Alberto Fernández recibió a Gabriel Boric y reivindicaron la hermandad entre Chile y Argentina

575

Los presidentes Fernández y Boric reivindicaron la unidad de Latinoamérica y la hermandad entre Chile y Argentina

El presidente Alberto Fernández y su par chileno, Gabriel Boric, brindaron este mediodía, en el Museo del Bicentenario, declaraciones a la prensa en las que coincidieron en la importancia de ahondar en la relación bilateral entre Argentina y Chile, a la vez que profundizar los esfuerzos conjuntos para garantizar la unidad de América Latina y luchar contra la desigualdad a nivel regional.

“Chile y Argentina tienen indisolublemente un destino común que debemos cuidar, como tenemos también un destino común como países latinoamericanos. Por eso la necesidad de unir a la región que tanto se ha dividido en los últimos años”, señaló Fernández al respecto y añadió: “Estamos en un tiempo donde la solidaridad entre pueblos hermanos es central para poder avanzar”.

“Tenemos muchos puntos de contacto respecto de la mirada con que debemos enfrentar el mundo”, afirmó el jefe de Estado argentino, luego de encabezar con Boric la firma de una serie de convenios en materia de igualdad de género, cooperación para garantizar los derechos de personas LGBTIQ+, colaboración en asuntos consulares, sitios y espacios para la memoria en Chile y Argentina, y en energía, además de una carta de intención en el área de Derechos Humanos.

Y aseguró: “No tiene sentido que el mundo crezca si no hay desarrollo porque ese desarrollo tiene que llegar a todos. No vale que nuestras sociedades o nuestras economías crezcan si ese crecimiento se concentra en pocos y la miseria se distribuye en muchos”.

En esa línea, subrayó que “esa búsqueda por trabajar en construir un mundo más igualitario y que incluya a todos es exactamente la misma para ambos países”.

Estuvieron presentes en la actividad el jefe de Gabinete, Juan Manzur; los ministros de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria; Economía, Martín Guzmán; Defensa, Jorge Taiana; Cultura, Tristán Bauer; y Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero; la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; la Portavoz de Presidencia, Gabriela Cerruti; la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y el embajador ante Chile, Rafael Bielsa.

A su turno, Boric expresó: “He querido que esta sea mi primera visita de Estado porque siento una profunda hermandad con el pueblo argentino y ese espíritu de cooperación debemos replicarlo a lo largo y a lo ancho de todo el territorio”, al tiempo que reflexionó: “Chile es parte de América Latina, y si bien durante mucho tiempo estuvimos mirando en otras direcciones, nuestra base es América Latina y desde ahí vamos a construir comunidad, región, cooperación e internacionalismo”.

“Venimos con una comitiva amplia para poder profundizar la relación con nuestro pueblo hermano de Argentina, porque en materia de Estado las políticas tienen que trascender a los gobernantes de turno y la hermandad entre los pueblos de Argentina y Chile debe ir más allá de las preferencias que tenga uno u otro presidente”, destacó.

Y definió: “Hay tremendas oportunidades para seguir invirtiendo y desarrollándose en temas económicos, así como en las áreas culturales en las que vamos a seguir ampliando la gran vocación que existe entre ambos pueblos. Todos estos aspectos los podrán ver refrendados en la declaración conjunta de esta visita”.

Por parte de Chile, asistieron las ministras de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola; Defensa Nacional, Maya Fernández; la Mujer y la Equidad de Género, Antonia Orellana; y Cultura, las Artes y Patrimonio, Julieta Brodsky; el ministro de Energía, Claudio Huepe; el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, José Miguel Ahumada; y la embajadora ante Argentina, Bárbara Figueroa.

Casa Rosada


Conferencia de prensa del presidente de la Nación, Alberto Fernández, junto a su par, el presidente de la República de Chile, Gabriel Boric Font, en la firma de acuerdo bilaterales, desde el Museo de Bicentenario, Casa Rosada

BORIC.- Muchísimas gracias, presidente Alberto Fernández. Ministros, ministras chilenos y argentinos, funcionarios y funcionarias de los gobiernos de ambos países. También a los profesionales de los medios de comunicación de la prensa tanto chilena y argentina que nos acompañan. A todos quienes están aquí presente, buenos días y muchísimas gracias por estar aquí en este viaje que a nosotros nos honra, nos llena de orgullo y esperanza.

