Lo que dejaron las reuniones de Bolsonaro y Boric con Biden en la Cumbre

896

Ante el cuestionamiento de Biden, Bolsonaro esgrimió que Brasil protege a la Amazonía

Por Pablo Giuliano

El presidente Joe Biden ofreció este jueves ayuda a Brasil para financiar políticas de protección de la selva amazónica en un encuentro bilateral con su par brasileño, Jair Bolsonaro, quien respondió que su país preserva muy bien a la región.

Aliado del líder opositor estadounidense y expresidente Donald Trump, Bolsonaro se reunió por primera vez con Biden, en el marco de la Cumbre de las Américas que se desarrolla en Los Angeles, mostrando a Brasil como un garante del medio ambiente y de la producción mundial de alimentos.

Bolsonaro defendió sus políticas ambientales en la selva amazónica ante Biden.

“A veces sentimos amenazas a la soberanía en esa región del país (la Amazonía), pero Brasil preserva muy bien su territorio”, afirmó Bolsonaro.

Fue en respueta al escueto discurso de Biden, de menos de dos minutos, en el cual hizo hincapié en su política de cambio de matriz energética mundial y preservación de la selva sudamericana, de la cual Brasil posee el 60 por ciento.

“Debemos ayudar a una recuperación económica y también hay preocupación climática. Ustedes intentan proteger la Amazonia y creo que el resto del mundo debería ayudarlo a la preservación porque es una responsabilidad muy grande”, afirmó el estadounidense.

Bolsonaro citó datos que los especialistas cuestionan, como que el 85 por ciento de la selva amazónica brasileña está preservada y dijo que su país se convertirá “pronto” en un exportador de energías limpias.

La cuestión ambiental es una de las banderas del Partido Demócrata de Estados Unidos mientras que para Bolsonaro, en cuanto ex capitán del Ejército, el asunto amazónico se inscribe en la tesis militar de que ese territorio es objeto de codicia extranjera por su riqueza mineral y biodiversidad.

La defensa de la política hacia la Amazonía ocurre cuando la región está en el foco debido a la desaparición del indigenista Bruno Pereira y el corresponsal inglés Dom Phillips, luego de haber sido amenazados por mafias que se oponen a la demarcación de tierras indígenas en la región.

También, el mandatario de ultraderecha dijo que espera en Brasil que este año haya “elecciones limpias y transparentes”, llevando sus sospechas sobre el sistema electoral al primer plano de las relaciones exteriores brasileñas, siendo que las encuestas lo muestran muy lejos en intención de voto del expresidente y líder opositor Luiz Inácio Lula da Silva para los comicios del 2 de octubre.

Bolsonaro, quien en los últimos meses ha acusado a la justicia electoral de querer la victoria de Lula manipulando el escrutinio de la próxima elección, insistió en que quiere elecciones limpias, pero es el único candidato o partido que puso en duda el sistema.

“Este año tenemos elecciones en Brasil y nosotros queremos elecciones limpias, confiables y auditables para que no haya ninguna duda. Tengo seguridad de que las elecciones serán con espíritu democrático. Llegué al cargo por la democracia y tengo seguridad de que lo dejaré también en forma democrática”, afirmó.

Bolsonaro fue el último presidente del G-20 en reconocer la derrota de Trump tras haberse sumado a las denuncias de fraude falsas contra Biden.

En el plano interno, el gobierno evalúa que la imagen de Bolsonaro al lado de Biden en la cumbre de Los Angeles evita el concepto de que está aislado del mundo que explota la oposición.

Por otra parte, Bolsonaro dijo que Brasil está dispuesto a cooperar para construir un camino de salida de la guerra que libran Rusia y Ucrania desde hace más de 100 días.

“Lamentamos el conflicto y tengo un país para administrar. Hay que ser cautelosos porque las consecuencias de la pandemia y la equivocada política de quedarse en casa dejando en segundo plano a la economía trajo consecuencias económicas terribles, como la inflación y el precio de la energía”, afirmó Bolsonaro.

Télam


Chile | En bilateral con Biden, Presidente Boric aboga por “nuevo trato continental”

Por Edgar Pfennings de la Vega

Al rededor de media hora estuvo la noche de este jueves el Presidente Gabriel Boric en un reunión con el mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, en Los Ángeles (California), en el marco de la IX Cumbre de las Américas.

Los temas abordados giraron en torno a asuntos económicos, principalmente las repercusiones de la inflación a nivel mundial, fenómeno fuertemente influenciado por la guerra en Ucrania y la pandemia.

