Destituyen a Guadalupe Llori de la presidencia de la Asamblea Nacional por incumplimiento de funciones

682

Con 81 votos se destituyó a Guadalupe Llori de la presidencia de la Asamblea Nacional

Tras un año y 17 días de actuar como presidenta de la Asamblea Nacional, la asambleísta Guadalupe Llori de Pachakutik (PK) fue destituida por una mayoría del pleno este 31 de mayo del 2022.

La resolución se tomó con 81 votos de 82 asambleístas presentes, en la reinstalación de la sesión 772 en la que se trató el informe de la Comisión Pluripartidista ad hoc que recomendaba su destitución del cargo por incumplimiento de funciones, tras una denuncia que presentó el legislador del Partido Social Cristiano (PSC), Esteban Torres.

La legisladora de la bancada de Unión por la Esperanza (UNES), Marcela Holguín propuso la moción de destitución de Llori, en la que se dispone que Virgilio Saquicela, asuma la presidencia y la Escolta Legislativa le dé la seguridad correspondiente.

Otros legisladores que integraron la Comisión Pluripartidista como Lucía Placencia de la Izquierda Democrática (ID), Peter Calo (PK) y Pamela Aguirre (UNES), defendieron el informe.

Aguirre, por ejemplo, aseguró que no se buscó la destitución de Llori por ser mujer o indígena, sino por incumplimiento de funciones. “Nadie está por sobre la ley”, enfatizó.

A las 21:22, se tomó votación de esta moción que se aprobó con 81 votos afirmativos y un voto en blanco.

De acuerdo con la Ley Orgánica de la Función Legislativa, ante la ausencia definitiva de la presidenta, la remplazará el primero o segunda vicepresidente, hasta que la Asamblea Nacional llene las vacantes al completarse los dos años de mandato.

A las 21:30, Virgilio Saquicela fue posesionado como presidente de la Legislatura, después de un juramento que le tomó el legislador Darwin Pereira, como vocal del Consejo de la Administración Legislativa (CAL).

Las primeras acciones de Saquicela fue convocar a la continuación de esta sesión este miércoles a las 13:30 para continuar con los puntos del orden del día; y anunció que este viernes convocará a la instalación de una nueva sesión para tratar y resolver en segundo debate sobre el proyecto de Ley de Uso Legítimo de la Fuerza.

Este escenario político empezó minutos después de las 16:00 de este martes 31 de mayo, en la que se reinstaló la sesión 772 que estaba presidida por el vicepresidente Virgilio Saquicela, luego de que el 18 de mayo último se apeló la presidencia a Guadalupe Llori.

En esta plenaria se trató el proyecto de Ley Violeta y al iniciar el legislador del PSC, Jorge Abedrabbo planteó una moción para rechazar las medidas cautelares emitidas por el juez Pedro Troya, de la Unidad Judicial de Quitumbe de Quito, el 27 de mayo, en la que se dispuso al pleno abstenerse de conocer y tratar el informe de la comisión ad hoc.

Abedrabbo señaló que estas medidas cautelares son extemporáneas, pues se resolvieron cuando la comisión pluripartidista se había extinguido al culminar la sustanciación de la denuncia de Torres el 25 de mayo. Además, evocó la independencia de funciones del Estado, pues los legisladores no se pronuncian respecto de las acciones judiciales.

Saquicela aceptó la inclusión del tratamiento de esta moción y dispuso la votación. En medio de los reclamos de los legisladores de PK que respaldan a Llori y los gritos de votación de las bancadas de Unión por la Esperanza (UNES) y del PSC y algunos independientes con 81 votos -de 83 legisladores presentes- se aprobó incluir esta moción, que incluía someter a debate el informe de la comisión partidista.

Saquicela suspendió el tratamiento del punto y dio una hora a la interpelada, Guadalupe Llori, para que se presente en el pleno y ejerza su derecho a la defensa. En tanto, continuó el tratamiento del proyecto de Ley Violeta.