Quiero, por cierto, partir agradeciendo a Alberto, al presidente Fernández y a su Gobierno. La recepción que nos han brindado tanto a mí como a nuestra comitiva. Una comitiva que es amplia, que venimos de una visita de Estado con ministros de cartera para poder profundizar la relación con nuestro pueblo hermano de Argentina, también con el Poder Judicial representado por el juez de la Corte Suprema, por los presidentes de ambas cámaras, el Senado y la Cámara de Diputados. Y además con parlamentarios tanto del Gobierno como de oposición porque en materia de Estado las políticas tienen que trascender a los gobernantes de turno y la hermandad entre los pueblos de Chile y Argentina tiene que ir mucho más allá de las preferencias uno u otro presidente. Además, venimos con una comitiva de empresarios de las más diversas índoles que van a estar trabajando en foro empresarial en conjunto con sus pares argentinos para poder profundizar el intercambio comercial con vuestro país en donde no me cabe ninguna duda que hay tremendas oportunidades para seguir invirtiendo, para seguir desarrollándose en temas económicos. Y no solamente en económicos, también lo he dicho anteriormente venimos con una delegación cultural importante que vamos a tener una actividad hoy en día, entiendo que en el Centro Cultural Néstor Kirchner, en donde vamos a seguir desarrollando y sembrando la gran vocación de cooperación cultural que existe entre nuestros dos pueblos y de los cuales ambos tenemos muchos que ver.

He querido que esta sea mi primera visita de Estado por muchas razones, no solamente porque Alberto fue quien me invitó, y lo que agradezco profundamente, sino porque es una tradición de larga data que los presidentes o presidentas chilenas sea el primer lugar el que visite es Argentina tenemos una enorme frontera compartida. Pero además por temas de trayectorias personal siento como lo he dicho en medio de comunicación una profunda hermandad con el pueblo argentino. Me crie en la Patagonia y en la Patagonia no hay frontera. Y me parece tremendamente importante que ese espíritu de cooperación podamos replicarlo a lo largo y ancho de todo nuestro territorio. Además, porque me interesa decir de manera muy clara y fuerte que Chile parte de América Latina. Y que si bien durante mucho tiempo estuvimos mirando en otras direcciones ya sea hacia el norte o hacia el Pacífico con relaciones que nos interesa mantener y profundizar nuestra base es América Latina. Chile es un pueblo Latinoamericano y desde ahí vamos a construir comunidad, vamos a construir región, cooperación e internacionalismo.

Hemos tenido hoy en día una mañana de reuniones que van a seguir sucediéndose en los niveles que les he señalado. Y creo que la diversidad de quienes nos acompañan hoy en día en nuestra comitiva es una muestra de que nuestro país es capaz de sobreponer legítimas diferencias cuando hay intereses en comunes compartidos. Y eso creo que es tremendamente importante y es algo que tenemos que profundizar porque muchas veces las diferencias nos hacen pensar de que estamos frente a un abismo y yo creo que cuando logramos encontrar cosas en común tenemos que centrarnos en ellas más que las cosas que nos separan. Y en este sentido Latinoamérica tiene que recuperar una voz unida, una voz de cooperación, una voz que sea conjunta en el escenario global. Tenemos escenarios que son o desafíos que son profundamente compartidos. Si es que seguimos por separado nos vamos a hundir por separado, pero nos podemos salvar si estamos juntos. La crisis climática es algo que no tiene nada que ver con la frontera de los estados nación. La crisis migratoria o los fenómenos migratorios que asolan el mundo hoy en día y también a nuestro continente es algo de lo que podemos trabajar en conjunto. Los desafíos energéticos que hemos conversado con el presidente Fernández también son temas en donde podemos colaborar mucho más de lo que hacemos hoy en día. Por cierto, enfrentar la pandemia que sabemos no reconoce fronteras es algo que si no hacemos en conjunto al final los esfuerzos individuales o aislados de cada país van a ser fútiles.

