Gobierno denuncia intento de EEUU de excluir al país de la Cumbre de las Américas

975

Denuncia Cuba intento de EE. UU. de excluir a la Isla de la próxima Cumbre de las Américas

El miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, denunció hoy que el gobierno de EE.UU. ha decidido excluir a Cuba de los preparativos de la próxima Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en Los Ángeles del 8 al 10 de junio.

En declaraciones a la prensa nacional y extranjera en la mañana de este lunes, el Canciller Cubano declaró que esto sucede al tiempo que ejerce presiones extremas sobre gobiernos de la región que se oponen de manera privada y respetuosa a dicha exclusión.

Dijo que EE.UU engaña a la opinión pública y a los gobiernos del hemisferio diciendo que aún no ha decidido sobre las invitaciones, e instó de forma respetuosa al secretario de Estado Antony Blinken a que diga de manera honesta si Cuba será invitada o no a la novena cumbre de las Américas.

A renglón seguido añadió que un eje principal de dicho evento será la salud y que en estos momentos se negocia de forma opaca (con bastantes elementos neoliberales y con muchas carencias en relación con las verdaderas carencias de los pueblos respecto de la pandemia de Covid-19, a las causas estructurales de salud precarios que llevaron a consecuencias trágicas y provocaron un numero extremadamente alto de muertes en nuestro hemisferio, incluido los Estados Unidos de América, y que evade la cooperación sustancial y los financiamientos elementales para poder abordar esas secuelas), en un llamado plan de acción en salud en las Américas hasta el año 2030.

Estas negociaciones se sostienen de manera oscura, significó Rodríguez Parrilla, con la exclusión de Cuba y otros estados de la Organización Panamericana de la Salud que participan en estos procesos en contraversión a sus propios mandatos.

Recordó que Cuba, siempre de manera modesta pero altruista y persistente, ha brindado las posibilidades de cooperación internacional en materia de salud, en que es reconocida a escala mundial.

En ese contexto, significó que las vacunas latinoamericanas de la Covid son cubanas, como también lo son las brigadas médicas que atendieron la emergencia de la pandemia en más de 50 países del planeta, y ante desastres naturales y epidemias anteriores.

A propósito de este tema habló sobre la disposición de decenas de miles de becas para jóvenes de bajos ingresos, latinoamericanos, caribeños y estadounidenses, y la existencia de la Escuela Latinoamericana de la Salud y la Operación Milagro, que devolvió la vista a millones de personas.

También mencionó la capacidad de Cuba de establecer cooperación, transferir tecnología de punta, portar productos farmacéuticos, vacunas y tratamientos novedosos, así como la capacidad de compartir protocolos y medicamentos avanzados en el ámbito de la salud harían conveniente y redundarían en beneficio de nuestros pueblos que fueran tomados en cuenta en este proceso.

“Con el propio Estados Unidos, Cuba ha sostenido y ha propuesto en numerosas ocasiones acciones de cooperación en materia de salud”, señaló el Canciller Cubano tras aludir a algunos desastres ocurridos en Haiti, El Salvador, Pakistá y otros muchos lugares donde se ofreció cooperación de inmediato y adonde nuestros médicos han ido a salvar vidas en situación de desastres.

Mencionó que cuando los terribles sucesos del 11 de septiembre de 2001, Cuba ofreció cooperación médica, al igual que lo hizo cuando el huracán Katrina, ocasión en la que bautizó al contingente Henry Reeve, joven estadounidense que luchó por la independencia de Cuba.

En ese contexto, significó que estudiantes estadounidenses han cursado y cursan estudios en Medicina en la Mayor de las Antillas, en contraste con la política de EE.UU que manda soldados y no médicos, dijo tras sostener que sus transnacionales farmacéuticas han lucrado de manera obscena con la pandemia de la Covid y que ese gobierno ha hecho político de sus vacunas.

En relación con Cuba, observó, mantuvo el bloqueo recrudecido a niveles extremos durante la pandemia y tomó a esta como aliada táctica, incluso en los momentos picos de la enfermedad, aseveró.

Nuestro país no recibió nunca ningún ofrecimiento del gobierno de los Estados Unidos en relación con la Covid, y no sorprende porque ha sido la aplicación despiadada y cruel del bloqueo en el ámbito de la salud algo notorio, insistió.

Consecuente con la idea, destacó los casos de niños y niñas cubanas afectados por el bloqueo, algunos al prcio de no contar con los tratamientos idóneos o sufrir dolores y prolongadas hospitalización.

