México | Asesinan al 12° periodista en el año y ya son 62 durante el gobierno de AMLO

856

Con Antonio de la Cruz, suman 12 periodistas asesinados en lo que va de 2022

El reportero del periódico Expreso, Antonio de la Cruz fue asesinado en Ciudad Victoria, Tamaulipas al salir de su domicilio. Con este homicidio se eleva a 12 el número de periodistas asesinados en el país en lo que va de este 2022.

Desde comienzo del presente año el gremio periodístico ha sufrido una ola de violencia por el asesinato de periodistas siendo los más sonados el de Lourdes Maldonado, Margarito Martinez en Tijuana y los de Yessenia Mollinedo y Sheila Johana García Olivera en Veracruz.

En el caso de Antonio de la Cruz, los datos preliminares indican que fue asesinado al salir de su casa en la calle Puerta de la Luna, del Fraccionamiento Puerta de Tamatán.

Jesús Ramírez Cuervas, vocero de Presidencia, confirmó que en el ataque también su hija quedó gravemente herida y su esposa resultó ilesa.

El periódico Expreso informó en su sitio de internet que “ante este hecho de violencia, el Grupo Editorial Expreso-La Razón exige a las autoridades de todos los niveles que se haga justicia”.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas informó que inició una investigación por los hechos registrados este miércoles, de los que también tomó conocimiento la Unidad Especializada en la Investigación de los Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, Derechos Humanos y Grupos Vulnerables.

12 periodistas asesinados en lo que va de 2022

A continuación un listado de los periodistas asesinados en lo que va de este 2022.

Enero

1.- José Luis Gamboa, Veracruz (10 enero)

2.- Margarito Martinez, Tijuana, BC (17 enero)

3.- Lourdes Maldonado, Tijuana, BC (23 enero)

4.- Roberto Toledo, Zitácuaro, Michoacan (31 enero)

Febrero

5.- Heber López, Juchitán, Oaxaca (10 febrero)

6.- Jorge Camero, Empalme, Sonora (24 febrero)

Marzo

7.- Juan Carlos Muñiz, Fresnillo, Zacatecas (4 marzo)

8.- Armando Linares, Zitácuaro, Michoacán (15 marzo)

Mayo

9.- Luis Enrique Ramirez, Culiacán, Sinaloa (5 mayo)

10.- Yessenia Mollinedo, Cosoleacaque, Veracruz (9 mayo)

11.- Sheila Johana García Olivera, Cosoleacaque, Veracruz (9 mayo)

Junio

12.- Antonio de la Cruz, Ciudad Victoria (29 junio)

SSPC difiere en cifra de periodistas asesinados

En mayo, tras los asesinatos de Sheila Johana García Olivera y Yessenia Mollinedo, Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), señalaba que el gobierno federal tenía registrados nueve casos de homicidio contra periodistas y no 11.

Al presentar la sección “Cero Impunidad” en la conferencia del presidente López Obrador, el subsecretario señaló que aunque sea han mencionado que son 11 asesinatos contra comunicadores, la clasificación se obtuvo de acuerdo a las actuaciones ministeriales en las fiscalías, así como el testimonio de los familiares de las víctimas quienes refirieron cuál era la principal actividad.

“En lo que va el presente año hay nueve casos, se ha dicho que son 11, nosotros señalamos que son nueve, porque todos están soportados en actuaciones ministeriales de las fiscalías, e incluso en testimonios de familiares de las víctimas, quienes refieren cuál era la principal o la actividad, mejor dicho, de sus familiares victimados. Entonces por esa razón se ha llegado a esta cifra”.

Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, opciones para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.

El Universal


Van 62 comunicadores asesinados en el sexenio

Por Yulia Bonilla

El asesinato de Antonio de la Cruz no sólo representa el décimo segundo asesinato de periodistas en lo que va del 2022, sino, también, el número 62 para el sexenio del Presidente Andrés Manuel López Obrador, en el que prevalece la falta de castigo a los agresores.

El 27 de enero, cuando el país ya contaba los crímenes con los que les arrebataron la vida a José Luis Gamboa, Margarito Esquivel y Lourdes Maldonado, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas, informó que durante la actual administración se tenían contabilizados 52 homicidios contra representantes de la prensa mexicana.