Todos estos aspectos los podrán ver refrendados en la declaración conjunta de esta visita, además, por cierto, de recalcar como ha sido la tradición del pueblo chileno desde el regreso de la democracia, desde el presidente Patricio Aylwin hasta, incluso, el presidente Piñera pasando por el presidente Frei, el presidente Lagos, la presidenta Bachelet del respaldo al reclamo justo, legítimo, digno del pueblo argentino y del Estado argentino sobre Las Malvinas.

Antes de contestar las preguntas de las prensas quiero reiterar mí compromiso como presidente de Chile, también el de nuestro Gobierno y la hermandad de nuestros pueblos para que con unión y trabajo podamos lograr una mejor calidad de vida para quienes representamos. Yo soy el presidente de todos los chilenos y chilenas independiente del color político que tengan. Y no me cabe ninguna duda de que en nuestro país van a agradecer y van a beneficiarse también mientras mejor relaciones tengamos con nuestra hermana República Argentina. Así que presidente Alberto Fernández aquí tienes un aliado, un cómplice en esta batalla contra la desigualdad, en esta batalla por un mundo más justo, más digno para todos y todas. Así que nos seguiremos encontrando. Un gustazo. (APLAUSOS).

PRESIDENTE.- Muy buenas días a todos y a todas. Muchas gracias querido presidente, querido amigo Gabriel Boric por estar acá con nosotros. Gracias a quienes lo acompañan a sus colaboradores, a quienes forman parte de la comitiva.

Para mí es un enorme placer poder recibir al presidente de Chile en la Argentina en su primera salida como presidente. Algo que valoro particularmente, Gabriel. Y que demuestra un poco lo que venimos verificando día a día que es los puntos de contactos, los muchos puntos de contactos que tenemos respectos de la mirada con la que debemos enfrentar al mundo. Yo creo que el mundo ha pasado un tiempo muy difícil que debe llamarnos a la reflexión a todos increíble que después de una pandemia tan severa y tan atroz como la que ha vivido el mundo, que se ha llevado la vida de millones de seres humano, que ha trastocado las economías, que ha perturbado la salud de otros millones de seres humanos el mundo hoy este empantanado en una guerra. América Latina es una zona de paz, es una zona que valora la paz. Y que cada día más hace esfuerzos porque las democracias y la institucionalidad se preserve y profundice. Y en ese punto le decía al presidente que he visto con mucha tranquilidad y satisfacción ver como Chile ha pasado momentos tumultuosos y ha podido hacerlo preservando la institucionalidad. Y ha llegado un hombre joven a la presidencia, creo que el más joven de Latinoamérica, con una enorme badajee de experiencia porque no es verdad que los años dan experiencia, los tiempos que se viven experimentan a los seres humanos. Y en todo caso Gabriel vivió tiempos particulares, difíciles, complejos y eso ha templado seguramente su esperanza, su conducta, también su esperanza para llevarlo al lugar que hoy esta.

