EEUU pide al gobierno rescindir el régimen de excepción que lleva más de seis mil detenidos

787

Estados Unidos pidió a El Salvador rescindir lo antes posible el régimen de excepción

Estados Unidos pidió este miércoles a El Salvador rescindir el actual régimen de excepción «tan pronto como lo permita la situación» de violencia en el país, y le urgió a respetar los «derechos humanos» de todos los salvadoreños, incluidos los detenidos.

Preguntado por Efe, un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca reaccionó a la situación en El Salvador, que este miércoles cumple once días bajo régimen de excepción tras una escalada de asesinatos que se cobró la vida de más de 80 personas.

El portavoz aseguró que a Estados Unidos le «preocupa» el «pico de tres días» en los homicidios registrados en El Salvador entre el 25 y el 27 de marzo, y que sus pensamientos «están con el pueblo salvadoreño afectado por la violencia».

El Gobierno salvadoreño ha respondido a ese problema con capturas masivas y encierro total para los pandilleros detenidos, además de la imposición de un régimen de excepción que ha generado críticas de organizaciones como Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI).

«Urgimos al Gobierno de El Salvador a considerar con cuidado cómo implementa las medidas derivadas del actual estado de excepción, y que rescinda ese estado de excepción tan pronto como lo permita la situación», afirmó a Efe el citado portavoz de la Casa Blanca, que pidió el anonimato.

«También pedimos a las fuerzas de seguridad, incluida la Policía y los funcionarios de prisiones, que observen y protejan los derechos humanos de todos los salvadoreños, incluidas las personas detenidas», añadió el vocero.

Este lunes, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, le advirtió a las pandillas que si incrementan los homicidios en el país quitarán la comida en las cárceles donde según el Gobierno se encuentran presos miles de miembros de dichas estructuras.

Amnistía Internacional ha pedido al Gobierno salvadoreño que garantice los derechos de las personas privadas de libertad, entre los que destacan el derecho a la integridad personal y a no ser sometidos a torturas y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.

El régimen de excepción que aprobó a finales de marzo la Asamblea Legislativa, de amplia mayoría oficialista, a petición de Bukele, tiene una duración prevista de 30 días, es decir, hasta finales de este mes.

Como consecuencia de esa medida, adoptada sin ningún estudio o discusión, se han suspendido varios derechos constitucionales, entre ellos el de la defensa durante un proceso judicial y la inviolabilidad de las telecomunicaciones para los salvadoreños.

El Gobierno ha realizado detenciones masivas de supuestos pandilleros en lo que ha denominado una «guerra contra las pandillas», como lo hicieron sus antecesores.

Las organizaciones sociales y la oficina del ombudsman salvadoreño, Apolonio Tobar, han recabado desde que comenzó el régimen de excepción más de 100 denuncias de vulneraciones a derechos, principalmente por detenciones arbitrarias.

El Salvador


Más de 6,300 capturas en 10 días de régimen de excepción

Más de 6,312 personas han sido detenidas por la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fuerza Armada en los últimos 10 días en El Salvador, en el marco del régimen de excepción impuesto para combatir la ola de violencia desatada por las pandillas y adelantaron que la cifra crecería tras las capturas de ayer.

A través de su cuenta de Twitter, la PNC informó sobre la captura de 32 personas en San Marcos, a quienes acusa de ser “miembros de estructuras terroristas”. Detallaron que, con estas detenciones, suman más de 6,000 las personas capturadas en El Salvador durante el régimen de excepción.

La PNC reportó ayer, las detenciones masivas en comunidades de Ilopango, Soyapango, San Martín, Cuscatancingo, el puerto de La Libertad, Ahuachapán, Juayúa, Santa Ana, Sonsonate y La Unión.

La Dirección General de Centros Penales (DGCP) informó que continúa realizando traslados de estos nuevos reclusos que, por el régimen de excepción, tienen suprimido su derecho a la defensa y a una detención administrativa de 72 horas por hasta 30 días. La suspensión de estas garantías constitucionales finaliza hasta el 26 de abril.

La población carcelaria de El Salvador es la segunda más alta de América Latina, superado únicamente por Estados Unidos, con más de 37,000 reos y un hacinamiento que supera el 169 %.

Estos 6,312 terroristas que han causado luto y dolor a los salvadoreños están siendo trasladados a las cárceles de seguridad”. Osiris Luna, director de Penales
Nueva cárcel.

El presidente de la República, Nayib Bukele, reveló la noche del lunes que ha ordenado que se construya una nueva cárcel de máxima seguridad, y que esta tenga capacidad para 20,000 pandilleros.

El Salvador había logrado reducir su necesidad de centros penitenciarios desde que inició la administración de Nayib Bukele, con unos 3,000 presos menos a los registrados en años anteriores.

Sin embargo, con las más de 6,000 nuevas capturas, se necesitará “más espacio”, augura Bukele.

Según Centros Penales, unas 4,000 personas han sido trasladadas a los penales de seguridad y máxima seguridad. El pasado sábado, trasladaron a 50 cabecillas al penal de máxima seguridad en Zacatecoluca, donde han señalado que se ejecuta un estado de emergencia de encierro las 24 horas, dos raciones de comida al día y dormir en el suelo.

Actualmente hay 29 centros penitenciarios en el país y hasta el 31 de diciembre del 2020, había 37,190 reos en ellos, en una capacidad instalada para 27,209.

El mandatario no ha revelado dónde estará ubicado este nuevo centro penal.

Diario El Mundo


Bukele pide construir el penal más grande del país

El presidente Nayib Bukele pidió la noche del lunes 4 de abril la construcción de un nuevo centro penal de máxima seguridad que tendría la capacidad de albergar a 20,000 privados de libertad.

La declaración la brindó durante la graduación de 205 nuevos agentes policiales que, según declaró, se sumarán inmediatamente al Plan Control Territorial (PCT), con el objetivo de reforzar la “guerra contra las pandillas” y el régimen de excepción que actualmente está vigente en el país.

Según el mismo Bukele, el nuevo centro penitenciario permitiría “vaciar las bartolinas para volver a llenarlas de nuevo. Obviamente habrá un punto en el que no van a caber y por eso he dado la orden de construir otra cárcel de máxima seguridad”.

El mandatario no dijo en qué lugar se construirá esta nueva prisión ni tampoco aclaró cuándo estaría lista.

Sí la obra se llega a realizar, este sería el reclusorio más grande del país, pues por ahora el primer lugar en cuanto a capacidad lo tienen el Centro Penal La Esperanza, más conocido como Mariona, el cual puede albergar hasta 10,000 personas, después de sus más recientes modificaciones.

Por ahora el hacinamiento en las cárceles del país se mantiene (ver tabla) pues la cantidad de presos supera la capacidad que la Dirección General de Centros Penales (DGCP) mantiene como cifras oficiales.

La Prensa Gráfica

Más notas sobre el tema