Asesinan a fiscales en Ecuador y Honduras, ya son tres en un mes en la región

1.515

Nueva muerte de un fiscal: asociación internacional alerta por crímenes de Honduras, Ecuador y Paraguay

Una fiscal que investigaba delitos en contra del medio ambiente en Honduras, Karen Almendares, fue asesinada anoche a tiros por desconocidos.

El crimen fue perpetrado cuando Almendares abría el portón de su casa, en el barrio El Chagüite, cuando regresaba de un gimnasio en Nacaóme, en el sureño departamento de Valle, fronterizo con El Salvador.

La Policía Nacional, que no ha informado sobre el hecho sangriento, acordó la zona del crimen, según la escueta información que ha trascendido. De acuerdo con las versiones extraoficiales, la fiscal asesinada era hermana de un alto oficial de las Fuerzas Armadas de Honduras.

Tras el asesinato, la Federación Latinoamericana de Fiscales (FLF) manifestó su “enérgico repudio” al violento homicidio de la fiscal que cumplía funciones en la Fiscalía local de Nacaome, en Honduras.

“Existe un pesar insuperable en todas las Asociaciones de Fiscales de la región, ya que este lamentable suceso constituye el tercer homicidio de un fiscal, en un mes. Todavía no cicatrizó nuestra herida por las recientes muertes del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, en Colombia; y la fiscal de Ecuador, Luz Marina Delgado y tenemos que afrontar un nuevo agravio a la vida de un fiscal”, dice un texto de la Federación.

La FLF también señaló que “viene alertando, constantemente, a los poderes políticos de la región, como responsables de la seguridad jurídica y física de los ciudadanos, de la ausencia de dispositivos efectivos para asegurar el normal desarrollo de las tareas de los operadores judiciales”.

Destacó que muchos de los agentes cumplen sus funciones en un contexto de amenazas y de profundas incertidumbres, “creadas por la injerencia indebida de parte de los factores de poder, en particular de las organizaciones criminales transnacionales”.

Según la FLF, estos atentados están dirigidos a menoscabar la independencia del Ministerio Público Fiscal.

En caso de persistir “el grave desamparo de los fiscales”, la FLF anunció que se verá obligada a recurrir a los tribunales internacionales con el fin de “solicitar la condena de todos los responsables estatales, que por su inacción, han puesto en riesgo la integridad física y la vida de los fiscales, familiares y colaboradores”.

La FLF está integrada por asociaciones de 11 países: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

CASO LUZ MARINA DELGADO

Tres mujeres fueron detenidas y afrontan cargos por su presunta participación en el asesinato de la fiscal Luz Marina Delgado en Manta, informó este viernes la Fiscalía General del Estado.

La institución detalló que se formularon cargos contra Génesis C., Ginger S. y María C. “por su presunta participación en el delito de asesinato, cometido en contra de la fiscal Luz Marina Delgado y Jefferson Mendoza, en Manta. Se dispuso prisión preventiva en su contra”.

El crimen ocurrió la mañana del miércoles 25 de mayo de 2022. Un día después, la investigaciones arrojaron que los sospechosos del hecho violento habrían seguido a la agente durante casi un mes, y que, además, alquilaron por ese mismo lapso un inmueble cerca de la vivienda de la víctima, en el sector de El Palmar, y otro ubicado en la ciudadela Las Acacias.

Vistazo


Quiénes eran y qué investigaban los tres fiscales latinoamericanos asesinados en las últimas semanas

El asesinato de este sábado de la fiscal hondureña Karen Almendares es el tercero de este tipo en menos de un mes, tras los homicidios del paraguayo Marcelo Pecci, en Colombia, y de Luz Marina Delgado, en Ecuador.

El pasado jueves, se informó el asesinato de la fiscal ecuatoriana Delgado y el abogado Jeferson Mendoza en Manta, a 420 kilómetros de Quito, mientras que el homicidio de Pecci tuvo lugar el pasado 10 de mayo. Ambos estaban a cargo de causas relacionados al narcotráfico. Aún se desconocen los motivos que desencadenaron en el asesinato de la hondureña Almendares.

Marcelo Pecci

El fiscal trabajaba en el megaoperativo “A Ultranza Py”, “el mayor operativo contra el crimen organizado y lavado de dinero” en el país, de acuerdo a lo consignó el propio ente.

Se realizaron más de 100 allanamientos y se incautaron más de 100 millones de dólares en bienes. Además, se emitieron 30 órdenes de captura.