Llori no había llegado. Se dio lectura al informe de la comisión, y después de casi dos horas de lectura, Llori no arribó al hemiciclo.

Pasadas las 19:20 el Palacio Legislativo se vio rodeado de efectivos de la Policía Judicial, que habrían llegado a apoyar a la Escolta Legislativa.

El asambleísta Darwin Moreira (PK), advirtió que se intentaba boicotear la sesión, interrumpiendo el Internet para evitar el registro de las votaciones. “Se cometería un acto ilegal si pretenden boicotear cualquier proceso que tenga que ver con las tecnologías de la información. A nosotros no nos van a venir con el engaño de que se cayó el sistema, se fue el internet. Conocemos cómo funciona esto y no vamos a permitir que esto pase”, subrayó.

En tanto, en el pleno Saquicela solicitaba se constate la presencia de Llori, pero se confirmó de su ausencia.

Se procedió con la intervención del denunciante, el asambleísta Esteban Torres, quien exaltó que las decisiones políticas no pueden ser sometidas a medidas cautelares. “Esta decisión que se tome estará revestida de la constitucionalidad necesaria”, precisó.

Recordó por qué se denunció a Llori, cuando no dio paso a la apelación de la presidencia en la sesión 766. Exhortaba a la Escolta Legislativa a respetar las decisiones políticas y que eviten intervenir con intentos de boicotear el debate.

“Este pleno toma decisiones políticas y la decisión que se tome al conocer este informe será política. Nada se asemeja a la Asamblea”, dijo y agregó que “la fuerza de la razón, la fuerza de la lógica está de nuestro lado” y pidió al pleno que tome la decisión de destituir a Llori de la dignidad de la presidencia.

El legislador de Pachakutik, Salvador Quishpe, resignado decía que podrá más la fuerza, que la razón y la ley. “Evidentemente la botarán, la destituirán. No será la primera vez que aquellos que han gobernado o desgobernado este país nos han dicho fuera”.

Recordó varios hechos del gobierno de Rafael Correa en el que murieron líderes indígenas y de los actos de corrupción. Eso molestó al bloque de Unión por la Esperanza (UNES) que lo interpelaba. Él enojado les espetó: “¡Silencio, carajo! y ahondó más las discrepancias, que minutos después se diluyeron.

Marcela Holguín le reprochó a Llori su obstinación por aferrarse a un cargo. “De sus mañas para evitar que se investigue las denuncias que han sido presentadas, como haber diezmado a funcionarios de la Asamblea; el país está cansado de su cinismo al utilizar la justicia para quedarse en la impunidad”.

Habló de acuerdos “bajo la mesa, las mañas y amenazas han servido para demostrar que no representa a la gente, usted solo está presidiendo para defender sus intereses. Por ellos llegó incluso a convertirse en una simple delegada más del Ejecutivo. No puede presidir el primer poder del Estado, su actuación no solo ha dejado en vergüenza la legislatura, también ha traicionado a todos los que creyeron en usted”.

Después de casi cuatro horas de debate, Saquicela fue posesionado como titular de la Asamblea Nacional y en una breve alocución le hizo extensiva la invitación al diálogo al presidente de la República, Guillermo Lasso.

“Hoy las circunstancias de la política nacional, permiten a este cañarejo que asuma la presidencia del primer poder del Estado, lo hago con altivez, con sencillez. Lo hago para representar a la patria, para sentarnos con todos los sectores, con los universitarios para hacer una ley positiva y que la gente pueda estudiar”, exaltó.

“Este viernes le daremos al país una ley de uso progresivo de la fuerza, en beneficio de esa gente que se sacrifica día a día en defender la vida de los ecuatorianos. (…) Mi compromiso con los 137 legisladores de caminar juntos en beneficio de la legislación y la fiscalización ecuatoriana”, agregó Saquicela, que anunció a su vez que este miércoles convocará a mantener reuniones con los miembros del CAL y los representantes de las cinco bancadas legislativas.

Más notas sobre el tema