Docentes marcharon en reclamo de mejoras salariales

1.204

Maestros: “No hay nada que celebrar este 22 de junio”

Docentes de San Salvador y de otros maestros se reunieron este miércoles en la capital, en el Día del Maestro, para exigir una vez más al Ministerio de Educación (MINED) y a diputados de la Asamblea Legislativa un salario que les permita vivir y una pensión que pueda sostener a sus familias.

“No hay nada que celebrar este 22 de junio”, gritaban a una sola voz los docentes en una marcha que partió del Parque Cuscatlán, sobre la Alameda Roosevelt y la 25 Avenida Norte. “Queremos pensiones dignas, no de hambre” exigían en otra consigna. La marcha tenía previsto llegar hasta la Asamblea.

Francisco Zelada, secretario general del Sindicato de Maestros y Maestras de la Educación Pública en El Salvador (SIMEDUCO), señaló que parte de las demandas del magisterio es el cambio del sistema previsional vigente.

“Después de septiembre de 2017, la tasa de retorno para los educadores en concepto de pensiones oscilan los $200, es una pensión que no permite que los educadores se retiren y los que ya se retiraron enfrenten graves crisis económicas por el costo de la vida”, afirmó Zelada.

El sindicalista también pidió a las autoridades de Educación que les convoquen para dialogar por la nivelación salarial que deben revisar este 2022 y que está establecida en el artículo 33 de la Ley de la Carrera Docente.

Por su parte, Jorge Villegas, secretario general de de Bases Magisteriales Salvadoreñas, señaló que las pensiones que están recibiendo los docentes son menores a los $300 y no les alcanza para tener una vida digna. “La demanda central es una pensión digna y justa porque las pensiones que les están llegando a los maestros y maestras son de 265 y muchos de ellos tienen enfermedades que necesitan atención médica y resulta que el Instituto Salvadoreño de Malestar Magisterial no atiende”, dijo Villegas.

Bases Magisteriales reclamó además que una docente que necesitaba unos trasplantes cocleares tiene más de 10 años esperando una operación en el Instituto Salvadoreño de Bienestar Magisterial (ISBM).

Los docentes que marcharon primero visitaron el Instituto de Bienestar Magisterial y entregaron un escrito solicitando que a todos se les brinden medicamentos y luego se dirigieron a la Asamblea Legislativa, donde fueron recibidos con una barricada y agentes de la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO).

La Prensa Gráfica

Más notas sobre el tema