El gobierno pone fin a la emergencia sanitaria y ya no es obligatorio el uso de tapabocas

635

Cese de la emergencia sanitaria: fin de tapabocas obligatorios y aforo completo para lugares cerrados

El ministro de Salud Pública aseguró que Uruguay está en “un momento epidemiológico muy favorable” y que es tiempo de un “cambio cualitativo pero absolutamente necesario hacia la normalización”

“Es un día especial”, afirmó en una rueda de prensa el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, luego de reunirse –junto al subsecretario José Luis Satdjian– en la Torre Ejecutiva con el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, y decidir conjuntamente el cese de la emergencia sanitaria, decretada en marzo de 2020 tras la aparición de los primeros casos en el país de covid-19. “Lo veíamos de alguna manera en la evolución: los números bajaban, bajaban, bajaban. Realmente estamos en un nivel mínimo y creo que es el momento de hacerlo”, agregó.

Para el ministro “es un momento epidemiológico muy favorable para el país”, en base a “criterios objetivos: muy particularmente lo que es la incidencia de casos nuevos semanales, la repercusión a nivel sanitario, tanto en camas de cuidados moderados como en camas de CTI, y lo que tiene que ver con la gravedad de la afección, en cuanto a la cantidad de fallecidos por 100.000 habitantes”. Con base en esto, sumado al “alto porcentaje de vacunados y la inmunización adicional que generó la ola de ómicron”, es que consideró que es el momento de un “cambio cualitativo pero absolutamente necesario hacia la normalización”.

De esta manera se irá de la obligatoriedad a la recomendación, según el ministro. Es que el cese de la emergencia sanitaria implica que el uso de tapabocas ya no será una exigencia, sino una sugerencia para lugares cerrados “donde hay alta concentración de personas”, así como para otros casos específicos, como quienes elaboran comida, el personal de la salud y trabajadores de residenciales de ancianos. En estos dos últimos casos, Salinas agregó que la recomendación del tapabocas es “aún más fuerte”. Consultado por el transporte, afirmó que la medida es la misma, por lo que el uso de tapabocas queda como una recomendación.

Otro de los cambios es que ya no habrá disminución de los aforos en lugares cerrados como “espectáculos, cines, lugares de eventos y gimnasios”, especificó Salinas. Asimismo, los protocolos en la enseñanza tendrán modificaciones, pero el ministro prefirió no anunciarlas hasta reunirse, en la mañana de este martes, con el presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública, Robert Silva, y “posiblemente” con el ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira. “Tenemos una propuesta sanitaria bien concreta”, adelantó.

La realización de hisopados no tendrá grandes cambios, pero sí “algunas recomendaciones específicas” que serán detalladas más adelante. Otro punto que el ministro catalogó como “importante” y “consensuado” anteriormente, en una reunión con ministros del Mercosur días atrás, es que luego de Semana de Turismo los reportes sobre los casos de covid-19 dejarán de ser comunicados a diario y se hará cada 14 o 15 días, “en virtud de la disminución de la incidencia y de la cantidad de casos graves”. En este marco, recordó que en el encuentro con sus pares regionales acordaron “llegar a un nuevo punto en el cual tenemos que ponernos de acuerdo entre los países para ir a una vía final común en cuanto a las exigencias”.

La hora de la “responsabilidad individual”

Salinas habló sobre la “responsabilidad individual”: “Si yo tengo más de determinada cantidad de años, o determinadas enfermedades inmunosupresoras o inducidas por fármacos inmunosupresores, me tengo que cuidar más y ser responsable por mí y por los otros”, expresó.

Igualmente, informó que todo estará “claramente reflejado en un documento que vamos a colgar en la página web”. Previo a la rueda de prensa del ministro, el presidente Lacalle Pou anunció la finalización de la emergencia sanitaria vía Twitter, así como que en los próximos días se firmará “el decreto correspondiente”.

El decreto de la emergencia sanitaria, de marzo de 2020, le permitía al MSP “disponer la intervención de la fuerza pública para garantizar el fiel cumplimiento de las medidas dictadas”. Asimismo, gracias a ese decreto, el MSP podía ejercer “sobre los gobiernos departamentales la superintendencia en materia sanitaria en cuanto a la determinación de las condiciones higiénicas que deben observarse”.

La Diaria

Más notas sobre el tema