Puerto Rico: el pobre subsidiando al millonario – Por Ángel Guerra Cabrera

837

Por Ángel Guerra Cabrera*

Protestas callejeras multitudinarias llevaron este mes a más de 35 mil maestros, bomberos y otros trabajadores a inundar las calles de San Juan. En relación al estallido, la senadora del Partido Independentista de Puerto Rico, María de Lourdes Santiago Negrón, declara a la agencia MCM en nota que resumimos: “Ante la entrada de más de mil inversionistas aventureros para apuntalar la dominación colonial de Puerto Rico por parte de Estados Unidos, los puertorriqueños tienen dos caminos, que son, la pasividad y el exilio, o, la reacción política de desafío”.

La senadora más votada en los pasados comicios y presa durante las protestas por la retirada de la marina yanqui de Vieques, afirma que “estos ricos aventureros individuales vienen a sustituir lo que en otra época fue la exención de impuestos en Estados Unidos de que gozaban las subsidiarias de corporaciones estadunidenses en la isla. Así, el privilegio pasa de grandes corporaciones productivas a particulares que no tienen que producir algo”.

La política estadunidense se encuentra atascada luego de fracasar los anteriores modelos de Washington y la élite política puertorriqueña. Los puntales de la estrategia actual son la emisión por el gobierno de Puerto Rico de una nueva deuda impagable con los inversionistas buitres de Wall Street y la protección de más de un millar de ricos aventureros que llegan a comprar las tierras y las propiedades de los puertorriqueños “a sobreprecio”, porque no tienen que pagar ni un centavo de impuestos por sus ganancias personales, además de otros beneficios.

Santiago rechazó que eso sea un desarrollo propio del capitalismo y dijo que el gobierno colonial, con tal de buscar una manera de estabilizar el dominio estadunidense, está “distorsionando las reglas del mercado” para favorecer a los capitalistas que llegan del extranjero.

“Esto no es la libre empresa”, dijo Santiago, “es el desbalance que, a conciencia, crea el Estado en contra de los pobres”. El resultado: “la gente pobre subsidiando al millonario”.

*Periodista, latinoamericanista. colaborador de La Jornada de México, profesor en Casa Lamm.

Más notas sobre el tema