Hoy hemos otra vez seguido, que se inició cuando fue electo, cuando empezamos a conversar, de ver cómo profundizamos la relación entre Chile y Argentina. Chile y Argentina no tienen una cordillera que los divide, tienen una cordillera que los une. Y eso es algo que debemos atender de una vez y para siempre. Chile y Argentina indisolublemente tienen un destino común que debemos cuidar, como tenemos un destino común como países Latinoamericanos que somos. Por eso celebro tanto escucharlo hablar a Gabriel de la necesidad de unir América Latina que tanto se ha dividido en los últimos años. La necesidad de trabajar juntos, suelo repetir una frase del papa Francisco que no me canso de reiterar, estamos en un tiempo en donde nadie se salva solo, donde la solidaridad tiene un valor singular y, por lo tanto, la solidaridad entre pueblos hermanos es central para poder avanzar. Hemos ya puesto en marcha trabajos que nosotros consideramos muy importantes, muy trascendentes y que como hablábamos con el presidente son solo el inicio de un trabajo más profundo que queremos hacer. En primer lugar, la promoción y la protección de los derechos humanos. En el tiempo en el que vivimos las buenas democracias respetan y preservan los derechos humanos en toda su dimensión. Buscar también darles centralidad a las políticas de género para nosotros es un tema importante. Que la diversidad sea respetada por todas nuestras sociedades para nosotros es algo central. Y que estas políticas las podamos hacer trascender más allá de las fronteras de cada uno de nuestros países para nosotros es muy importante. El cuidado del medio ambiente es un tema que nos convoca porque definitivamente el problema de clima es un problema que se viene, es un problema que está. Y como tal no tenemos tiempo para dejar que pase sin que tomemos conciencia que cada día que pasa sin hacer lo que corresponda estamos complicando mucho a la vida de los seres humanos en este globo. Y después empezar a hablar de cómo podemos desarrollar nuestras economías a través de la ciencia y la tecnología que es algo que estoy seguro que comparte el presidente de Chile, queremos hacer junto a Chile, podemos hacer muchas cosas en común y son temas de nuestra preocupación común. También como parte de esa necesidad de unir a la América Latina ver de una vez por todas de hacer realidad la concreción del corredor interoceánico, que una de una vez por todas el Atlántico y el Pacífico donde el norte de Argentina aspira a concretarlo lo más pronto posible y así estaremos uniendo a Brasil con Chile, y estaremos multiplicando nuestras capacidades comerciales. Valoro mucho querido Gabriel tu presencia aquí, te lo he dicho en la Cena de anoche, te lo repito ahora en público; tenés en mí un amigo para ayudarte en todo lo que esté a mi alcance; tenés en mí un aliado para lograr esa unidad latinoamericana; tenés en mí un cómplice para modernizar todo lo que haya que modernizar, con criterio de igualdad. No tiene sentido que el mundo crezca, si el mundo no se desarrolla, crecer y desarrollarse son cosas distintas, y el desarrollo tiene que llegar a todos, no vale que nuestras sociedades o nuestras economías crezcan si resulta que ese crecimiento se concentra en pocos y las miserias se distribuye en muchos. Por lo tanto, esa búsqueda de trabajar en construir un mundo más igualitario, que a todos incluya, es exactamente la misma búsqueda que tengo yo, ahí tenés al amigo, al socio y al cómplice.

Nos queda mirar para adelante, le regalé a Gabriel un disco que añoraba, que atesoraba de los años setenta nuestro querido Luis Alberto Spinetta, hay uno de los temas que se llama La Cantata de los Puentes Amarillos, que tiene un verso que dice algo así como “nunca van a convencerme que todo tiempo pasado fue mejor, mañana es mejor”, apostemos a ese mañana Gabriel. Muchas gracias.

PERIODISTA. – Presidentes, buenas tardes, ¿generó incomodidad Presidente Fernández el uso del término Wallmapu por parte del Gobierno chileno? ¿Es una intromisión, como han dicho algunos de su país, a la soberanía argentina? Y presidente Borcic, nos gustaría también tener su opinión respecto a la declaración de la ….que asegura que se desecha la opción del diálogo y que su camino político-militar es la lucha.

FERNÁNDEZ. -No hay ninguna confusión, eso quedó absolutamente aclarado, inmediatamente el Gobierno chileno y el Presidente particularmente se ocupó de explicarme el alcance de esas palabras, que para nosotros no generaron absolutamente ninguna inquietud, fue absolutamente claro el sentido de esas declaraciones.