«Con Joe Biden discutimos estrategias continentales para enfrentar alza del costo de la vida para nuestros pueblos», expresó a través de redes sociales el jefe del gobierno de nuestro país tras el encuentro, en el que también participó la ministra de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola.

El jefe de Estado agregó que «además trabajaremos por pacto tributario global contra paraísos fiscales. Desde el Sur estamos comprometidos por un desarrollo sostenible y equitativo».

«En la medida que Estados Unidos entienda que países de América Latina somos sus pares y jamás subordinados, podremos trabajar juntos. Es condición necesaria para un nuevo trato continental que promueva en el mundo la democracia, los derechos humanos y la lucha contra el cambio climático», concluyó Boric tras la cita.

Por su parte, la canciller Urrejola afirmó que «uno de los puntos que le planteó el Presidente Boric al Presidente Biden es la necesidad de que Estados Unidos mire América Latina como iguales, que es algo fundamental».

«A partir de eso, (debemos) trabajar de manera conjunta en el conjunto de desafíos que tenemos como hemisferio. Uno de los temas, que fue el eje central de la conversación, fue el alza del costo de la vida, algo que está sufriendo Estados Unidos, que está sufriendo la región, y cómo podemos afrontarlo», añadió la secretaria de Estado.

Impasse con diplomático estadounidense

Previo al encuentro con Biden, Boric participó de una conferencia de prensa junto a representantes de otros países de la región en que lanzaron el pacto «Américas por la Protección del Océano», sin embargo, el mandatario sufrió una confusión que debió aclarar posteriormente.

En dicha instancia, el jefe de Estado sostuvo que «vamos a estar contribuyendo de manera decidida y les vamos a poder decir con más propiedad a los países desarrollados, como Estados Unidos, que no está aquí presente, como la Unión Europea, como China y como India, que tienen el deber de hacer más esfuerzos para proteger nuestro medioambiente».

El problema es que Estados Unidos sí se encontraba presente en ese encuentro a través del reconocido diplomático, exsecretario de Estado y exsenador, John Kerry, quien actualmente es encargado de asuntos climáticos de la Casa Blanca.

Minutos después, Boric fue notificado de su error y tuvo que rectificar sus dichos: «Muchas gracias, señor Presidente (…) ¿Dónde está la cerveza?«, respondió bromeando Kerry tras la aclaración del jefe de La Moneda, dando por superado el impasse.

El Desconcierto


Argentina | Cumbre de las Américas: Alberto Fernández y Bolsonaro se reunieron durante media hora

Por Jonathan Heguier

El presidente Alberto Fernández se reunió con su par brasileño, Jair Bolsonaro. Fue en medio de la Cumbre de las Américas que se desarrolla en Los Ángeles. Según confirmó el propio Fernández, Bolsonaro se acercó a saludarlo y estuvieron juntos durante media hora.

Hablaron sobre todo de la integración energética entre ambos países. “Nos quieren comprar gas”, fue una de las definiciones que dieron desde la comitiva sobre el encuentro que no fue difundido en un principio por el gobierno argentino, que intenta avanzar con la construcción y puesta en marcha del gasoducto Néstor Kirchner desde Vaca Muerta.

Mientras tanto, se espera que el mandatario argentino anuncie junto a su par chileno, Gabriel Boric, un acuerdo bilateral en torno a dicho insumo energético. Los precios del gas y el petróleo se dispararon este año producto de la guerra entre Rusia y Ucrania y está en agenda de todo el mundo.

La novedad la difundió Bolsonaro a medios locales con entusiasmo. Es que el presidente brasileño está en la recta final para lograr la reelección. En octubre irá a los comicios, en donde enfrentará al líder del Partido de los Trabajadores, Luiz Inácio Lula Da Silva. No la tendrá fácil: el dirigente de izquierda es el favorito según las encuestas, y algunas de las mismas auguran que está al borde de un triunfo en primera vuelta.

El discurso de Alberto ante Biden

El presidente Alberto Fernández dio su discurso en la IX Cumbre de las Américas que se desarrolla en Los Ángeles, Estados Unidos, y le puso voz a los reclamos de la región. Su mensaje se centró en la desigualdad y la pobreza que habita en América. Criticó duramente a la OEA y frente a Joe Biden dijo: “Los años previos a su llegada al gobierno de Estados Unidos estuvieron signados por una política inmensamente dañina”.

Desde el Centro de Convenciones, Fernández le habló directo al mandatario norteamericano y lo invitó a “abrirse de modo fraterno en pos de favorecer intereses comunes”. También, cuestionó a la administración de Donald Trump al señalar que los años previos la llegada de Biden “estuvieron signados por una política inmensamente dañina para nuestra región desplegada por la administración que lo precedió”. En ese dentido, reclamó: “Es hora de que esas políticas cambien y los daños se reparen”.

