Colombia | El expresidente Uribe irá a juicio por soborno y fraude procesal

899

Álvaro Uribe debe ir a juicio por soborno y fraude procesal y el caso no se cierra

El expresidente Álvaro Uribe Vélez deberá ir a un juicio por supuesta manipulación de testigos y soborno. La decisión la tomó la jueza Carmen Helena Ortiz, luego de estudiar cientos de pruebas que la Fiscalía y las partes del proceso allegaron al voluminoso expediente, y de que el ente investigador le pidiera que archivara el proceso. Para la togada, hay suficiente material probatorio para que el líder del Centro Democrático se defienda ante un juez por los dos delitos. Esta determinación se conoció en medio de una audiencia que duró más de 12 horas y en la que el juzgado criticó el trabajo del ente investigador, liderado por el fiscal Gabriel Jaimes Durán.

Esta determinación marca un punto clave en el proceso en contra del expresidente. No solo porque significa que será un juez el que determine si es culpable o inocente, sino porque la misma Fiscalía había dicho que el proceso debía archivarse (en lugar de ir a juicio). Por el contrario, las víctimas le habían pedido a la jueza que no lo cerrara y que, por el contrario, autorizara el avance del proceso a juicio. Ortiz, al estudiar el caso, determinó que las víctimas tenían razón y la investigación no puede archivarse.

¿Qué pasará ahora?

Lo que se sabe hasta ahora es que la Fiscalía deberá presentar un escrito de acusación en contra de Uribe para que pueda iniciar el juicio. Aunque todavía no es claro cómo lo hará, pues su plan era archivar el caso, la orden de la jueza Ortiz es clara. Lo que reposa en el expediente son pruebas, testimonios, entrevistas, entre otros elementos, que apuntarían a que el expresidente participó en un entramado de abogados y testigos para que, a cambio de dinero, estos últimos hablaran a favor suya ante la Corte Suprema.

Entre miles de pruebas está, por ejemplo, la versión del testigo Juan Guillermo Monsalve y su esposa, quienes han dicho que allegados a Uribe, entre ellos, el abogado Diego Cadena, los contactaron para que se retractaran de unas aseveraciones en contra del expresidente. En estas mismas vueltas, ha dicho la Corte, participó el excongresista del Centro Democrático, Álvaro Hernán Parada. Tanto el exrepresentante a la Cámara como el jurista, están siendo investigados por manipulación de testigo y soborno.

Además de las evidencias en contra de sus allegados, la Corte Suprema, cuando llamó indagatoria a Uribe Vélez, resaltó que, de manera personal y directa, el expresidente ha procurado contactar a personas en el exterior para que el extraditado paramilitar Juan Carlos Sierra, alias Tuso Sierra, hiciera un video declarando en su favor. Al parecer, la misma estrategia implementó para desacreditar a Juan Carlos Meneses, quien hoy es el principal testigo en la investigación que se adelanta contra Santiago Uribe, hermano del expresidente.

En el expediente de la Corte también quedaron pruebas de que otros exmiembros del paramilitarismo fueron contactados con idénticos fines. Sin embargo, cuando el caso cayó en la Fiscalía, esas hipótesis no fueron del todo claras. En cabeza de la mano derecha del fiscal Francisco Barbosa, el coordinador de fiscales ante la Corte Suprema, Gabriel Jaimes Durán, el ente investigador arrancó su propia investigación. En tiempo récord, recolectó cientos de pruebas y cito a declarar a más de 20 persona.

En abril de 2021, sacó su propia conclusión: ni había pruebas para investigar a Uribe, ni sus acciones en su proceso judicial tenían indicios de que hubiera cometido un delito. Con toda su investigación en mano, le pidió a la jueza Ortiz que cerrar el caso. Pero ella no estuvo de acuerdo y, por eso, ordenó que el caso avance a juicio. El expresidente Uribe siempre ha dicho que nada tiene que ver con las acusaciones que le hizo la Corte Suprema y que todo se trata de una persecución en su contra.

Con la decisión de la jueza Ortiz en firme, la Fiscalía, en una determinación que tomó a más de uno por sorpresa, expresó que no apelará el fallo. En consecuencia, el ente investigador tendrá que llamara a juicio a Uribe. Sin embargo, abogados penalistas aseguran que tiene otra salida: presentar una nueva preclusión, incluyendo los argumentos que hoy expuso Ortiz. Aunque esa opción es, para muchos, imposible, lo cierto es que podría haber espacio para que la Fiscalía lo haga. En todo caso, las víctimas ganan hoy un round clave en esta historia judicial que ya cumple cuatro años.

El Espectador

Más notas sobre el tema