El Salvador | Sólo el 12% de las denuncias por delitos sexuales termina en condenas

493

Por Alessia Genoves

Aumento de penas a “violación y agresión sexual agravada” será llevada al pleno legislativo. La Comisión de la Mujer e Igualdad de Género emitió dictamen favorable para reformar los artículos 158 162, con sanciones de hasta 30 años de prisión, si son cometidos por miembros de “estructuras terroristas”.

El incremento de penas ampliaría también ampliaría el margen procesal de la prescripción del delito; es decir, más tiempo para que la víctima pueda denunciar, y que el proceso pueda robustecer las pruebas. Sin embargo, las leyes penales deberían integrar reformas “procesales”; además de “considerar la sumisión y vulnerabilidad química”, que vulnere la integridad y libertad sexual de las víctimas, según la representante de la Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz, Silvia Juárez.

Hechos de “violación y de agresión sexual agravada” confrontarán penas de hasta 12 años de prisión, de acuerdo con la comisión. El incremento de las sanciones superaría los 10 años de prisión que establece, cómo límite, la pena por el delito de violación el artículo 158 del Código Penal

También proponen elevar la carga punitiva de “20 a 30 años el delito es cometidos por un miembro de estructuras terroristas”. Asimismo, las reformas al Código Penal buscan establecer hasta dos terceras partes de la pena máxima a delitos sexuales, bajo los siguientes agravantes:

1- Que el delito sea cometido contra personas mayores de 60 años

2- Que se transmita a la Víctima el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), u otras enfermedades de transmisión sexual

3- Que la víctima se encuentre en estado de inconsciencia por el uso de alcohol, drogas y otros estupefacientes

4- Si la persona abusada resulta embarazada producto de la violación

“Para nosotros es importante aumentar las penas a este tipo de delito porque se está dando día a día; no solo por personas ajenas a la víctima, sino cercanas como papás padrastros o abuelos de niñas y niños”, fue la opinión de la diputada de Nuevas Ideas, Norma Lobo.

Sin embargo, las iniciativas de reformas no plantean el incremento de penas contra delitos sexuales por vínculos filiales. En cambio, legislación vigente establece un incremento de hasta una tercera parte de la pena, a víctimas “por ascendientes, descendientes, hermanos, adoptantes, adoptados o cuando se cometiere en la prole del cónyuge o conveniente” (art. 162, num. 1 Cód. Pnl).

Menos condenas

Apenas el 12% de las denuncias por delitos sexuales culminaron en condenas. El dato responde a unos 2,570 casos que culminaron en sentencias condenatorias, de los 20,728 hechos judicializados en los tribunales del país, desde el año 2018 al 2021, según datos del Ministerio de Justicia y de Seguridad Púlbica (MJSP).

Otro 4% (924) de las denuncias judicializadas concluyeron en “sentencias absolutorias”; mientras que el otro 9% (1,841) terminaron en “sobreseimientos”; mientras que sólo un 1% (145) de las denuncias concretaron en “salidas alternas”. Estos hechos son señalados por la Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz (Ormusa), por la prevalencia de “patrones” promotores de la “cultura de violación”.

En el contexto de la propuesta por incrementar la carga punitiva de los delitos de violación y de agresión sexual agravada, es un hecho que incrementaría el plazo de prescripción de la pena. Pero la representante de la organización, Silvia Juárez, reserva sus opiniones:

Según lo destaca, en sus 30 años de participación en la sanción de norma que penalicen los delitos sexuales, debe abordarse una “reforma estructural a todos los delitos contra la libertad sexual e identidad sexual”. Asimismo, indicó que las reformas deben incurrir en “valoraciones de carácter procesalista; y considerar sumisión y la vulnerabilidad química de las víctimas”.

La representante de Ormusa sostiene que las condenas deben garantizar la proporcionalidad a los derechos cometidos contra las víctimas. Recuerda que anteriormente “el acoso sexual tenía una pena que era menos a 3 años. Y hubo mucha demanda social de que debía castigarse con una pena más dura. ¿Qué ocurrió tras la aprobación de una pena más dura al acoso sexual?, que la forma en cómo se quería, se cayeron; porque la consideración en los juzgados era de tan poca importancia, que no obedecía, o que no sustentaba al principio de proporcionalidad de la pena”

Los diputados, en cambio, sostienen que el incremento de las penas por delitos sexuales, hasta los 12 años de prisión “es más acorde y proporcional al daño infringido a la víctima”.

“Estamos cumpliendo con la labor que nos corresponde de fortalecer las leyes para que ningún delito quede impune, y garantizar los derechos de la población. Estamos transformando la legislación para que los aplicadores de justicia tengan herramientas para imponer bien las penas”, aseguró la diputada del partido oficial, Nuevas Ideas, Lorena Fuentes.

Contrapunto

Más notas sobre el tema