programa de gobierno.

2. La LUC determinó un aumento constante de los combustibles

Uno de los principales argumentos del Sí apunta contra el artículo 235 de la LUC. Este establece que el Poder Ejecutivo actualizará “con una periodicidad no mayor a 60 días” los precios de los combustibles –en la reglamentación se resolvió que será todos los meses– con base en un informe de la Unidad Reguladora de los Servicios de Energía y Agua (Ursea) que indique “el precio de paridad resultante de importar” el combustible.

El senador frenteamplista Alejandro Sánchez afirmó en el debate en el canal 5 que “una de las consecuencias más duras para las familias” de la implementación de la LUC es “el incumplimiento de la promesa [de campaña] de que no iban a aumentar los combustibles”: “Bajan los salarios y las jubilaciones, los uruguayos tenemos más problemas para llegar a fin de mes, ¡y nos aumentan los combustibles!”, cuestionó. Además, añadió que esta incertidumbre de no saber cuánto costará el combustible el próximo mes no sólo afecta a las familias, sino también a los productores: “Sin estabilidad de precios no hay desarrollo posible”, remarcó.

Ante esta acusación, el oficialismo ha respondido que el precio de los combustibles está determinado por la situación internacional y no por la LUC. Además, ha defendido el mecanismo de fijación de precios establecido en la LUC por considerarlo “transparente” y ha dicho que distintas circunstancias –el excedente de venta de energía de UTE a Brasil, las reservas de Ancap, la voluntad del Ejecutivo de amortiguar las subas– le habilitaron apartarse en los últimos seis meses del porcentaje de incremento recomendado por la Ursea en función del precio de paridad de importación.

3. La LUC promueve el “desalojo exprés”

Uno de los capítulos de la norma más cuestionados por los partidarios del Sí es el que crea un nuevo régimen de alquiler sin garantía, y que acorta los plazos de desalojo para los inquilinos en esa situación. El senador frenteamplista Mario Bergara calificó el nuevo régimen de alquiler consagrado en la norma como “una forma cruel, despiadada de desalojar en estas situaciones”. “Si uno se atrasa tres días en el pago, ya puede ser catalogado de moroso, ya ahí tiene una multa de 60%. Ni la ley de usura soporta esa magnitud. Y comienza un proceso que puede dejar a la familia fuera de su hogar en un mes, un mes y medio. Si encima se demora un día, se agrega otra multa de casi cinco meses de alquiler”, cuestionó. En la misma línea, Andrade aseguró que los regímenes de alquileres en todo el mundo tienen regulaciones a favor del inquilino, y, en cambio, la LUC “amontona un conjunto de iniciativas feroces, hasta crueles con las familias”.

En cambio, los partidarios del No sostienen que este nuevo régimen de alquiler dará más posibilidades de acceder a una vivienda a los inquilinos, al tiempo que el procedimiento abreviado de desalojo da garantías a los propietarios.

La Diaria

Más notas sobre el tema