Argentina | El Senado convirtió en ley el acuerdo con el FMI

673

El Senado sancionó el acuerdo con el FMI con apoyo de la oposición y una parte del FdT

Por Gabriela Vulcano

El Senado sancionó la ley del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) con el apoyo de Juntos por el Cambio y un sector del Frente de Todos, luego de una sesión extensa que dejó a la vista las diferencias dentro del oficialismo en torno al refinanciamiento de la deuda de 44.500 millones de dólares.

La iniciativa del Poder Ejecutivo nacional obtuvo 56 votos positivos, 13 negativos y 3 abstenciones. Como adelantó BAE Negocios , 15 de los 35 senadores oficialistas no acompañaron el texto de cuatro artículos. Los camporistas Anabel Fernández Sagasti, Mariano Recalde, Martín Doñate, María Eugenia Duré y Matías Rodríguez votaron en contra. También Juliana Di Tullio, Ana María Ianni, María Inés Pilatti Vergara, Guillermo Snopek y Oscar Parrilli, además de María Eugenia Catalfamo y Adolfo Rodríguez Saá. Silvina García Larraburu y Silvia Sapag se abstuvieron.

“Sobre tablas”

Al igual que otras veces, la titular de la Cámara alta, Cristina Kirchner, abrió la sesión , algunos minutos después de las 14. En ese momento, había 49 legisladores sentados en sus bancas. Tal como lo había acordado con el Frente de Todos, el interbloque de interbloque de Juntos por el Cambio facilitó los dos tercios para tratar sobre tablas la iniciativa. De otro modo, según el reglamento del Senado, es preciso esperar siete días entre la firma del dictamen y el tratamiento del proyecto en el recinto.

Tras algunos homenajes, el miembro informante del oficialismo, Ricardo Guerra, realizó un breve resumen de la iniciativa que envió el Poder Ejecutivo nacional, la cual fue modificada apenas llegó a Diputados por pedido de la oposición.

El senador riojano defendió el acuerdo y puntualizó que el país está “ante un endeudamiento en el que se observa inobservancia de la legalidad” y aseguró que cuando el macrismo estableció el convenio “eran de difícil cumplimiento” los compromisos asumidos.

El debate

“Estamos evitando acá sufrimientos mayores aún al pueblo argentino. Se los digo a aquellos que piensan que a este proyecto no hay que votarlo”, dijo el senador radical Martín Lousteau durante su intervención en la Cámara alta. Planteó que “no llegar a pagar tiene consecuencias todas muy graves” y recordó que “el propio ministro de Economía (Martín Guzmán) dijo que nadie nos prestaría pero, además, aumentarían el dólar, la inflación y la pobreza, y rápidamente”.

El economista citó algunos tramos del libro “Sinceramente”, que escribió la vicepresidenta, para referirse a la fuga de capitales. “Cristina Kirchner explicó que por desconfianza hacia la política económica de Mauricio Macri, había decidido pasar a dólares sus ahorros de 66 millones de pesos y obtuvo 4.664.000 dólares que quedaron depositados a nombre de su hija. Eso también es formación de activos externos o fuga”, apuntó Lousteau. Para ese momento, la sesión la presidió Claudia Ledesma de Abdala.

El senador radical también se animó a echar mano de una película – El Día de la Marmota – para hablar de los problemas de la Argentina. Varios legisladores lo emularon un rato después, invocando otros films, como Plata Quemada y ¿Y dónde está el piloto?.

Entre los legisladores, lo escuchaban algunos de los oficialistas que se opusieron al acuerdo con el FMI,oficialistas que se oponen al acuerdo con el FMI, entre ellos Parrilli, Doñate, Rodríguez Saá, Giménez, Pilatti Vergara, Di Tullio, Duré y Catalfamo.

Una de las primeras de ese grupo en pronunciarse fue la senadora puntana, que evocó varias veces a su par Rodríguez Saá -quien declaró el default su breve presidencia- para dar cuenta de su postura en contra del entendimiento con el organismo de crédito internacional. “Se trata de una deuda odiosa”, dijo Catalfamo.

“Le pido a la Justicia que se expida lo antes posible respecto a las denuncias penales que se hicieron”, destacó la legisladora oficialista. Puntualizó que “es preciso que los funcionarios del gobierno de Mauricio Macri expliquen qué es lo que hicieron” y concluyó: “Esto no es en contra de nuestro Gobierno. Esto es defender ciertos intereses y convicciones que tenemos. Hay muchas deudas que debemos saldar con la sociedad, primero con el pueblo argentino”.

Otra de las senadoras que planteó su disidencia con la postura de la Casa Rosada fue Pilatti Vergara. “No creo que votando este acuerdo estemos salvando al pueblo argentino del default. Sólo estamos alargando la agonía”, dijo la chaqueña, a la vez que aclaró que “tener diferencias” al interior del bloque oficialista “no significa el colapso”. Sus palabras estaban dirigidas a la senadora radical Silvia Giacoppo, que criticó al Frente de Todos por no tener una postura unificada.

Por la tarde, Cristina Kirchner volvió al recinto. En varias oportunidades bromeó con el secretario parlamentario, Marcelo Fuentes, y cruzó palabra con Fernández Sagasti y Di Tullio, que se acercaron al estrado, lo que no pasó desapercibido en medio de las tensiones con Balcarce 50.