En el operativo, coordinado junto a la DEA (Administración de Control de Drogas), Europol y la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas de Uruguay, fueron detenidas siete personas de nacionalidad paraguaya (cuatro hombres y tres mujeres) y se incautaron vehículos de alta gama, embarcaciones y nueve avionetas que estarían al servicio del narcotráfico, consignó el periódico local El Nacional.

La SENAD (Secretaría Nacional Antidrogas) detalló que se trató de “una investigación de 27 meses con técnicas especiales de investigación y transferencia de información internacional. Se apunta a un amplio esquema criminal dedicado al tráfico de toneladas de cocaína desde Sudamérica a puertos de Europa y África”, indicó el ente antidrogas de Paraguay.

Luego informó que la organización criminal en cuestión está vinculada a unas 21 toneladas de cocaína incautadas a lo largo de dos años en Amberes, Bélgica; Roterdam, Países Bajos; Paraguay y Uruguay.

“Además, existe un esquema de empresas y cuantiosos bienes forjados mediante el narcotráfico”, destacó.

Pecci fue asesinado el pasado 10 de mayo en Colombia. Perdió su vida tres ser herido de bala en un ataque por parte de personas desconocidas en una playa en la península de Barú, en la ciudad colombiana de Cartagena.

El funcionario se encontraba de luna de miel con su esposa Claudia Aguilera, con quien contrajo matrimonio el 30 de abril pasado. Pocas horas antes del crimen, Aguilera había anunciado que está embarazada.

Luz Marina Delgado

La agente de la Fiscalía General del Estado participó, en el 2018, en un operativo que permitió la captura de la pareja de Washington Prado, conocido como ‘alias Gerald’ o el ‘Pablo Escobar ecuatoriano’.

Delgado participó hace cuatro años en la detención de Julia J.M.G., conviviente de alias Gerald, quien tenía una orden de captura con fines investigativos por el delito de lavado de activos. Julia fue detenida en un operativo policial el 17 de abril de 2018. Como resultado de esa operación, las autoridades incautaron USD 7.000 en efectivo y un teléfono celular.

La captura, en la que intervino Delgado, sucedió tres días después de que Julia J. M. G. recuperará su libertad gracias a un fallo favorable de un tribunal de jueces y tras haber estado en la cárcel por el delito de delincuencia organizada. Los jueces fueron procesados por prevaricato.

El narcotraficante es dueño de 20 barcos y lanchas rápidas con las que transportaba drogas a México con la protección del Cártel de Sinaloa. Durante los allanamientos a las propiedades de alias Gerald, la Policía ecuatoriana encontró aproximadamente USD 20 millones guardados en distintos escondites.

Delgado y el abogado Jeferson Mendoza fueron asesinados por sicarios en Manta, a 420 kilómetros de Quito, cuando se movilizaban en un vehículo rojo que perdió el control y chocó contra la pared de una casa luego de que sus ocupantes sean impactados por las balas.

Los testigos contaron a la prensa que escucharon una ráfaga de disparos. Apenas conocido el hecho, miembros de la Policía Nacional y agentes de inteligencia llegaron al lugar. Asimismo, personal médico atendió a las víctimas y confirmó su deceso.

El asesinato de la fiscal Delgado es un nuevo atentado en contra de los funcionarios de la Fiscalía, pues otros agentes también han fallecido bajo la modalidad de sicariato. Este mes se reportó también el asesinato de un agente en Santo Domingo, a 152 kilómetros de Quito, producto de un tiroteo. En Esmeraldas, en la frontera norte de Ecuador, un ex fiscal también fue asesinado.

Karen Almendares

La fiscal del medio ambiente en el sur de Honduras, Karen Almendares, de 39 años, fue asesinada anoche a tiros por desconocidos en la ciudad de Nacaóme, donde residía, informaron este sábado medios locales de prensa.

El crimen fue perpetrado cuando Almendares abría el portón de su casa, en el barrio El Chagüite, cuando regresaba de un gimnasio en Nacaóme, en el sureño departamento de Valle, fronterizo con El Salvador.

Según las versiones extraoficiales, la fiscal asesinada era hermana de un alto oficial de las Fuerzas Armadas de Honduras.

El diario local El Heraldo indicó que hasta el momento se desconocen los motivos del brutal ataque. Las autoridades de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) llegaron hasta el lugar para comenzar las investigaciones.

Infobae

Más notas sobre el tema