Ecuador | Después de 13 días de protestas, cinco muertes y más de 200 heridos, el Gobierno deroga el estado de excepción en seis provincias

1.025

Bajan las tensiones en las calles, pero la Conaie dice que el paro continúa

Las primeras señales de humo blanco se divisaron en la tarde del 25 de junio, cuando el titular de la Asamblea, Virgilio Saquicela, confirmó un acercamiento entre la Conaie, la Feine y el gobierno de Guillermo Lasso.

Después de 13 días de un paro, que ha cobrado la vida de cinco personas y ha dejado más de 200 heridos, finalmente ambas partes se encontraron cara a cara en la Basílica del Voto Nacional, en Quito.

Según Saquicela, no hubo compromisos de paz o de deponer la protesta, pero hay acercamientos.

La dirigencia de la Conaie, encabezada por su presidente Leonidas Iza, prometió consultar a las bases la conformación de una comitiva para que se siente a dialogar. Mientras que del lado del Gobierno, el discurso bajó de tono y hubo predisposición para revisar los 10 puntos que demandan las organizaciones indígenas.

La segunda señal de una posible paz ocurrió cuando el Gobierno dispuso el fin del estado de excepción en seis provincias.

Además, derogó el decreto 459, una de las condiciones de la Conaie para dialogar. Todo parecía que habría un entendimiento, pero por la noche del sábado Iza arremetió nuevamente contra el Gobierno e indicó que la Asamblea intenta confundir a los manifestantes que están en las calles. Aseguró que siguen reunidos con las bases indígenas para definir futuras acciones, y mientras tanto la movilización sigue en pie.

“Nosotros dimos a conocer nuestra postura frente a la Asamblea, pero sin la posibilidad de topar ningún solo punto de las demandas, nos retiramos del recinto”, dijo Iza sobre el encuentro en la Basílica.

Varias calles volvieron a la ‘normalidad’

Al menos por un día, las calles de Quito dejaron atrás los enfrentamientos, sonidos de perdigones y humo de gases lacrimógenos.

Las vías que rodean a la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), el Parque El Arbolito y la Contraloría General del Estado, en el centro-norte de Quito, volvieron a recibir peatones y tránsito de vehículos durante la mañana del sábado.

En esta zona se habían registrado fuertes enfrentamientos entre manifestantes, militares y policías, que convirtieron las avenidas en un campo de batalla.

Pero, este sábado se percibía calma en la zona y el número de manifestantes era mucho menor, incluso el consejero de Gobierno, Diego Ordóñez habló de una masiva desmovilización de personas.

También hubo tiempo para que los grupos indígenas realicen una minga y limpien el ágora de la Casa de la Cultura. Mientras que en los alrededores, en las avenidas Patria, 6 de Diciembre y 12 de Octubre, la Policía Nacional realizó operativos a los vehículos.

Iza pide que no “pierdan el norte”

En una intervención ante una multitud en la Universidad Central, el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, dijo que el movimiento se dedicará a planificar las siguientes decisiones.

Adelantó que abrirán corredores viales para permitir el paso de los productos desde la Sierra Centro hacia la capital. Además, pidió a los manifestantes “no perder el norte” y “continuar en la lucha” para conseguir una respuesta a sus 10 pedidos.

“Si podemos bajar USD 0,20 o USD 0,40 del combustible, al momento de tanquear eso nos va a ayudar”. Leonidas Iza, presidente de la Conaie.

Luego del encuentro con el Gobierno en la Basílica, Iza participó de la segunda asamblea popular de las bases indígenas en la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CEE). “Han dicho que ya acabó el paro, que ya se están yendo. No, compañeros. No se acabó el paro, no vamos caer”, aseveró Iza.

Primicias

Más notas sobre el tema