Cuatro días después, tres personas tocaron la puerta de las instalaciones de Monitor Michoacán, en Zitácuaro, y, al introducirse los agresores, Roberto Toledo recibió varios disparos que acabaron con su vida, “aunque pudo ser cualquiera”, dijo entonces, en entrevista con La Razón, Armando López Linares, director de ese medio, y quien también fue ultimado el pasado 15 de marzo.

Apenas había transcurrido una semana del asesinato de Toledo, cuando Marco Ernesto Islas Flores también fue privado de la vida en Baja California, el 6 de febrero.

Alrededor del hecho se generó un debate, debido a que las autoridades y otros medios no lo consideraron parte de los crímenes cometidos contra la prensa debido a que, al momento de su muerte, ya no ejercía el periodismo, dijo su padre, el periodista local Marco Antonio Islas, del portal Zona Norte Noticias.

Gráfico

El 11 del mismo mes, Heber López se sumó a la lista, luego de que dos hombres armados irrumpieron en su estudio de grabación, ubicado en Salina Cruz, Oaxaca, y le dispararon.

El siguiente homicidio de un comunicador ocurrió el 24 de febrero, contra Jorge Camero, director del portal El Informativo, y quien hasta una semana antes del crimen fue secretario particular del alcalde de Empalme, Sonora, Luis Fuentes Aguilar.

Durante marzo se cometieron dos más: el de Juan Carlos Muñiz, en Fresnillo, Zacatecas, donde también trabajaba como taxista, y el de Armando Linares, en Michoacán, donde sujetos armados ingresaron a su domicilio.

En mayo sumaron tres homicidios. El primero, en contra de Luis Enrique Ramírez Ramos, periodista y fundador de Fuentes Fidedignas, cuyo cuerpo fue encontrado en un camino de terracería en Culiacán, Sinaloa.

En un hecho que conmocionó a la comunidad, incluso internacional, las periodistas Yessenia Mollinedo y Sheila Johana García, del diario veracruzano El Veraz, fueron acribilladas mientras se encontraban dentro de un auto particular frente a una tienda de conveniencia.

Sin castigo

Hasta el 5 de octubre, el informe Agravios contra Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, de la Segob, advirtió que la impunidad era del 89.3 por ciento en las investigaciones de los 47 periodistas asesinados hasta entonces, pues del total, sólo en cinco casos se habían dictado sentencias.

De los 13 homicidios de representantes de los medios de comunicación contabilizados este año, la cifra de sentencias permanece en cero; sin embargo, por estos casos ya hay 26 detenidos o buscados, de los que 19 han sido vinculados a proceso, según la última actualización del informe Cero Impunidad, que ofrece la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

PRD urge a que se revise la estrategia de seguridad

El coordinador de senadores del PRD, Miguel Ángel Mancera,consideró urgente revisar la estrategia de seguridad del país, tras el asesinato del periodista Antonio de la Cruz, en Ciudad Victoria, Tamaulipas.

Además de lamentar el hecho y expresar sus condolencias, el legislador señaló que se insistirá en sostener una reunión con el gabinete de seguridad “y conocer si hay algún rediseño a estos mecanismos de protección”.

En entrevista con medios previo a su participación en un foro organizado por la bancada perredista en San Lázaro, manifestó que el recorte presupuestal para las policías municipales y estatales ha impactado su desempeño.

Por lo anterior remarcó que es importante que en el próximo Presupuesto de Egresos de la Federación se etiquete un monto dirigido a fortalecer a las instituciones locales y así haya resultados en las emergencias que les compete atender a éstas.

“Ojalá se haga un ejercicio distinto…Si sólo se va a dotar de recurso para seguir fortaleciendo el esquema de Guardia Nacional, a la Guardia Nacional no le alcanza para darle protección a todo el territorio nacional, en los delitos del fuero común”, opinó.

Cuestionado sobre la propuesta anunciada por el PRI para que las familias cuenten con armas de alto calibre para enfrentar a la delincuencia, se pronunció en contra al sugerir que esto podría desatar crímenes como los vistos en Estados Unidos.

La Razón

Más notas sobre el tema