Las tres escucharon atentamente a la senadora Giménez, quien argumentó detalladamente su rechazo al acuerdo. “Quiero adelantar mi voto negativo. No voto en contra de mi Gobierno, ni de mi presidente, ni de usted vicepresidente, tampoco voto en contra del Frente de Todos, sino de la deuda ilegítima que dejó Macri y del Fondo Monetario Internacional”, dijo la salteña.

Hasta ese momento, sólo los oficialistas habían anunciado que votarían en contra o se abstendrían. La gran sorpresa la dio Crexell, que adelantó que se inclinaría por la abstención.

Tras nueve horas de debate y un discurso más que encendió el jefe de la bancada oficialista, José Mayans, llegó la votación sin mayores sorpresas.

Bae Negocios


Organizaciones sociales, políticas y gremiales protestaron frente al Congreso contra el FMI

Organizaciones sociales, políticas y gremiales protestaron en la tarde de este jueves frente al Congreso Nacional en rechazo del proyecto que avala el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en el marco del debate de la iniciativa en el Senado.

La concentración comenzó cerca de las 16 y se extendió hasta poco después de las 19 frente al Palacio Legislativo, que este jueves amaneció vallado como parte de un operativo de seguridad que busca prevenir los incidentes que se produjeron la semana pasada en ese lugar cuando Diputados inició el tratamiento del proyecto de acuerdo con el organismo de crédito que obtuvo media sanción.

Una importante columna del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) se ubicó en Rivadavia, y más tarde lo hicieron el resto de los partidos y organizaciones nucleadas en el Frente de Izquierda-Unidad (FIT-U) que convocaron a la protesta, como el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), el Partido Obrero, e Izquierda Socialista (IS).

Se movilizaron también las agrupaciones sociales nucleadas en el bloque “Unidad Piquetera” que encabeza el Polo Obrero.

“Por meses hacían show, peleándose en las cámaras, pero finalmente el Frente de Todos (FdT) y Juntos por el Cambio (JxC) ratifican un nuevo ajuste al pueblo trabajador, convalidaron la deuda trucha de Macri, y se preparan para volver a votar esta estafa en el Senado”, dijo Vilma Ripoll (MST) en un acto realizado por FIT en las inmediaciones del Congreso.

Por su parte, Marcelo Ramal (PO) -otro de los oradores de ese acto- señaló que “el acuerdo con el FMI es papel mojado” y advirtió que a partir del entendimiento con el organismo que dirige Kristalina Georgieva “se ha abierto una nueva etapa política de rebelión popular”, al tiempo que propuso “preparar la huelga federal contra el acuerdo”.

Otras organizaciones como la Federación Nacional de Trabajadores (FNT), de la CTA autónoma; Izquierda Latinoamericana, Poder Popular, la Tupac Amaru, Todos Somos Patria, Movimiento Surge, Patria Justa, y CTD Aníbal Verón, también aportaron gruesas columnas a la protesta.

A la Plaza del Congreso llegaron además expresiones como el Frente de Organizaciones en Lucha; Marabunta; Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social; Frente Popular Darío Santillán; Federación de Organizaciones de Base; Igualdad Social, entre otras.

Poco después de las 17, mientras el Senado se encontraba en plena sesión, la Tupac Amaru -organización liderada por Milagro Sala- comenzó un breve acto, del que también participaron referentes del FNT y de Surge.

Desde el palco improvisado con un camión en la esquina de Yrigoyen y Solís se cuestionó la “entrega de la soberanía económica” al FMI, se demandó una “lucha frontal” contra la inflación con “mecanismos de control a los monopolios que se llevan los beneficios del país”, y se reclamó por liberación de Milagro Sala (detenida desde el 2016) y el resto de los “presos políticos” en la provincia de Jujuy.

“Para qué volvimos si hoy estamos legitimando la estafa más grande del pueblo argentino, 44 mil millones que fugaron y que no dejaron ni una vivienda ni una escuela ni una ruta”, cuestionó desde el improvisado escenario el referente de la Tupac, Alejandro Garfagnini.

El rechazo al proyecto que avala el acuerdo de refinanciamiento de la deuda con el FMI tomada por el gobierno de Mauricio Macri se hizo sentir desde la mañana en diversas protestas, con cortes de tránsito en avenidas y puentes de accesos a la Capital Federal, por parte de otras organizaciones sociales, políticas y gremiales.

Desde las 10, militantes y dirigentes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y de la CTA-Autónoma se concentraron al pie del Puente Pueyrredón que da a la avenida Mitre, en la localidad bonaerense de Avellaneda, donde el tránsito fue interrumpido en sentido a la Ciudad de Buenos Aires.

La jornada de protestas -que se desarrolló bajo la consigna “100 ollas populares contra el acuerdo con el FMI”- fue impulsada además por la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), empresarios PyMES para el Desarrollo Nacional; la Organización Libre del Pueblo (OLP); el Manifiesto Argentino; FeTeRA; Unidad Popular (UP); Soberanxs; PTP- PCR; Causa Nacional; PC; FIPCA y Grupo Bolívar, entre otros.

En esa manifestación se reclamó que “la deuda fraudulenta con el FMI” -contraída durante el Gobierno de Macri- “la paguen los que se la llevaron”.

La protesta se concretó además en las inmediaciones del Puente Saavedra (Vicente López), Triángulo de Bernal (Quilmes), Cruce Varela (Florencio Varela), bajada Autopista Berazategui; Ruta 23 y Gaona (Moreno); Ruta 36 y 520. (La Plata); Puerto de Buenos Aires y Ruta 3 y Salvigny (La Matanza). También hubo ollas populares en distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires y en el interior del país.

Télam

Más notas sobre el tema