“El bloqueo asfixia nuestra economía, y ha estado además acompañado de una manera desvergonzada de una campaña contra la cooperación internacional médica cubana y de la presión contra terceros países para t ratar de privarlos de ella”.

Al meditar sobre el asunto, comentó que de la Cumbre que se pretende excluir a Cuba se plantea como otro eje fundamental el de la emigración.

Precisó que se negocia a espaldas de la opinión pública internacional, un documento con el nombre de Carta de entendimientos sobre gestión migratoria y protección a migrantes, códigos que pretende obligar a los estados latinoamericanos y caribeños a reprimir la migración, a absorber a los migrantes que EE.UU decide procesar fuera de su territorio, y que incorpora elementos de la visión estadounidense, racistas, xenófobas y expoliadora, sin atender en modo alguno las causas reales de la migración.

Sin embargo, subrayó, ofrece paliativos, estímulos, financiamientos e incentivos económicos a los países emisores de migrantes a los EE.UU y más cercanos a sus fronteras para atenuar este proceso.

Con Cuba, por el contrario, la receta es el recrudecimiento extremo del bloqueo, el provocar privaciones a la familia cubana, deprimir los salarios, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno.

Es la receta en relación con nuestro país, denunció Rodríguez Parrilla.

Sostuvo que el bloqueo es la causa fundamental de los problemas de nuestra economía, política de máxima presión que aplicó el presidente Donald Trump y que aplica hoy con igual rigor el actual mandatario estadounidense.

Subrayó que el bloqueo es determinante en los problemas que afronta cotidianamente nuestro pueblo, las privaciones que sufre, el desabastecimiento, los apagones, las colas, las dificultades del transporte, los precios…

A lo largo de su intervención detalló sobre el impacto multimillonario que cuantifica el bloqueo en perjuicio del pueblo cubano, y una de las causas de la migración.

La conducta de los Estados Unidos en materia migratoria ha sido cortar los canales regulares y seguros de migración de los cubanos a ese país, una política distinta a la que sigue con cualquier otro país, mientras incumple los acuerdos de otorgar un mínimo de 20 mil visas anuales.

Explicó que el gobierno de los Estados Unidos alientas la migración ilegal, trata de manera privilegiada a los migrantes irregulares cubanos, y mantiene la total vigencia de la Ley de Ajuste Cubano, que cuesta vidas.

Para el Canciller de Cuba está claro que con esta política EE.UU engaña a los cubanos que desean emigrar hacia aquel país.

Esta política contradictoria, de apretar el bloqueo y querer pretender restringir la migración, de pretender la discusión hemisférica de estos temas y excluir a Cuba, que mucho tendría que decir sobre ello.

Y por eso preguntó al Gobierno de Washington: ¿Cuándo se cumplirá con la obligación de dar no menos de 20 000 visas anuales a los cubanos? ¿Cuántas visas se darán en 2022? ¿Hasta cuándo los cubanos se verán obligados a viajar a Guyana para optar por un visado? ¿Qué ocurrirá con la reunificación familiar?

Se cuestionó además cómo puede producirse una Cumbre centrada en la democracia, habiendo excluido por capricho arbitrario del anfitrión a determinados países de América Latina y el Caribe.

Reitero la idea de que EE.UU carece de moral alguna para hablar de derechos humanos, una nación, comentó, donde se violan los derechos de las minorías, se discrimina a los afros descendientes, hay explotación laboral en cárceles privadas, promueve guerras y tiene cárceles secretas en el mundo, afirmó.

Una nación, reflexionó, donde hay hoy 2 600 presos cumpliendo sanciones de privación de libertad de cadena perpetua desde que eran menores de edad.

Al enriquecer su opinión, el Canciller Cubano aseguró que la exclusión de Cuba de la Cumbre constituiría un grave retroceso histórico en relación con cumbres anteriores. Y que el gobierno de los estados Unidos debería comprender que la región de América Latina y el Caribe han cambiado para siempre.

Con parejo énfasis, sostuvo que el país anfitrión de la Cumbre de las Américas no tiene ningún derecho a imponer exclusiones arbitrarias, y que sencillamente se trata de una decisión políticamente motivada y sin otro sustento que acusaciones falsas y doble raseros para ocultar su verdadera naturaleza, vinculada a la política interna y electoral de EE.UU.

Granma

Más notas sobre el tema