El Presidente concluyó la redacción de su discurso que trabajó durante horas junto al Canciller Santiago Cafiero en el vuelo de Aerolíneas Argentinas que lo llevó a Los Ángeles. El gobierno argentino se ocupó en que no se filtrara una línea y Fernández no hizo declaraciones públicas a la espera de este discurso. Se espera que en las próximas horas arranque ronda de entrevistas con periodistas argentinos e internacionales.

El Destape


Diseñar un Plan Ecuador, similar al Plan Colombia, la propuesta de Guillermo Lasso a los Estados Unidos para afrontar el narcotráfico

Ejecutar un Plan Ecuador similar al Plan Colombia, para contrarrestar el narcotráfico transnacional, es una propuesta que llevará el presidente de la República, Guillermo Lasso, a su homólogo de los Estados Unidos, Joe Biden, apenas pueda mantener con él un diálogo bilateral.

Esta idea la reveló este 8 de junio en una entrevista para el programa Conclusiones de la cadena CNN, cuando era consultado sobre la ola de violencia que enfrenta el Ecuador.

“El enemigo es el narcotráfico, el tráfico de armas, tráfico de personas y se requiere de nuevas tecnologías. Yo al presidente Joe Biden y a los Estados Unidos les diré: Oiga, así como con Colombia y el Plan Colombia necesitamos el Plan Ecuador, porque no es posible que la factura la pague solo un país pequeño que trata de impedir el uso de su territorio para el narcotráfico, porque también es proteger a los niños y jóvenes de los Estados Unidos. Entonces, creo que la factura hay que compartirla con los Estados Unidos y Europa”, expresó Lasso, quien se encuentra en los Estados Unidos participando de la IX Cumbre de las Américas.

Aunque no ahondó en detalles sobre las implicaciones de esta propuesta, comentó que se lo pedirá a Biden cuando mantenga una reunión bilateral “cara a cara”. “El primer punto que le voy a plantear es este: el problema de seguridad, que recibimos apoyo, pero no es suficiente, necesitamos un apoyo más contundente”.

Reconoció que su gobierno no tiene la capacidad para enfrentar el problema solo y que necesita apoyo internacional. “… Necesitamos también recursos económicos y le vengo a plantear a la sociedad americana que Ecuador necesita ayuda, no nos pueden dejar solos en esta guerra. Ayudaron a Colombia, ahora toca ayudar al Ecuador”, enfatizó.

El Plan para la Paz y el Fortalecimiento del Estado o Plan Colombia para la Paz, más conocido como Plan Colombia, se suscribió en el año 1999 entre los exmandatarios de Estados Unidos Bill Clinton y Andrés Pastrana de Colombia, este último es un cercano amigo del presidente Lasso.

Guillermo Lasso destacó avances de Ecuador en temas migratorios y éxito del plan de vacunación en su visita a EE. UU. por la IX Cumbre de las Américas

Este acuerdo bilateral surgió con el objetivo de generar una revitalización social y económica, terminar con el conflicto armado interno en Colombia y crear una estrategia antinarcótica, articulada con la erradicación de cultivos de coca.

Pero este mecanismo tuvo efectos en Ecuador, con la migración de miles de ciudadanos colombianos que buscaban refugio huyendo de la violencia.

Fue así como el expresidente Rafael Correa, a su llegada al poder en el 2007, implementó una iniciativa similar que contemplaba fortalecer la economía de las regiones fronterizas e impulsar su desarrollo social, que denominó Plan Ecuador, pero con el lema de la ‘no intervención’ extranjera.

En ese entonces, Correa anunció que se contaba con un presupuesto de $ 135 millones para financiar proyectos de seguridad y orden social en la zona de frontera, que incluyó la regularización de migrantes colombianos.

Quince años después, Lasso retoma esta idea de Plan Ecuador, que estaría enfocada en la lucha contra el narcotráfico, pues según sus cifras, en el último año se incautaron 300 toneladas de droga, lo que produce una reacción violenta de las bandas criminales que propician las matanzas en las cárceles; y en las estadísticas, 14 muertes violentas por cada 100.000 habitantes.

¿Es viable implementar un Plan Ecuador con el apoyo de los Estados Unidos? Sí, y podría tener resultados positivos, aunque el Gobierno nacional deberá precisar qué es lo que requiere, coinciden analistas consultados.