BORIC. – Voy a ir un poco más allá, el Comité Wallmapu, la respuesta institucional del Presidente Piñera ante la crisis del sur. Este martes partió la instancia permanente que busca dar solución al conflicto en la zona sur. Este martes partió la instancia permanente que busca dar solución al problema de la macro zona sur, martes 8 de septiembre del 2020, esto no es un tema inventado que haya inventado el presidente Piñera, no es un tema que tenga que ver con la soberanía argentina, es un tema en el cual nosotros tenemos que hacernos cargo entre un conflicto, del cual nos corresponde a nosotros entre el Estado chileno y el pueblo mapuche. Y eso no lo vamos a desconocer, nosotros hemos decidido un camino que es camino del diálogo, y ese diálogo le va a molestar a muchos, le va a molestar a quienes justamente creen a partir de la violencia o a partir del enfrentamiento se pueden conseguir cosas, o quienes creen también que el conflicto que existe en nuestro país, en Chile, entre el Estado chileno y el pueblo mapuche, es un conflicto solo de orden público, no, no es solo un conflicto de orden público, es un conflicto histórico y político, pero lo referente, para responder la segunda parte de la pregunta, pero lo referente a lo que se ha tratado de levantar una polémica, me quedo con las declaraciones del Presidente Alberto Fernández, acá ninguno de nosotros ha puesto en cuestión la soberanía territorial de nuestros respectivos países, y no tenemos temas pendientes a ese respecto.

PERIODISTA. – Qué tal, buen día a ambos presidentes, presidente Fernández, presidente Boric, una pregunta para el presidente Boric, tiene que ver con su reciente declaración en el sentido de buscar la unidad de Latinoamérica, usted en una entrevista reciente, a un medio argentino, dijo no puede ser que cuando los derechos humanos son vulnerados por gobiernos que se consideran afines, miremos para un lado, y cuando son vulnerados por gobiernos que consideramos adversarios, pongamos el grito en el cielo. ¿Esta búsqueda de la unidad de Latinoamérica, incluye también a países cuestionados por su no respeto a los derechos humanos, como Cuba, Venezuela o Nicaragua? Y la segunda pregunta es qué mensaje va a tener para los empresarios argentinos y chilenos con los que se encontrará mañana. Muchas gracias.

BORIC. – El problema que tienen, que existe en algunos sectores de izquierda, respecto en un doble estándar en materia de derechos humanos, también lo tienen los sectores de derecha cuando hablan solo de la triada Venezuela, Cuba, Nicaragua, y el periodismo lo reproduce permanentemente. ¿Por qué los medios solamente me preguntan por Venezuela, Cuba y Nicaragua y no me preguntan por las situaciones de derechos humanos por ejemplo en nuestro país, en Chile, o los asesinatos de dirigentes sociales de Colombia? Los derechos humanos se tienen que respetar de manera íntegra, y nuestro Estado tiene que promoverlos de manera íntegra en todos los lugares del mundo, independiente del color político del gobierno que los vulnere, y por lo tanto ahí nosotros como Estado no vamos a hacer distinciones, yo como Presidente de Chile no voy a hacer distinción, y vamos a promover en conjunto con nuestra Canciller, que fue además Presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una sola línea, y no utilicemos el sufrimiento de pueblos, ya sea en Ucrania, en Yemen, en Palestina, en Chile, en Venezuela, en Nicaragua, en donde sea, para tratar de sacar beneficios de política interna, porque eso pasa permanentemente y los que más terminan perjudicados son los pueblos que sufren.
Sobre lo segundo, el mensaje que nosotros definimos con una cantidad diversa de empresarios y empresarias, empresas de cooperativas, el presidente de uno de los foros más empresariales más importante de Chile, ASIMET, la industria metalúrgica chilena, y lo que queremos decirles que en Argentina hay tremendas posibilidades, Argentina es el país con el cual tenemos más relaciones comerciales en América Latina, más de cien mil millones de dólares.

PERIODISTA. – Presidente Fernández, presidente Boric, muy buen día, el Gobierno argentino le quitó el estatus de refugiado político a Galvarino Aplablaza, un ex guerrillero chileno acusado de haber sido al autor intelectual del senador Jaime Guzmán. La Corte Suprema Chilena aprobó su extradición también hace algunos años, considerando que están todas las condiciones judiciales para el retorno de esta persona a Chile, ¿existe voluntad de sus gobiernos para que se haga justicia por este caso?

