Colombia vive su peor crisis humanitaria desde los Acuerdos de Paz – Por Equipo Desdeabajo

845

Por Equipo Desdeabajo*

Lorenzo Caraffi, jefe del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), presentó el miércoles 23 de marzo un nuevo informe sobre la situación humanitaria que registra Colombia (ver aquí) y en el cual registra, como también lo han afirmado otros organizaciones no gubernamenetales, que la firma de la paz no sirvió para contener el conflicto armado en el país, y que la violencia continúa dejando una estela de muerte, desplazamiento, amenazas, territorios minados, despojo, confinamiento, con el 2021 como el año de más altos registros de estos sucesos e, incluso, con signos crecientes en lo corrido del 2022.

De acuerdo a los registros presentados por el CICR, durante el 2021 las víctimas de artefactos explosivos se elevan a 486 (en el 2020 fueron 392), el 53 por ciento civiles, y entre estos 40 de las víctimas son menores de edad. De las 486 víctimas 50 murieron.

La disputa entre agrupaciones armadas prosigue por el territorio nacional, y algunos espacios están siendo copados por organizaciones armadas por narcotraficantes. Es notable la ausencia de fuerzas estatales o su respueta tardía ante diversos sucesos de este tipo.

Los desplazamientos forzados tampoco cesan y el CIRC registra, tomando como base datos oficiales, 53 mil personas a lo largo del 2021, “lo que representa un incremento del 148% respecto a 2020”.

Pero no solo esto, el confinamiento de miles de personas también fue notable durante el 2021, y de ello dan cuenta cerca de 45 mil campesinos e indígenas por estuvieron obligados a no salir de sus áreas de vivienda, obligados así por quienes disputan el control de estos territorios. un 60 por ciento más que el año anterior.

Un signo trágico del prolongado conflicto armado que marca la historia de Colombia, la desaparición forzada, tambien registró en el 2021, y según el CIRC […] cada dos días, en promedio, se registró un nuevo caso de desaparición relacionado con los conflictos armados y la violencia”, la estadística más alta de los últimos cinco años.

Una realidad, la de las personas desaparecidas que va dejando a Colombia como una extensa fosa. La ubicación en cementerios de diversos municipios del país, de cuerpos no registrados como enterrados y su posterior exhumación va dejando constancia de los más de cien mil desaparecidos que registra el país, y que algunas fuentes no oficiales elevan incluso en otros miles, cifras que no registraron, ni de cerca, las dictaduras que vivieron distintos países del continente.

“Estas cifras resultan dolorosas y aun así no alcanzan a reflejar el temor, la incertidumbre y la desesperanza que experimentaron miles de personas a causa de los conflictos armados en Colombia”, manifestó Lorenzo Caraffi jefe del CIRC.

Pero la situación no parece tener límite, y en el 2022 “[…] el panorama podría ser aún más complejo de lo que fue el año pasado”.

De acuerdo al jefe del organismo humanitario, en los dos primeros meses del 2022 se registraron el 25 por ciento del total de víctimas por artefactos explosivos documentados en 2021, por lo cual enfatizó: Vemos una continuación de esas tendencias y estamos notando una aceleración en los primeros meses del 2022″.

Una vez conocido el informe, y como es típico en Colombia, el Gobierno se expresó en contra de lo afirmado. Jefferson Mena, Consejero Presidencial para los DD. HH. y asuntos internacionales, expresó que “[…] causa extrañeza que en el informe del CICR no se identifique a los verdaderos responsables de la vulneración del derecho internacional humanitario en Colombia”.

Desdeabajo*

Más notas sobre el tema