Falleció a los 80 años Mario Terán, el militar que mató al Che Guevara

1.259

Fallece a los 80 años Mario Terán, quien mató al ‘Che’ en octubre de 1967

El suboficial Mario Terán Salazar, que ejecutó la orden de matar a Ernesto “Che” Guevara en la localidad de La Higuera, en Vallegrande, Santa Cruz, falleció el miércoles en la noche a la edad de 80 años, luego de haber estado internado durante tres semanas en el Hospital Militar de Santa Cruz.

El Che, junto con Fidel Castro, su hermano Raúl, Camilo Cienfuegos y otros llevaron adelante la Revolución Cubana.

“Hoy a horas 07:15, hora en Bolivia, falleció el señor suboficial mayor Mario Terán Salazar en Cossmil Santa Cruz. A su señora esposa, sus hijos e hijas mis más sentidos pésame por tan irreparable pérdida”, posteó Raúl Azurduy, pastor de la iglesia evangélica cercano a la familia, según una nota de El Deber.

El militar retirado, que se hizo conocido mundial mente por la muerte del Che, aquejaba un problema pulmonar que provocó su internación en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Militar de Santa Cruz, donde permaneció por tres semanas hasta fallecer la noche del miércoles.

En 1977, la revista Paris Match publicó un testimonio del suboficial Mario Terán. “Dudé 40 minutos antes de ejecutar la orden (…). Ése fue el peor momento de mi vida. Cuando llegué, el Che estaba sentado en un banco. Al verme dijo: ‘Usted ha venido a matarme’. Yo me sentí cohibido y bajé la cabeza sin responder”, comienza el relato.

“En ese momento vi al Che grande, muy grande, enorme. Sus ojos brillaban intensamente. Sentía que se echaba encima y cuando me miró fijamente, me dio un mareo. Pensé que con un movimiento rápido el Che podría quitarme el arma. ‘¡Póngase sereno -me dijo- y apunte bien! ¡Va a matar a un hombre! Entonces di un paso atrás, hacia el umbral de la puerta, cerré los ojos y disparé la primera ráfaga. El Che, con las piernas destrozadas, cayó al suelo, se contorsionó y empezó a regar muchísima sangre. Yo recobré el ánimo y disparé la segunda ráfaga, que lo alcanzó en un brazo, en el hombro y en el corazón. Ya estaba muerto”, reseña la revista.

Terán, nacido en Cochabamba, era jubilado por el Ejército boliviano y vivía en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Casado y con cinco hijos, cumpliría 81 años el 9 de abril de este año.

La Razón

Más notas sobre el tema