FERNÁNDEZ. – Muchas gracias a ustedes. El Presidente Boric me habló de su preocupación sobre el tema, y obviamente tomé en cuenta sus consideraciones, aclarando desde ya que este es un problema que se debe resolver judicialmente en la Argentina, no es un tema que tenga que ver con la potestad o la discrecionalidad del Poder Ejecutivo, con lo cual será el Poder Judicial de Argentina quien resuelva como esto evoluciona.

BORIC. – Solo le plantee, como dice el presidente Fernández, conversamos el tema, para Chile ha sido hace larga data un tema de política de Estado, no sujeto a las contingencias políticas, y el Presidente Fernández nos ha escuchado, va a tomar en consideración lo que le hemos planteado, y nosotros por supuesto no nos corresponde que intervengamos en un poder independiente de la Argentina, pero no me cabe ninguna duda que se van a hacer todos los esfuerzos que estén al alcance. Solo decirte además que esto lo conversamos, esto es para Chile, lo conversamos además ayer con Guillermo Ramírez, nosotros invitamos a Javier Macaya, Presidente de la UDI, Javier no pudo venir, invitamos a Guillermo Ramírez, diputado de la Unión Demócrata Independiente, ayer tuvimos una conversación privada justamente sobre este tema, donde me comprometí planteárselo al Presidente y así ha sido.

PERIODISTA. – Al Presidente visitante, en base a lo que usted mencionaba en su discurso respecto a políticas de estado por sobre intereses coyunturales o personales, también en lo que tiene que ver con la no existencia de fronteras, en términos metafóricos. Dos preguntas en una, una tiene que ver con que su llegada se da justo a días de una fecha muy especial para el pueblo argentino, que tiene que ver con la conmemoración de la recuperación de las Islas Malvinas, un conflicto que todavía sigue latente, usted ha dicho, “estamos con el pueblo argentino” hace muy pocas horas en ese sentido, preguntarle entonces si ya analiza algún tipo de hecho en concreto para reflejar ese discurso, por ejemplo la Argentina viene reclamando en el último tiempo lo que tiene que ver con los vuelos directamente entre suelo territorial y territorio insular de nuestra República, donde Chile tiene que ver justamente por la escala. Hay límites más allá de esta resistencia metafórica en la Patagonia que tienen que ver con la plataforma que está extendida hacia la Antártida, usted citó a Piñera, Piñera en su momento se expidió a través de un decreto en ese sentido, que molestó y generó reclamo en el Gobierno argentino, preguntarle si de estos temas se va a hablar, si ya tienen una postura definida y en qué sentido.

BORIC.- Respecto a lo primero, nosotros mantenemos la política que ha sostenido, como lo señalé anteriormente, los presidentes Aylwin, Frey, Lagos, Bachelet, incluso también el presidente Piñera, respecto a apoyar la…territorial de Argentina sobre Malvinas, y en esto yo no tengo dudas de qué lado estar, por cierto una cosa que es importante decir, estos conflictos se tienen resolver de manera pacífica, y si podemos colaborar más por ejemplo en lo que tu señalas, lo hemos conversado acá y no ha sido parte de la conversación hoy en día, pero yo tengo toda la disposición de poder conversarlo y estudiarlo en conjunto con el Presidente de Argentina. Sobre lo segundo, la política de límites del Estado chileno es, valga la redundancia, política de Estado, por lo tanto nosotros acá podremos tener una diferencia, pero no me cabe ninguna duda de que esa diferencia en particular respecto a la plataforma continental antártica vamos a resolverla mediante buenos oficios, mediante vías diplomáticas, y no va a impedir de que paralelamente mejoremos y profundicemos nuestros relaciones en materia cultural, en materia energética, es muy importante, hemos conversado y no me cabe ninguna duda de que vamos a tener buenas noticias ahí, en materia económica, y también en materia política. Así que no tiene sentido ocultarlo, tenemos una postura distinta en este tema, pero eso no impide que sigamos trabajando en conjunto respecto de todo lo otro que nos une que es muchísimo más.

Casa Rosada

Más notas sobre el tema