AMLO recibirá mañana a comisión de EEUU para hablar sobre exclusión de países en la Cumbre de la Américas

1.367

Mañana llega comisión de EU; López Obrador va por la unidad

Por Alonso Urrutia, Emir Olivares y Eduardo Murillo

Con la finalidad de analizar los preparativos para la novena Cumbre de las Américas y la postura del gobierno mexicano de que no se excluya a ningún país, mañana acudirá a Palacio Nacional una comisión estadunidense que trabaja en la organización para dialogar con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los emisarios de la Casa Blanca estarán encabezados por el asesor del presidente Joe Biden, Christopher J. Dodd, y por el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar. Este encuentro se da en medio de la polémica generada por la probable exclusión en el foro continental de líderes de naciones con las que Washington tiene diferencias políticas y la posición de López Obrador de no asistir en caso que no sean convocados todos los países del continente, sin excepción.

Los vamos a recibir con mucho gusto y vamos a exponer el porqué consideramos que debemos unirnos todos y que es un momento estelar. Sería algo extraordinario, es inaugurar una etapa nueva en las relaciones entre los países de América. Esperemos y no nos confrontemos. Y si no se logra, que de todas maneras nos sigamos respetando, que no haya sanciones o reproches, sencillamente no hubo acuerdo, no hubo entendimiento, pero no descarto de que haya esta unidad de todos, que nos reunamos en Los Ángeles, dijo el mandatario en su conferencia.

Los acercamientos entre ambas partes comenzaron ayer con una conversación telefónica entre el secretario de Estado Antony Blinken y el canciller Marcelo Ebrard, quien afirmó en redes sociales que mantiene comunicación constante con el funcionario de la Casa Blanca con miras en la cumbre.

López Obrador confió en la postura responsable del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que hasta ahora ha sido muy respetuosa en la medida en que aún no han definido claramente si habrá exclusión de países al encuentro, e incluso ayer todavía no se habían girado invitaciones.

El mandatario mexicano ratificó que si no se alcanza el acuerdo de una convocatoria amplia no irá a la cumbre; no obstante, señaló: suceda lo que suceda, de todas formas, México va a estar presente, va a estar nuestro secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, pero yo no iría porque pienso que necesitamos la unidad de América y ya es tiempo de los hechos. Hechos, no palabras.

Para él es momento ya de buscar realmente la unidad en América. Citó el caso de las posturas contra el bloqueo a Cuba en la Organización de Naciones Unidas, donde sólo dos países votan a favor del embargo, pero éste se mantiene. Eso como un ritual cada año y ya quedan libres de conciencia. No, no, porque es un pueblo que está sufriendo por una medida que todos debemos de calificar injusta, no sólo al momento de votar.

De su lado, Ebrard informó en Twitter que la asistencia de todos los líderes del hemisferio se revisó durante la reunión del gabinete de seguridad antes de la mañanera en Palacio Nacional.

La Jornada


Cumbre de las Américas sin respuestas para los pueblos, afirma Cuba

La Cumbre de las Américas pecará por falta de representatividad y de respuestas a los principales problemas de los pueblos de América, dijo el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

Así lo afirmó en la clausura de varios días de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que se reunió de manera extraordinaria para aprobar ocho proyectos de leyes que complementan la Constitución avalada en 2019.

El jefe de Estado fustigó que Washington ocultara hasta el último momento la naturaleza discriminatoria de la convocatoria a la cita, pactada para el mes próximo en Los Ángeles.

Refirió gestiones urgentes y desesperadas de la Casa Blanca ante el anunciado fracaso del convite, rechazado por varios países por la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Díaz-Canel dijo que el gobierno del presidente Joe Biden debería tener la valentía y capacidad para escuchar a todos, sin evasiones.

Opinó que en el actuar de la Casa Blanca prima la Doctrina Monroe que, opinó, sigue siendo guía y enfoque político de la potencia norteña hacia América Latina y el Caribe.

Aseguró que en Los Ángeles quedarán fuera de la agenda acuerdos sobre la desigualdad económica y social en el hemisferio.

Tampoco se hablará sobre el rol golpista de la Organización de Estados Americanos (OEA), como ocurrió en Bolivia contra el gobierno del presidente Evo Morles.

No estará en los documentos de la cumbre las razones por las cuales Estados Unidos y Latinoamérica estuvieron entre los más perjudicados por la Covid-19, apuntó.

Criticó además que la cumbre en Estados Unidos no se proponga tratar sobre la superación del racismo, el adelanto de la mujer o la situación de los migrantes.

Auguró que la reunión evitará analizar temas como el narcotráfico, el trasiego ilegal de armas y el impacto del crimen organizado en la región.

No se hablará de las Malvinas ni se va a reconocer el derecho de Puerto Rico a la independencia, aseveró.

La llamada Cumbre de las Américas será utilizada para intereses de política interna del presidente Biden y pocas horas después quedará en el olvido, añadió Díaz-Canel, quien concluyó que esa cita excluyente cargará con el desprestigio cosechado por la OEA.

Prensa Latina


Nota relacionada: México | AMLO no acudirá a la Cumbre de las Américas si no invitan a Cuba

Más notas sobre el tema