El gobierno destituye a su embajador ante la OEA

692

Presidente Ortega destituye al embajador nicaragüense que lo acusó de “dictador” en la OEA

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, destituyó oficialmente este jueves al periodista Arturo McFields Yescas como embajador del país ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), un día después de que el representante diplomático denunciara una “dictadura” en su país y exigiera la liberación de los opositores presos.

A través de un acuerdo presidencial, Ortega dejó sin efecto el nombramiento de McFields Yescas en el cargo de representante permanente de la República de Nicaragua, con rango de embajador extraordinario y plenipotenciario ante la OEA, al que había sido designado el 26 de octubre del año pasado y publicado un día después en el Diario Oficial La Gaceta.

El presente acuerdo surte sus efectos a partir del día 23 de marzo del año 2022″, según el documento publicado en el Diario Oficial.

En su lugar, Ortega nombró a Francisco Obadiah Campbell Hooker como representante permanente de Nicaragua, con rango de embajador ante la OEA, quien también es el embajador nicaragüense en Estados Unidos.

Globovisión


Régimen despliega campaña sucia contra Arturo McFields e intenta borrar nombramiento

El sorpresivo anuncio hecho por el representante de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), el periodista Arturo McFields, denunciando el estado policial y la opresión del régimen orteguista en contra de los servidores públicos, desencadenó una ofensiva mediática del aparato de propaganda de la dictadura para desmeritar la denuncia del funcionario.

Luego que la intervención de McFields ante el Consejo Permanente de la OEA sacudiera la política de Nicaragua, la primera reacción del régimen fue asegurar que el diplomático ya no era representante de Nicaragua ante el organismo regional, lo que fue replicado masivamente por los medios de propaganda de la dictadura.

“El señor Arturo McFields no nos representa, por lo que ninguna declaración suya tiene validez. Nuestro representante ante la OEA es el embajador Francisco Campbell Hooker, debidamente acreditado”, señala un escueto comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua acerca del incidente

Sin embargo, una revisión hecha por CONFIDENCIAL y consultas con analistas políticos, revela que esta información es falsa, y que el régimen violentó los procedimientos diplomáticos para asegurar oficialmente que Campbell Hooker es el representante acreditado ante la OEA.
Las pruebas de McFields como embajador ante la OEA

Este lunes 21 de marzo, el régimen a través de sus medios de propaganda, reportó la participación de McFields como representante de Nicaragua en la sesión de la OEA de este miércoles 23 de marzo, en el marco de la V Semana Interamericana de las y los Afrodescendientes en las Américas.

“El embajador de Nicaragua ante la OEA, Arturo McFields, destacó que en el marco de estas importantes celebraciones, la Misión Permanente ante la OEA estará presentando historias de personajes afrodescendientes, pintura, cine de hombres y mujeres de nuestra hermosa Costa Caribe”, cita una publicación de El 19 Digital, portal de propaganda del régimen, de este lunes.

Los medios de propaganda de la dictadura, también consignaron el nombramiento de McFields y la entrega de credenciales ante el secretario general de la OEA, Luis Almagro el 5 noviembre de 2021.

Además, el acuerdo presidencial 183-2021, firmado por Daniel Ortega, cita “nómbrese al compañero Arturo McFields Yescas, como representante permanente de la República de Nicaragua, con rango de embajador extraordinario y plenipotenciario ante la Organización de los Estados Americanos (OEA)”.

Remoción fue como ministro consejero

McFields sí fue removido de un cargo y fue como ministro consejero de la Misión Permanente de la República de Nicaragua ante la OEA, de acuerdo a La Gaceta del 29 de octubre de 2021.

Sin embargo, fuentes diplomáticas explicaron a CONFIDENCIAL que esta remoción no está vinculada al cargo de McFields como “representante permanente de la República de Nicaragua, con rango de embajador Extraordinario y Plenipotenciario” establecido en el acuerdo 183-2021, cargo que mantiene hasta la fecha, cuando hizo su intervención ante el Consejo Permanente, denunciando los atropellos de la dictadura.

McFields incluso intervino como representante de Nicaragua ante la OEA el 18 de febrero de 2022, cuando el Consejo Permanente de la OEA sesionó para abordar la crisis sociopolítica de Nicaragua. En esta intervención, McFields, en sintonía con la postura del régimen, descalificó la sesión del organismo.

“La delegación de la República de Nicaragua ante este Consejo Permanente rechaza de la manera más firme y categórica esta infame convocatoria a una nueva Sesión del Consejo Permanente de la OEA para abordar la situación de Nicaragua”, expresó McFields ese día.

“Queremos dejar bien claro, que no somos un tema de la agenda ideológica de Washington, no somos un experimento político, no somos patio trasero de nadie, ni somos parte del ministerio de colonias, somos la patria soberana de Augusto César Sandino y Benjamín Zeledón. Nuestra soberanía y validación no provienen de esta organización agonizante y vergonzosa, sino de la voluntad popular nicaragüense, de una patria libre, donde el pueblo es y será presidente”, añadió.

Régimen establece feudo familiar en la OEA

Otra irregularidad está relacionada con el anuncio de Francisco Campbell Hooker como embajador acreditado ante la OEA hecho por el régimen.

El acuerdo presidencial 181-2021, publicado el 20 de octubre de 2021, reporta el nombramiento de Michael René Campbell Hooker, como “representante permanente alterno de la república de Nicaragua, con rango de embajador extraordinario y plenipotenciario ante la Organización de los Estados Americanos (OEA)”.

Esto significa de acuerdo a las normas diplomáticas, que además de McFields, el otro representante realmente acreditado ante el organismo regional es Michael René Campbell Hooker.

Además, Michael René Campbell Hooker es hijo de Francisco Campbell Hooker, lo que deja a la misión de Nicaragua ante la OEA como un feudo familiar promovido por el régimen orteguista.
Hartazgo a lo interno del régimen es creíble, señala analista

Para el analista político y exdiputado Eliseo Núñez Morales, la denuncia hecha por McFields sobre las presiones que hay a lo interno del régimen para impedir cualquier flexibilidad con el estado policial impuesto en Nicaragua, es verosímil.

“Es creíble que a lo interno del régimen ya haya un hartazgo de toda esta deriva autoritaria que afecta tanto a los opositores, como a los que están en el interior del régimen”, opinó.

Durante su intervención en la OEA de este lunes, McFields relató que pocos días antes de anunciar el inicio de proceso de salida de Nicaragua de la OEA, expuso en una reunión virtual con Cancillería y un equipo de asesores presidenciales la alternativa de liberar a 20 presos políticos de edad avanzada y otros 20 con severos problemas de salud.

“Esto sería algo humanitario y políticamente inteligente, ya que nadie debe morir en la cárcel siendo inocente o por falta de condiciones de salubridad mínimas o inexistentes. Nadie me hizo caso. En ese momento se me dijo, ‘no vamos ni a tomar nota de ese comentario, porque podrías perder tu empleo y a la derecha entre más se le da, más quiere’. En el Gobierno nadie escucha y nadie habla. Lo intenté varias veces, durante varios meses, pero todas las puertas se me cerraron”, subrayó McFields en su intervención.

“Esa reunión de Cancillería deja ver lo patético que es este régimen. Demuestra el miedo terrible que hay a lo interno para proponer cosas. Hay que reconocer la valentía de McFields. Seguro el régimen ya está buscando cualquier cosa para afectar a Arturo o su familia en Nicaragua. Lo que no puede negar es que este incidente si es síntoma de que hay esperanza, ya que la gente a lo interno del régimen, está harta”, añadió Núñez Morales.

Confidencial

Más notas sobre el tema