El mensaje de Lacalle Pou con el que cerró la campaña el NO: “La derogación de la LUC significa un retroceso” – Por Pablo S. Fernández

972

Por Pablo S. Fernández*

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, se encargó el pasado miércoles por la noche de la defensa de los 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) que se pretenden derogar en una conferencia de prensa que ofició de acto de cierre de campaña del oficialismo.

El jefe de la coalición de cinco partidos políticos defendió la “ley madre” de su gobierno y dijo que si la oposición triunfa en el referéndum del domingo 27 de marzo “significará un retroceso” para la gestión, ya que aseguró que “no es lo mismo gobernar con estos 135 artículos que sin estos 135 artículos”. Lacalle Pou hizo hincapié que donde se vería más afectado su trabajo sería en seguridad.

“En todos los artículos, pero en este capítulo en particular, la derogación significaría claramente un retroceso”, remarcó el mandatario. “Pónganse en los zapatos de ese hombre, esa mujer policía, que la ciudadanía le saca ese escudo, esas herramientas que le permiten combatir mejor a la delincuencia”, señaló.

El presidente inició la conferencia con un mensaje de 16 minutos para defender la LUC. Luego abrió el espacio para preguntas de los periodistas acreditados en Presidencia de la República, donde aceptó seis consultas.

El mandatario volvió a insistir sobre tres de los argumentos centrales que el oficialismo desplegó a lo largo de la campaña: que se trata de una ley que surge de “una base” y “reclamos populares”, que genera mayores libertades para la población, y que el Parlamento tuvo el tiempo suficiente para discutir y modificar el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo. Incluso remarcó que la norma fue sancionada en menor tiempo del máximo que establece la Constitución, con la recepción de una gama amplia de delegaciones.

El mandatario declaró que desde la entrada en vigencia de LUC el país ha visto beneficios. “Sí han habido beneficios. Lo dicen los registros que tenemos en seguridad pública, lo dicen los registros que tenemos en materia de narcotráfico, en materia de adopciones y lo dice un tema que desapareció, que todos ustedes informaron, que hablaba supuestamente de un daño irreversible a las empresas públicas. La portabilidad numérica, todos saben, ya no está más en debate”, dijo.

Lacalle Pou defendió los artículos referidos a educación que opinó que buscan resolver el “notorio deterioro en el nivel educativo”. En lo laboral insistió que los artículos que defiende garantizan el derecho de huelga del trabajador, y al mismo tiempo el derecho a trabajar de quienes lo quieran hacer.

Sobre la regla fiscal dijo que es un tema de “sentido común”. En cuanto a los artículos vinculados a libertad financiera, Lacalle Pou aseguró que quienes lo discuten no conocen el interior del país, y apuntó que las normas se generan en “un escritorio en Montevideo, y no en el interior donde son menos frecuentes los cajeros y los bancos”.

En referencia a la ley de alquileres dijo que hay mucha gente que no tiene posibilidad de tener garantía o respaldo bancario, y este otro sistema permite el alquiler sin plazo. “Tenemos la ley 14.219, ley de alquileres tradicional, en el cual la gran mayoría de los alquileres del país se sostiene, es hipergarantista”, dijo, pero acotó que si alguien tiene otras necesidades “hoy tiene otro sistema, que es un sistema basado en la confianza”.

Lacalle Pou señaló que no entiende cómo no se comprende la necesidad del tema de las adopciones. “Seguramente mucha gente que nos está viendo sabe de parejas que han esperado años para adoptar, y niños que no han podido durante mucho tiempo vivir en el seno de una familia. ¿Qué es lo que hizo la LUC? Se genera un sistema para acelerar las adopciones y en esto ha habido un resultado positivo, que creo que todos nos deberíamos alegrar. El año pasado se dio un récord de niños adoptados: 125”, indicó el primer mandatario.

Ante la consulta periodística de si un eventual triunfo del Sí a la derogación podría poner en compromiso la agenda de reformas y proyectos que tiene el gobierno para 2022, Lacalle Pou señaló que no. “La agenda no la va a cambiar, hemos asumido un compromiso con la ciudadanía y no podemos cambiar por un resultado”, indicó.

“Lo que tenemos que hacer es gobernar, aplicar un plan de gobierno votado por la ciudadanía”, remarcó y adelantó los principales ejes que buscará llevar adelante en los días próximos al referéndum. Allí destacó que lo primero que tienen arriba de la mesa es el análisis de levantar la emergencia sanitaria -decretada el 13 de marzo de 2020 por la llegada del coronavirus- y luego atender las presiones inflacionarias.

“La inflación y los precios que es un tema global”, dijo y adelantó que a las medidas que ya han adoptado trabajan en otra serie de iniciativas. “Estamos por consolidar la semana que viene, para hacer sostenible la calidad de vida de los uruguayos sobre todo de los que menos tienen”, dijo el presidente.

Sobre la consulta de si se reunirán con la oposición -como solicitó el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira-, dijo que el gobierno ha “hablado con todos, y va a seguir hablando, porque es la esencia de la democracia”.

Otra de las consultas fue sobre el financiamiento de la campaña del No, Lacalle Pou dijo que no estuvo en el comando y que no sabe cuánto se recaudó. “Me imagino que no tienen nada que esconder, así que podrán informarlo”.

Lacalle Pou manifestó que su “sensación” es que “hay una mayoría silenciosa del país que quiere que las cosas se hagan y se cumpla un programa de gobierno, que no quiere volver atrás en algunos temas”, pero remarcó que de ganar la papeleta del No celeste, él no lo consideraría un “triunfo”, sino una “ratificación del instrumento legal” impulsado por su gobierno. “No es para festejar”, cerró.

Más notas sobre el tema