Ecuador | El exvicepresidente Glas recupera su libertad tras más de cuatro años preso

1.227

Jorge Glas salió de la cárcel; así fue recibido

Por Mayuri Castro

Jorge David Glas Espinel, exvicepresidente del Ecuador, salió de la cárcel de Latacunga, la mañana del domingo, tras más de cuatro años de prisión, cumpliendo dos sentencias ejecutoriadas. Al salir de la prisión, Glas abrazó a su hermano Heriberto, quien lo acompañó en todo el juicio por el caso Odebrecht.

Ya en la salida, Glas fue ovacionado por decenas de simpatizantes que lo esperaban con banderas del Ecuador y del movimiento político Revolución Ciudadana, fundado por Rafael Correa. Glas de traje azul oscuro completo, con gafas negras, un arete en la oreja izquierda y una resplandeciente sonrisa, se subió a un carro y alzó un cartel con el rostro de Correa. En ese vehículo recorrerá las ciudades de Guayaquil, Quevedo y Santo Domingo en una caravana.

Fuera de la cárcel también lo esperaban el exasambleísta y actual parlamentario andino, Virgilio Hernández, el asambleísta Pabel Muñoz y otros asambleístas del correísmo.

Hernández dijo en una transmisión de Facebook Live de la plataforma afín al correismo, KolectiVOZ, “Esto apenas es una gota de esperanza en un mar de persecución, con fuera la revolución ciudadana sigue”.

Mientras que Muñoz dijo que Glas “se ha convertido en un héroe del proceso político porque fue sentenciado por la fuerza de las circunstancia y no por las pruebas”.  El expresidente Correa no ha reaccionado directamente a la liberación de Glas pero ha retuiteado las publicaciones de asambleístas de la Revolución Ciudadana y otros seguidores.

Jorge Glas Espinel estuvo en la cárcel desde octubre de 2017. Estaba cumpliendo una sentencia ejecutoriada de seis años por el delito de asociación ilícita por el caso Odebrecht y ocho años de cárcel por el delito de cohecho agravado en el caso Sobornos 2012-2016. Además la sentencia de 8 años de prisión por el delito de peculado en el caso Singue.

Según una nota del medio Primicias, Glas deberá cumplir medidas alternativas a la prisión:

  • Prohibición de salida del país
  • Presentación el primer lunes de cada mes en la Unidad Judicial del Guayas.

Habeas corpus a favor de Jorge Glas 

E 9 de abril, el juez Javier Moscoso de la Unidad Judicial Multicompetente de Manglaralto, provincia costera de Santa Elena, otorgó un habeas corpus, recurso constitucional para recuperar la libertad, a Glas.

Edison Loayza, abogado de Glas, dijo que el recurso fue aceptado por la “grave situación de salud” de Glas y porque ya ha cumplido el 60% de su pena.

El medio Primicias dice que según un informe de Luis Barrios, miembro de la Comisión de Diálogo Penitenciario y Pacificación de las cárceles, Glas estaba con un “estado de ánimo desesperado”, por el fin de su matrimonio, las pérdidas físicas, materiales y de amistad. También dice que tenía “ideas suicidas”.

El abogado de Glas explicó que también el recurso encaja porque por los amotinamientos en la cárcel de Cotopaxi, a Glas lo sacaron de la cárcel para precautelar su vida “ahí no se sabía en qué centro de rehabilitación lo habían trasladado”, según el abogado.

El Estado quiere revertir el habeas corpus. El sábado en la noche, el Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) dijo en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter que “deberá acatar la medida que corresponde a una decisión exclusiva del poder judicial”. Sin embargo, un par de horas más tarde, la Secretaría de Comunicación de la Presidencia, publicó un comunicado en el que dice que el SNAI apelará la decisión del juez de haber otorgado el habeas corpus.

La mañana del domingo, Francisco Jiménez, Ministro de Gobierno, publicó en su cuenta de Twitter un oficio para Pablo Ramírez, Director del SNAI en el que le pide que se agoten todos los mecanismos de impugnación de la sentencia.

GK


«No se puede vencer a alguien que no se rinde nunca», señala exvicepresidente Jorge Glas 

Por Xavier Ojeda

Después de que se le otorgará el habeas corpus al ex vicepresidente del Ecuador, Jorge Glas, salió del centro de rehabilitación social de Latacunga. Ahí le esperaron cientos de personas que, con cánticos, banderas y abrazos le expresaron su apoyo.

Luego de ello, Glas, junto a una caravana inició, un recorrido hacia su ciudad natal, Guayaquil. En el camino fueron haciendo paradas en distintos pueblos y ahí Jorge Glas dio sus primeras declaraciones.

«Este es un mensaje para todas las tiendas políticas. El costo personal ha sido muy alto. No debe haber persecución política. La persecución política sentenció a mi familia», sentenció.

Glas además dijo que la persecución fue obra de Lenín Moreno, quien dejó sin su trabajo a su esposa y a otros miembros de su familia. «Ahora que venga al Ecuador, porque yo estoy aquí».

Finalmente indicó que hace 15 meses debió haber recobrado su libertad y se la negaron por presiones políticas. «Muy pronto, la verdadera justicia brillará. Este es un pequeño paso (…). No se puede vencer a alguien que no se rinde nunca», subrayó.

Mira las declaraciones completas de Jorge Glas:

Pichincha Comunicaciones


 

Más notas sobre el tema