Marea verde: mientras el norte retrocede, el sur avanza – Por Luciana Mazzini Puga

786

Tras la anulación del derecho del aborto en Estados Unidos, los países de América Latina son referentes en la legislación feminista.

Casi medio siglo después del histórico fallo Roe vs Wade, la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos dio un giro conservador y anuló el derecho al aborto en el país. De esta manera, los estados podrán restringir o, incluso, prohibir el acceso a la interrupción del embarazo, como es el caso de Missouri que ya se convirtió en el primer estado en prohibirlo. En este contexto, los países latinoamericanos y su “marea verde” se colocan como referentes en materia de derechos humanos de las mujeres y personas gestantes.

A partir de 1973, Estados Unidos supo estar a la vanguardia con la resolución que permitió el acceso al aborto. En diálogo con la Agencia de Noticias Científicas de la UNQ, Catalina Martínez Coral, directora regional del Centro de Derechos Reproductivos (organización que litigó en el caso) declaró: “Las mujeres quedaron en una completa situación de desprotección y la mitad de los estados están listos para pasar leyes que restrinjan o prohiban totalmente el aborto”.

En Estados Unidos, aproximadamente una de cada cuatro mujeres enfrenta un aborto a lo largo de su vida. En ese sentido, Martínez Coral explica que cerca del 41 por ciento de las mujeres en edad reproductiva se verán afectadas por la decisión de la Corte. “Este precedente nos preocupa porque el derecho al aborto había sido reconocido a través de la enmienda 14 y del derecho que habla de libertad y vida privada. Este último fue el que se usó para avanzar en otras cosas, como el matrimonio interracial o de personas del mismo sexo. Nos preocupa el futuro de las libertades individuales”, subraya.

La situación en América Latina

Mientras el norte retrocede, el sur avanza. Recientemente, Colombia, Argentina y México despenalizaron la práctica del aborto y se posicionan hoy como faro a seguir por los movimientos feministas.

En febrero pasado, la Corte Constitucional de Colombia despenalizó el aborto hasta la semana 24 de gestación. Por su parte, a finales de 2020, Argentina legalizó la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14, mediante la ley 27.610. En el caso de México, cada estado tiene su propia legislación. En Ciudad de México, Oaxaca, Hidalgo y Veracruz está permitido el aborto libre y sin restricciones durante las primeras 12 semanas de gestación.

No obstante, el país presidido por Andrés Manuel López Obrador recibió buenas noticias recientemente: en septiembre del año pasado, la Corte Suprema de Justicia declaró inconstitucional criminalizar el aborto de manera absoluta, así como reconocer el derecho a la vida desde la concepción. Si bien el fallo refería a las leyes de los estados de Coahuila y Sinaloa, sentó precedente para el resto de los estados de México por haber obtenido mayoría en la Corte.

Además de los países nombrados, el aborto está despenalizado en Uruguay, Cuba, Guyana y Guyana Francesa.

En esta línea, Martínez Coral destaca: “A nivel internacional, los países y los organismos de derechos humanos deben presionar a Estados Unidos para lograr que los estados no restrinjan el acceso al aborto y que podamos seguir avanzando en legislaciones estatales y no federales”.

Agencia de noticias científicas – UNQ

Más notas sobre el tema