Fernando Carrión, catedrático y analista en seguridad, explicó que el vínculo de carteles de Albaina, Brasil, México, Colombia con Ecuador son claros y eso obliga a tener estrategias y políticas conjuntas, y con los Estados Unidos hay un elemento adicional porque gran parte del narcotráfico que se produce en Colombia, Perú y Bolivia se dirige hacia ese país por ser el principal consumidor de cocaína del mundo, siendo necesario que se establezcan este tipo de acuerdos.

No obstante, ese proceso no será fácil porque el Gobierno ecuatoriano deberá tener claridad de lo que requiere y presentar un plan local que le permita observar los déficits que pueden ser inteligencia, tecnología, recursos económicos y humanos.

Aclaró que un Plan Colombia en Ecuador tiene sus diferencias. “El Plan Colombia tenía dos objetivos: acabar el conflicto interno por la presencia de grupos armados y guerrillas, que Ecuador no tiene; y la segunda, que se inscribía en la política de la guerra a las drogas, que era básicamente atacar los lugares de producción de las drogas. En este caso, Ecuador sí produce cocaína, pero no cultiva coca y eso hace que sea una cosa distinta”.

Cuatro ministros acompañan a Guillermo Lasso en su viaje a Estados Unidos por la Cumbre de las Américas

Cree además que deberá establecerse una política correcta, porque en el 2000 Colombia reportaba 900 toneladas de producción de coca, y en la actualidad, pese al Plan Colombia, tiene el doble de producción.

Si Ecuador no es un país de cultivo, sino que importa y luego exporta, “lo lógico sería tener una política de colaboración para que no entre la droga al país. (…) Si logramos un proceso de cooperación para un Plan Ecuador que impida la entrada de droga, gran parte del problema de la violencia en el país se detendrá”, indicó.

Para el coronel en servicio pasivo Mario Pazmiño, emprender este proyecto significará que esté listo una planificación legal y de seguridad.

“El Ecuador no tiene un plan integral de seguridad y tendrían que elaborarlo, porque es necesario demostrar a los Estados Unidos que se están haciendo esfuerzos para combatir al narcotráfico. Actualmente hay una Fuerza de Tarea, pero habrá que informar que se va a conformar otra para la protección del Litoral, que aún no la tiene para el combate al crimen transnacional”, ejemplificó.

“Son decisiones que tiene que tomar el Gobierno y decir: Señores, estamos combatiendo solos al crimen organizado transnacional, necesito la cooperación internacional, y los Estados Unidos van a evaluar qué acciones se han tomado”, añadió.

Pazmiño reflexionó en que un plan de esta magnitud no solo se concentra en lo militar o armamentístico, sino que abarca lo social, en cuanto a salud, educación, generación de empleo. “Es un plan integral, no es solo de defensa. Las intenciones pueden ser buenas, pero si no estamos preparados para esto, estamos en un problema”, refirió.

Desde la diplomacia, el catedrático y analista de temas internacionales Carlos Estarellas cree que la iniciativa es positiva y aspira a que no solo se quede en la declaración.

“Este es un proceso en el que formalmente, mediante los órganos diplomáticos, se tendrá que solicitar esa ayuda. En este momento, el presidente Lasso ha hecho una declaración, pero para poder solicitarlo tendrá que formalizarlo a través de los canales diplomáticos al Gobierno americano. Ojalá que no solo sea una declaración…”, dijo.

Coincidió en que el régimen deberá detallar a ese país qué necesita, porque un “Plan Ecuador no solo incluye el ámbito militar, sino también reformas legales y sociales. El Plan Ecuador para ser igual al Plan Colombia trae deberes, derechos y reformas de lado a lado”. (I)

¿Qué es el Plan Colombia?

En 1999 surgió el denominado Plan para la Paz y el Fortalecimiento del Estado o Plan Colombia para la Paz, más conocido como Plan Colombia, que se constituyó como un acuerdo bilateral suscrito entre los expresidentes de los Estados Unidos Bill Clinton y Andrés Pastrana Arango, de Colombia.

Este Plan se concibió como un programa de desarrollo integral para Colombia, con los propósitos de trabajar en el fortalecimiento institucional y desarrollo social, recuperación económica y social, negociación política del conflicto y lucha contra el narcotráfico.

Para ejecutarlo se estimó una inversión que provenía de los dos países, por $ 7.500 millones, de los que $ 4.360 millones se dedicarían a la lucha contra las drogas.

El analista y catedrático Fernando Carrión detalló que hasta ahora este Plan le ha costado a los Estados Unidos alrededor de $ 20.000 millones; y, en la actualidad, Colombia contaría con siete bases militares para la lucha contra el narcotráfico.

El Universo

Más notas sobre el tema